Contaminación Temas-Especiales

¿Qué son los peligrosísimos Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs)?

cops, contaminantes, furanos, dioxinas, cancer, pcvs, contaminantes

Los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs) son sustancias químicas tóxicas, persistentes y bioacumulables en los organismos, causando efectos diversos en la salud humana y en el ambiente. Son mezclas y compuestos químicos a base de carbono que incluyen compuestos industriales como los PCBs, plaguicidas como el DDT y residuos no deseados como las dioxinas. Los COPs son principalmente productos y subproductos de la actividad industrial, de origen relativamente reciente.

Estas sustancias se transportan a grandes distancias a través del aire y el agua y se han dispersado por todo el mundo, hasta regiones muy distantes de su fuente original. La comunidad internacional tiene ahora que tomar acciones globales urgentes para eliminarlos.

Son contaminantes porque…

En muy bajas concentraciones afectan gravemente la salud de los seres humanos, animales y el ambiente. Algunos COPs, en concentraciones extraordinariamente bajas, pueden alterar funciones biológicas normales, incluyendo la actividad natural de las hormonas y otros mensajeros químicos, y disparar una serie de efectos potencialmente dañinos.

Son persistentes porque…

Permanecen mucho tiempo en el ambiente, incluso decenas de años, resistiendo la degradación por el sol, su degradación química y la degradación por otros microorganismos.

Son bioacumulables porque…

Se acumulan en los tejidos grasos de los organismos. Se biomagnifican, es decir, aumentan su concentración en cientos o hasta millones de veces a medida que van subiendo en las cadenas alimenticias. Los COPs tienen generalmente alta solubilidad en lípidos (se disuelven fácilmente en grasas y aceites) y baja solubilidad en agua (no se disuelven fácilmente en agua).

Se dispersan …

Los COPs son generalmente semi-volátiles, es decir que que se evaporan a una velocidad relativamente lenta. Se dispersan ampliamente en el medio ambiente, a través del viento, ríos y corrientes marinas, trasladándose a todas partes del planeta. Se han encontrado en el agua, suelo, sedimentos, animales y personas, incluso en el Artico y en lugares muy alejados de donde originalmente fueron liberados. Cuanto más frío es el clima menor es la tendencia de los COPs a evaporarse.

¿Cuáles son?

Los problemas con los COPs han motivado su prohibición y restricción severa en muchos países y acciones internacionales. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), ha llamado ha establecer un convenio internacional obligatorio sobre 12 COPs de manera prioritaria, que además defina los criterios para añadir nuevas sustancias y establezca mecanismos de apoyo a los países en desarrollo.

LOS 12 COPS MÁS SUCIOS

El Convenio de Estocolmo sobre contaminantes orgánicos persistentes, que entró en vigor el 17 de mayo de 2004, se fija como meta reducir, y con el tiempo eliminar totalmente, los contaminantes orgánicos persistentes, empezando por los más nocivos:

ALDRINA: plaguicida utilizado en la lucha contra los insectos del suelo como las termitas, saltamontes, gusano de la raíz del maíz y otras plagas agrícolas.

BIFENILOS POLICLORADOS: estos compuestos se utilizan en la industria como fluidos de intercambio térmico, en transformadores y condensadores eléctricos y como aditivos en pinturas, papel autocopiante, selladores y plásticos.

CLORDANO: utilizado considerablemente en la lucha contra las termitas y como insecticida de amplio espectro en una serie de cultivos agrícolas.

DDT: tal vez el más tristemente célebre de los contaminantes orgánicos persistentes, el DDT, se utilizó ampliamente durante la Segunda Guerra Mundial para proteger a los soldados y civiles del paludismo, el tifus y otras enfermedades propagadas por los insectos. En muchos países se continúa aplicando DDT contra los mosquitos, para luchar contra el paludismo.

DIELDRINA: utilizada principalmente para luchar contra las termitas y las plagas que atacan a los textiles, la dieldrina se ha empleado también para combatir las enfermedades propagadas por insectos y a los insectos que viven en suelos agrícolas.

DIOXINAS: estos productos químicos contaminantes se generan de manera no intencional por la combustión incompleta, así como durante la fabricación de algunos plaguicidas y otros productos químicos. Además, algunos tipos de reciclado de metales y blanqueo de pulpa y de papel pueden generar dioxinas. Asimismo se han encontrado en las emisiones de automotores, y en el humo del tabaco y la combustión de turba y carbón de leña.

ENDRINA: este insecticida se fumiga en las hojas de algunos cultivos como el algodón y los cereales. Se ha usado también como rodenticida, en la lucha contra, por ejemplo, ratones y campañoles.

FURANOS: estos compuestos contaminantes se producen de forma no intencionada a partir de los mismos procesos que generan las dioxinas,y se encuentra también en las mezclas comerciales de PCB.

HEPTACLORO: utilizado principalmente para matar insectos del suelo y termitas, el heptacloro se ha empleado más ampliamente para combatir los insectos del algodón, saltamontes, otras plagas de los cultivos, y los mosquitos vectores del paludismo.

HEXACLOROBENCENO: el hexaclorobenceno ataca los hongos que afectan a los cultivos alimentarios. Es también un producto secundario de la fabricación de determinados productos químicos industriales, y existe como una impureza en los procesos que generan dioxinas y furanos.

MIREX: este insecticida se utiliza principalmente para combatir las hormigas rojas, y se ha empleado contra otros tipos de hormigas y termitas. Se ha utilizado también como pirorretardante en plásticos, caucho y objetos eléctricos.

TOXAFENO: este insecticida, también llamado canfecloro, se emplea en los cultivos de algodón, cereales, frutas, nueces y hortalizas. Se ha utilizado asimismo para luchar contra las garrapatas y los ácaros del ganado.

FICHAS TÉCNICAS DE ESTOS 12 CONTAMINANTES, pinchando aquí.

Daños:

Contaminan los alimentos especialmente los productos lácteos y la carne.

Pasan al feto a través de la placenta y se excretan en la leche materna; amenazando el derecho de las mujeres de proteger su salud reproductiva y la salud de las futuras generaciones .

Producen efectos crónicos como el cáncer y malformaciones en animales y seres humanos.

Contaminan el suelo, atmósfera, agua, flora y fauna silvestre.

En los animales los COPs producen: disminuye la reproducción y por lo tanto, del tamaño de la población,funcionamiento anormal de la tiroides y otros desarreglos del sistema hormonal,feminización de los machos y masculinización de las hembras, anomalías del comportamiento, tumores, cáncer y malformaciones congénitas.

En humanos los COPs pueden producir: cáncer y tumores en múltiples sitios, desarreglos neuro-conductuales incluyendo problemas de aprendizaje, reducción del rendimiento y cambios en el temperamento, cambios en el sistema inmunológico y neurológico, problemas reproductivos y desórdenes ligados al sexo, período de lactancia en las madres, enfermedades como la endometriosis( desorden ginecológico, crónico y doloroso, en el que los tejidos del útero crecen fuera del útero.), el aumento de la incidencia de la diabetes y otras.

¿Qué hacer?

Exigir a los gobiernos la elaboración de planes nacionales de eliminación de los COPs y una política ambiental que aplique el principio precautorio para garantizar la protección de la salud y el medio ambiente.

Demandar a nuestros gobiernos una participación activa en las negociaciones del Convenio internacional que convoca las Naciones Unidas para lograr la eliminación global de los COPs.

Participar activamente con las organizaciones que forman la Red Internacional de Eliminación de los COPs (IPEN por sus siglas en inglés) formada por agrupaciones ambientalistas, médicos, cietíficos,consumidores y organizaciones sociales de América Latina, Europa, Estados Unidos y Africa.

Defender el derecho a la salud y a un medio ambiente sano, para ti, tu familia y las futuras generaciones.

ALTERNATIVAS

En lugar de DDT programas de control integral del mosquito y del paludismo: insecticidas alternativos, repelentes botánicos mejoramiento de vivienda, detección y tratamiento oportuno de enfermos.

En lugar de plaguicidas químicos fomentar el manejo ecológico de plagas: control biológico, insecticidas botánicos, fertilización biológica, rotación y asociación de cultivos.

Evitar la incineración de residuos clorados presentes en los desechos hospitalarios, residuos peligrosos y basura urbana; y apoyar programas de producción más limpia y tecnologías de tratamiento que no produzcan dioxinas.

Eliminar el PVC en los envases y artículos de consumo humano.

Usar gas en lugar de residuos peligrosos como combustible en hornos de cemento.

Material elaborado por:
Coordinación Regional de RAP-AL
Colaboración y Revisión:
María Elena Rozas – Alianza por una Mejor Calidad de Vida – RAP-AL-Chile
Fernando Bejarano – RAPAM
Servicio de Información sobre Sensibilidad Química Múltiple y Salud Ambiental

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

Posts más compartidos