Huellas en arena
Imagen de Andrina Smylie en Pixabay
Conciencia Educación Ambiental Reciclaje TEMAS

10 formas de mejorar su reciclaje

El reciclaje urbano inició hace casi cuatro décadas, cuando una empresa de papel estadounidense quería un símbolo para comunicar el contenido reciclado de sus productos a los clientes. El concurso de diseño que organizaron fue ganado por Gary Anderson, un joven diseñador gráfico de la Universidad del Sur de California. El símbolo, basado en la tira de Mobius (una forma con un solo lado y sin final) ahora es universalmente reconocida como el símbolo del reciclaje.

Para muchas personas, el reciclaje involucra los contenedores de plástico azules y las botellas. Parte del problema es que las grandes empresas, como las grandes embotelladoras de cerveza y refrescos, utilizan el reciclaje para librarse de la responsabilidad de ocuparse de los envases que fabricaron. Pero el reciclaje es un principio de diseño, una ley de la naturaleza, una fuente de creatividad y una fuente de prosperidad. Para cualquiera que busque mantenerse alejado del reciclaje patrocinado por empresas y que desee hacer del mismo una parte más integral de sus vidas, esta guía es una descripción general del trabajo preliminar básico, así como algunos de los conceptos más finos y avanzados que han surgido en los últimos años.

A saber: “Reciclar una tonelada de ‘desechos’ tiene el doble de impacto económico que enterrarlos en el suelo. Además, reciclar una tonelada adicional de desechos pagará $ 101 más en sueldos y salarios, producirá $ 275 más en bienes y servicios, y generar $ 135 más en ventas que desecharlo en un vertedero “. 

Principales consejos de reciclaje

1 – Primero lo primero, un poco de R & R & R

El aforismo está tan usado que casi podría parecer que “reducir, reutilizar, reciclar” debería ser costumbre. La mayoría de nosotros solo hemos escuchado realmente el último tercio de la frase, y están clasificados en orden de importancia, pero hay varios pasos que debemos considerar antes de reciclar. Reducir la cantidad que consumimos y cambiar nuestro consumo a productos y servicios bien diseñados es el primer paso. Lo siguiente es encontrar usos constructivos para los materiales “de desecho”. Si está roto, arréglelo, no lo reemplace. Si puede, devuélvalo al productor (especialmente los electrónicos). O mejor aún, ¡no compres ningún producto empaquetado! Tirarlo al contenedor de reciclaje debería ser la última opción. Un buen ejemplo de reciclaje es colocar las botellas de agua vacías en el contenedor de la acera. Pero al usar un filtro de agua y un recipiente reutilizable, puede que reduzca o elimine por completo su necesidad de botellas de plástico desechables.

2 – Sepa lo que puede y no puede reciclar

Lea las reglas de reciclaje de su área y asegúrese de no enviar nada que no pueda ser procesado. Cada ciudad tiene sus propios detalles, así que trate de seguir esas pautas lo mejor que pueda. Sin embargo, puede ser más complicado que eso. Existe el reciclaje real, y el reciclaje verde y saber la diferencia puede ayudarlo a evitar alentar a las empresas a que realicen un reciclaje falso para sentirse bien. Por ejemplo, Illy, la empresa cafetera, inició un programa de reciclaje de cápsulas para sus monodosis de café desechables. La realidad es que el ‘programa de reciclaje’ envía las cápsulas a otra parte del país (¡hola, emisiones de carbono!) Y luego recicla las cápsulas al nivel más bajo posible. Sus anuncios pueden hacer que los clientes se sientan mejor al deshacerse de las cápsulas, pero sabemos la verdad detrás del esquema y no recicla en su mejor momento.

3 – Comprar productos de reciclaje

La esencia del reciclaje es el movimiento cíclico de materiales a través del sistema, eliminando los residuos y la necesidad de extraer más materiales vírgenes. Apoyar el reciclaje significa alimentar este circuito no solo reciclando, sino también apoyando los productos reciclados. Ahora podemos encontrar un alto contenido reciclado en todo, desde papel de impresora hasta sillas de oficina. Pero asegúrese de conocer la diferencia entre reciclable y reciclado. Tetra Pak dice que el uso de materiales reciclados en sus empaques, pero solo el 18 por ciento de los Tetra Paks se recicla, por lo que el ciclo de reciclaje no está cerrado.

4 – Anime a un artista

Si conoce a alguien interesado en hacer arte con materiales reciclados, ofrézcase a proporcionar suministros. Muchos niños en edad escolar necesitan artículos como tubos de toallas de papel para proyectos de arte. Los grandes artistas usan de todo, desde bandas de goma hasta puertas de hornos. Si conoce a alguien que imparta clases de arte, sugiera que se ponga énfasis en hacer arte a partir de la basura. Mientras lo hace, recuérdeles que usen papel reciclado y pegamentos, pinturas y lápices biodegradables y ecológicos siempre que sea posible. ¡No olvide que también puede poner su creatividad y reutilizar sus materiales reciclados!

5 – Reciclaje del agua

Si es propietario de una casa, considere reorganizar las tuberías para que el agua de lluvia o las aguas residuales de la ducha y la bañera se utilicen para descargar el inodoro. Si tiene un jardín, riéguelo con agua de baño sobrante o agua para lavar platos (siempre que use un jabón biodegradable).

6 – Recicle su vegetación

William McDonough y Michael Braungart, autores del revolucionario Cradle to Cradle , imaginan los llamados “desechos” divididos en dos categorías: nutrientes técnicos y nutrientes biológicos. Los nutrientes biológicos son aquellos que, al final de su vida útil, pueden descomponerse y regresar al suelo de manera segura y fácil. El compostaje es uno de los métodos de reciclaje más simples y efectivos. Tanto los esquejes de su jardín como los desechos verdes de la cocina pueden colocarse en un compostador para exteriores o interiores (con o sin entretener a una población de gusanos). Si usted no tiene un jardín, busque vecinos o un jardín comunitario que pueda aprovechar su suelo. El compostaje de restos de comida hará que la papelera de la cocina normal se llene más lentamente y tampoco huela. Los montones de compost más calientes y activos también pueden consumir cosas más difíciles como periódicos y servilletas de papel. Después de Navidad, muchas ciudades también tienen programas para convertir su árbol en mantillo.


7 – Recicle su tecnología

El reciclaje de productos electrónicos se está volviendo más común en muchas áreas urbanas, el reciclaje de baterías es omnipresente (las baterías recargables son ecológicamente más sólidas, pero incluso se desgastan después de un tiempo), y hay una serie de organizaciones sin fines de lucro que aceptan partes de computadoras y convertirlos en computadoras que funcionen para otros. Empresas como Ebay también ha desarrollado programas para ayudar a sus dispositivos electrónicos a encontrar nuevos hogares. Otros grupos con mucho gusto reciclarán su teléfono celular o se lo darán a una persona mayor, ya que incluso sin un contrato, aún puede hacer llamadas de emergencia. Si tiene un electrodoméstico importante que no funciona y prefiere reemplazarlo en lugar de intentar repararlo, ofrézcalo a los talleres de reparación locales, escuelas de oficios o aficionados para que lo modifiquen. Muchas ciudades ahora ofrecen días de reciclaje de desechos peligrosos en los que no solo aceptarán desechos peligrosos, sino también electrónicos.

8 – Anticípese al reciclaje

Además de comprar productos reciclados, esté atento a los productos reciclables. Siempre que compre algo empaquetado, piense en cómo puede reutilizar el empaque, devolverlo a una tienda de envío para su reutilización o intentar reciclarlo de otra manera. Los productos que se fusionan de manera imposible a menudo se denominan “híbridos monstruosos” y, aunque a menudo son más baratos desde el principio, con frecuencia no se pueden arreglar ni reciclar.

9 – Si no amas algo, déjalo ir

Muchas organizaciones benéficas agradecen tus donaciones. Existen grupos para ayudarlo a deshacerse de objetos útiles que simplemente no desea utilizar. Regala ropa que no te quede, las cajas que usaste en tu última mudanza o jabones perfumados que no atraigan tu sensibilidad. Establezca una regla en su casa de que nada utilizable se tira a la basura hasta que le haya dado a la comunidad una oportunidad justa.

10 – Conviértase en un analista de flujo de residuos

Para comprender mejor el tipo de materiales que entran y salen de su hogar, oficina o escuela, considere realizar una auditoría de residuos . Establezca un lapso de tiempo como una semana o un mes y separe sus categorías de desechos. Pesar los diferentes tipos de flujos de material que salen por la puerta (residuos de vertedero, compost orgánico, aluminio, plástico reciclable, material reutilizable, etc.). Diseñar un programa de “recuperación de material” que minimice la cantidad que va al vertedero. Este es un gran ejercicio para hacer con los niños, pero también puede ser muy convincente para los altos ejecutivos corporativos, especialmente porque la mayoría de las empresas pagan para que se retiren la basura y pueden obtener dinero para papel reciclado, contenedores, cartuchos de tóner, cartón corrugado y tal.

Por Margaret Badore. Artículo en inglés.

Compártelo en tus redes

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario