Estación meteorológica en la ventana
Cambio Climático Clima TEMAS

¿Cómo elegir una estación meteorológica?

Hay muchos aspectos a tener en cuenta sobre cómo elegir una estación meteorológica. Desde los propios instrumentos hasta el precio que tiene, las características que tiene deben encajar con tus propias necesidades. Y es que no necesitas comprar una estación profesional si lo único que quieres saber es qué tiempo hace en tu balcón.

Con los cambios de temperatura, y en especial con el auge del cambio climático, son muchas más las personas que se deciden por contar con una estación meteorológica. Sus funciones de predicción y de análisis del clima ayudan a prever si hoy toca paraguas o crema solar, así como enseñar a los más pequeños la importancia de la meteorología.

Tipos de estaciones meteorológicas

En el mercado existe una gran cantidad de marcas y de modelos de estaciones meteorológicas, por lo que a veces se hace complicado decidirse por un modelos concreto. Vamos a explicarte, de forma muy resumida, los tipos de estaciones meteorológicas que existen.

Las estaciones meteorológicas domésticas son sencillas y fáciles de utilizar. Tienen una buena variedad de funcionalidades más allá de medir el clima, como reloj despertador o ser capaces de avisarte cuando la humedad de una habitación es demasiado alta, y que por lo tanto puede aparecer moho.

Por otro lado, las estaciones meteorológicas catalogadas como profesionales tienen un repertorio de herramientas más amplio y, por lo general, más precisas. Muchas veces requieren de una instalación más compleja porque cuentan con pluviómetros y anemómetros. 

A partir de aquí puedes encontrar tanto estaciones meteorológicas digitales como inalámbricas, dependiendo de la tecnología que se haya utilizado en su fabricación. Las digitales aprovechan pantallas de gran calidad para ofrecerte la información con mucha claridad, mientras que las inalámbricas puedes consultarlas desde el móvil.

4 consejos para elegir el modelo correcto

Seguro que ya le has echado un ojo a alguna estación meteorológica. O quizás no. En cualquier caso, estos cuatro consejos te van a servir como referencia a la hora de adquirir una estación meteorológica, permitiéndote reflexionar sobre algunos aspectos claves que debes tener en cuenta. Si quieres profundizar más sobre el tema te recomendamos que le eches un ojo a esta guía de compra realizada por estacionesmeteorologicas.top.

Fíjate en los sensores que tiene

  • Las estaciones pueden estar formadas por una centralita y uno o más sensores inalámbricos. 
  • Dependiendo de tus necesidades, contar con estaciones de múltiples sensores inalámbricos te permitirá vigilar la temperatura y humedad de varios lugares a la vez, como las habitaciones.
  • Hay sensores complejos de instalar, que requieren que los coloques en un sitio alto para que sus herramientas funcionen correctamente.
  • Hay otros más sencillos, como los sensores de pluviómetro. Estos necesitan estar en un espacio despejado para que te funcionen correctamente.

La curva de aprendizaje y facilidad de uso

  • Las estaciones meteorológicas más sencillas solo requieren que se les coloque las pilas y ellas mismas se sincronizan con los sensores inalámbricos.
  • Es importante que el manual de instrucciones esté en un lenguaje que entiendas, por si tienes algunas dudas y saber si la estación está mal configurada o simplemente no funciona.
  • Familiarízate con la conectividad que disponga, ya sea wifi o bluetooth. Podrás recibir todos los datos en tu móvil con comodidad siempre que estés dentro de rango, e incluso a veces a través de internet.
  • Que la pantalla sea legible y puedas visualizarla con comodidad. Algunas son en blanco y negro, pero hay modelos de estaciones meteorológica que tienen pantallas de muy buena calidad.

La valoración de sus usuarios

  • Las opiniones de usuarios de estaciones meteorológicas te ayudarán a aprender de sus propias experiencias, evitándote posibles decepciones y devoluciones.
  • Ten en cuenta tanto las valoraciones positivas como las negativas, ya que ni todo es tan bueno como parece ni tan malo como podría llegar a ser.
  • A más valoraciones haya, más probable sea que el abanico de opiniones sea más amplio. Tómate tu tiempo para leer todas las que necesites para convencerte.
  • Al final eres tú quien toma la última decisión, por lo que haz caso a lo que te diga tu cabeza.

El precio que cuesta

  • Las estaciones meteorológicas baratas tienen pocas funcionalidades y son muy fáciles de usar, pero puede que fallen antes.
  • Las estaciones meteorológicas que cuestan más te aportarán mayor garantía y fiabilidad tanto en resultados como en vida útil.
  • Dependiendo de qué uso le vayas a dar, te saldrá más a cuenta adquirir una u otra, teniendo en cuenta las funciones de sus herramientas y el objetivo que tengas.
  • Clasifica las estaciones en rangos, tanto por su precio como por la impresión que te han ofrecido. Así reducirás la lista de posibles candidatas.
Compártelo en tus redes

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario