La globalización de la crisis y el shift geopolíico

A distancia de aproximadamente un lustro a partir la explosión de la crisis económico-financiera y a pesar de los innumerables análisis que se han producido para su comprensión, los estudios y las sugerencias indicadas, los liderazgos de los países implicados no han podido aún hallar y aplicar soluciones satisfactorias, ni para una contención, ni para una superación de la misma. Esto se debe al hecho de que la singularidad de esta crisis – que pone al descubierto las contradicciones del sistema neoliberal – hay que buscarla también en la relaciones que ésta tiene con el cambio geopolítico global en acto, el punto muerto en el que se debaten los vértices políticos, económicos y financieros son una particular expresión de la tensión que existe entre los partidarios del viejo orden unipolar y los estímulos hacia la evolución multipolarista del escenario internacional.

Como el cuadrito de vender a crédito o a contado

Los países de Latinoamérica tenemos unas ventajas comparativas y competitivas extraordinarias, una misma cultura, un mismo (o dos idiomas) una sola religión, un solo crisol de razas, un territorio inmenso, enormes cantidades de recursos minerales y una gran población con decenas de millones de profesionales preparados.