Alcachofas
ALIMENTACION Alimento-Estrella

Los enormes beneficios de comer alcachofas

Las alcachofas son un vegetal de aspecto intimidante para los desconocidos. Pero no dejes que las espinas afiladas o el exterior geométrico te asusten. Con un poco de conocimiento y la salsa de inmersión adecuada, la alcachofa se convierte en un refrigerio saludable delicioso y fuera de serie.

Las alcachofas tienen muchos beneficios para la salud, aquí te dejamos 10:

-Rico en antioxidantes: las alcachofas están llenas de fitonutrientes con beneficios antioxidantes que ayudan con todo, desde evitar el cáncer hasta fortalecer su sistema inmunológico. Un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition clasificó a las alcachofas como incluso más altas que el chocolate negro, los arándanos y el vino tinto por tener la mayor cantidad de antioxidantes por porción, y son el número 7 de 20 en la lista de los 20 mejores alimentos ricos en antioxidantes del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

-Alto contenido de fibra: la alcachofa lleva la corona para el mayor contenido de fibra natural de cualquier vegetal y sobre la mayoría de los granos. Muchas personas se sorprenden al enterarse de que solo 120 gramos de alcachofa tienen más de 10 gramos de fibra, o casi la mitad de su requerimiento diario.

-Reduce el colesterol: las alcachofas han demostrado una y otra vez que son efectivas para reducir el colesterol. En dos pruebas controladas con placebo, los antioxidantes en el extracto de hoja de alcachofa redujeron los niveles de colesterol del paciente en 4.2% y 18.5%.

-Función hepática: su hígado produce bilis para eliminar toxinas peligrosas y grasas digestivas. Las alcachofas ayudan enormemente con este proceso, al aumentar de manera demostrable la bilis como resultado del fitonutriente cinarina, que se encuentra en las alcachofas. Las alcachofas también se rellenan con la silimarina flavonoide que impide que se produzca el proceso de lípidos por oxidación en las membranas celulares de los tejidos del hígado.

-Digestión mejorada: la cinarina y la fibra en las alcachofas las convierten en una gran herramienta para mantener un sistema digestivo saludable. La cinarina productora de bilis alivia la hinchazón y otros dolores digestivos. La fibra ayuda a descomponer los alimentos y mantener el sistema digestivo en movimiento. La inulina, una de las principales fuentes de fibra en las alcachofas, es prebiótica. El prebiótico aumenta la cantidad de bacterias probióticas en el estómago.

-Reduce la presión arterial: el sodio aumenta la presión arterial. El potasio reemplaza a los electrolitos y compensa los efectos negativos del sodio. Las alcachofas son ricas en potasio. Por lo tanto, las alcachofas reducen la presión arterial.


-Construye huesos fuertes: las alcachofas son ricas en vitamina K, que contienen el 12% de su ingesta dietética recomendada (DRI), y juegan un papel crucial en la salud ósea en curso. También tienen vitamina C, que participa en la formación de colágeno. El colágeno es, entre otras cosas, esencial para la salud ósea.

-Bajo en calorías: la alcachofa es un gran refrigerio porque es muy baja en calorías y grasas, pero alta en fibra, lo que te hace sentir lleno. Además, el proceso lento de comer cada hoja de alcachofa individual psicológicamente te hará sentir como si tuvieras un gran refrigerio.

-Aumenta la inmunidad: las alcachofas son ricas en vitamina C, que es esencial para mantener un sistema inmunológico saludable.

-Salud de folato: las alcachofas frescas contienen muchos ácidos fólicos, que están involucrados con las enzimas en la síntesis de ADN. Comer alcachofa y obtener la cantidad recomendada de ácido fólico puede alterar sus genes.

Artículo en inglés


Compártelo en tus redes

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Puedes apoyar nuestro trabajo