Urnas funerarias biodegradables: ¿qué son y cómo funcionan?

Las urnas funerarias biodegradables son recipientes diseñados para contener las cenizas de una persona fallecida después de la cremación. A diferencia de las urnas tradicionales, que suelen estar hechas de materiales como metal o cerámica, las urnas biodegradables están fabricadas con materiales naturales y orgánicos que se descomponen de manera natural con el tiempo, sin causar un impacto ambiental negativo.

Estas urnas son una opción respetuosa con el medio ambiente para la disposición de cenizas cremadas y se utilizan en ceremonias funerarias ecológicas. El tiempo que tarda una urna biodegradable en desintegrarse depende del material del que esté hecha y de las condiciones ambientales.

En general, las urnas biodegradables que se entierran en la tierra tardan entre 6 meses y 1 año en desintegrarse. Las urnas biodegradables que se colocan en el agua suelen desintegrarse en un plazo de semanas o meses.

Según nos informa la empresa Interfunerarias de Madrid, a través de su sede del Tanatorio de San Isidro en Madrid , las urnas biodegradables son una opción cada vez más popular para las familias que desean un servicio funerario más respetuoso con el medio ambiente.

¿Por qué elegir una urna biodegradable?

Elegir una urna biodegradable para la disposición de cenizas cremadas puede ser una buena opción si pensamos en la sostenibilidad ambiental, ya que las urnas biodegradables están hechas de materiales naturales y orgánicos que se descomponen de manera natural con el tiempo.

Si decides optar por una urna biodegradable, estás reduciendo el impacto ambiental negativo asociado con materiales no biodegradables como el metal o la cerámica normalmente utilizados para las urnas tradicionales.

Por otra parte, estas urnas permiten que las cenizas se integren de manera más armoniosa en el entorno natural. Puedes elegir un lugar especial en la naturaleza, como un bosque, un jardín o un río, para la dispersión de las cenizas, lo que puede proporcionar un sentido de conexión con la tierra y la vida.

A continuación, te explico cómo funcionan y algunas de sus características principales:

  1. Materiales biodegradables: Las urnas funerarias biodegradables están hechas de materiales como papel, cartón, arcilla, madera, sal, cáscara de coco, fibras naturales o materiales similares. Estos materiales se descomponen de manera natural en el entorno, lo que significa que no dañan el medio ambiente.
  2. Descomposición gradual: Cuando se coloca una urna biodegradable en la tierra o en el agua, comienza un proceso de descomposición gradual. Con el tiempo, la urna se desintegra y se mezcla con el entorno, permitiendo que las cenizas se dispersen de manera natural.
  3. Diversas opciones: Existen una amplia variedad de urnas funerarias biodegradables disponibles en el mercado, en diferentes tamaños, formas y diseños. Algunas están diseñadas específicamente para su uso en tierra, mientras que otras son adecuadas para su colocación en agua, como ríos o lagos.
  4. Personalización: Muchas urnas biodegradables permiten la personalización con inscripciones, grabados o elementos decorativos que representen los gustos o la personalidad de la persona fallecida.
  5. Uso en ceremonias ecológicas: Estas urnas son ideales para quienes desean realizar una ceremonia funeraria que sea respetuosa con el medio ambiente. Pueden ser utilizadas en ceremonias en la playa, en bosques, jardines o en cualquier otro entorno natural.
  6. Son más económicas: Las urnas biodegradables suelen ser más baratas que las urnas convencionales. Y están disponibles en una variedad de formas, tamaños y materiales. Por lo que puedes ajustarla a tu presupuesto. En general, las urnas de papel son las más económicas, mientras que las urnas de madera o bambú son las más caras.

En resumen, las urnas funerarias biodegradables son una alternativa sostenible y respetuosa con el medio ambiente para la disposición de cenizas cremadas. Están diseñadas para descomponerse de manera natural, evitando la contaminación ambiental y permitiendo que las cenizas se integren en la naturaleza. Su elección depende de las preferencias y valores personales del difunto y sus seres queridos.

Normativas locales

Es importante verificar las normativas locales y regulaciones funerarias antes de elegir una urna biodegradable, ya que las leyes sobre la disposición de cenizas pueden variar según la ubicación geográfica.