decrecimiento

El decrecimiento como alternativa al colapso de la Humanidad

El decrecimiento como alternativa (Carlos Taibo, profesor de Ciencia Política)

La teoría del decrecimiento propone un cambio radical en la lógica del sistema económico actual. En lugar de perseguir el crecimiento económico como objetivo principal, aboga por una reducción controlada del consumo y la producción en los países ricos, con el fin de alcanzar un equilibrio más sostenible con el medio ambiente y una mejor distribución de la riqueza.

Las bases de la teoría:

  • Reconocimiento de los límites del planeta: La Tierra tiene recursos finitos y el crecimiento económico ilimitado está llevando al agotamiento de estos recursos y a la degradación del medio ambiente.
  • Crítica al consumismo: El modelo actual de consumo desmedido genera una gran cantidad de residuos y emisiones contaminantes, y no conduce a una mayor felicidad o bienestar.
  • Priorización del bienestar social: El decrecimiento busca reorientar la economía hacia la satisfacción de las necesidades básicas de las personas y el desarrollo de valores como la solidaridad, la cooperación y la comunidad.

¿Cómo se implementaría el decrecimiento?

No existe un único modelo para implementarlo, pero algunas medidas que se podrían tomar incluyen:

  • Reducción de la jornada laboral: Distribuir el trabajo disponible entre más personas para reducir el consumo y la producción.
  • Implementación de una renta básica universal: Asegurar un nivel de vida digno para todos, independientemente del trabajo.
  • Revalorización del trabajo no remunerado: Dar valor al trabajo doméstico, el cuidado de los niños y ancianos, y otras actividades que no se remuneran en la economía actual.
  • Desarrollo de una economía circular: Reducir el consumo de recursos y la generación de residuos mediante la reutilización, reparación y reciclaje.

Críticas a la teoría del decrecimiento:

  • Impacto en el empleo: Se argumenta que la reducción del consumo y la producción podría generar desempleo.
  • Dificultad para implementarlo: Se cuestiona la viabilidad política y social de un cambio tan radical en el sistema económico.
  • Riesgo de retroceso social: Algunos temen que podría llevar a una disminución del bienestar social y a un aumento de la pobreza.

La teoría del decrecimiento es un tema complejo y controvertido, pero que está ganando cada vez más atención en el contexto de la crisis climática y la desigualdad social. Es importante seguir debatiendo y profundizando en esta propuesta para explorar sus potencialidades y desafíos.

Para más información, puedes consultar:

El decrecimiento es una cuestión de conciencia

Los automóviles ‘verdes’ emanan de una lógica de progreso industrial y de crecimiento y no lograrán curar los males del planeta, sostiene el filósofo Jacques Grinevald. El profesor en el Instituto Universitario de Estudios del Desarrollo y pionero en el movimiento del decrecimiento responde a swissinfo al margen del abierto Salón del Automóvil de Ginebra.

Ecologismo de los pobres

El economista catalán Joan Martínez Alier visitó Chile para participar en el Congreso Latinoamericano de Ecología Política, que se desarrolló entre el 21 y el 24 de octubre en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FAU) de la Universidad de Chile. Allí se lanzó la edición chilena de su libro El ecologismo de los pobres, reeditado por Editorial Quimantú, en colaboración con el Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (Olca). Joan Martínez Alier es profesor de Economía e Historia Económica de la Universidad Autónoma de Barcelona, investigador en el St. Antony’s College de Oxford y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), y miembro fundador y presidente entre 2006 y 2007 de la Sociedad Internacional para la Economía Ecológica y la Asociación Europea de Economía para el Medio Ambiente. Actualmente dirige la revista Ecología Política.

El Cambio Climático y el Decrecimiento

El cambio climático está ligado al incremento de los gases a efecto invernadero. En una medida natural estos gases regulan la temperatura en el planeta, pero la explotación excesiva de las energías fósiles y la producción desaforada de nuestra sociedad han creado un desequilibrio en este fenómeno natural.

La gente feliz no suele consumir

Serge Latouche propone vivir mejor con menos. Profesor emérito de Economía en la Universidad París-Sud, es una de las voces mundiales del llamado movimiento por el decrecimiento.

Nacido en Vannes (Francia) hace 70 años, ante un público que le escuchaba sentado hasta en los pasillos de acceso al salón de actos del Colegio Mayor Larraona de Pamplona, subrayaba ayer noche que el actual ritmo de crecimiento económico mundial es tan insostenible como el deterioro y la falta de recursos en el planeta.

Energías renovables y decrecimiento

¿Pueden las energías renovables sacarnos del aprieto ambiental y energético mundial en el que estamos? Sí y no. La respuesta a esa pregunta depende de las premisas sociales y económicas que uno adopte. Si uno presume una economía mundial que crece sin parar y por ende una demanda energética per cápita que aumenta eternamente, si uno presume que el espiral de consumo y desperdicio continuará ascendiendo para siempre, entonces las renovables no son opción viable.

Un modelo de desarrollo para los nuevos tiempos

La construcción de redes “contrahegemónicas” se convierte en un aspecto prioritario, en un desafío, las alianzas a nivel local, regional, nacional e internacional son necesarias, al igual que una “transnacionalización de los movimientos sociales”, sobretodo en aquellos países donde los daños al medio ambiente se están concentrando en zonas transfronterizas.

La batalla contra la obsolescencia programada

Hasta enero de 2011 muy pocos sabían qué era eso de la ‘obsolescencia programada’. Sin embargo, la emisión del documental Comprar tirar comprar hizo que el término entrara con fuerza en el diccionario colectivo y que todo el mundo hablara de esos productos ‘fabricados para no durar’. El debate se trasladó a las redes sociales y llegó a convertirse en trending topic mundial.

¿Entienden bien sus defensores las implicaciones políticas radicales de una economía de crecimiento cero?

A lo largo de cincuenta años se ha ido acumulando la literatura que señala la contradicción entre la búsqueda del crecimiento económico y la sostenibilidad ecológica, aunque haya tenido un efecto poco apreciable sobre la teoría o la práctica de la economía. Unos pocos han seguido intentando introducir la economía del estado estacionario en la agenda, pero sólo en los últimos años ha comenzado esta discusión a tomar impulso. La tesis inicial que aquí sostenemos es que no se puede reformar ni reparar la sociedad de consumo capitalista: Se ha de desechar y rehacer en gran medida de acuerdo sobre bases bastante distintas.