Industrias extractivas (minería e hidrocarburos), problemática de los recursos naturales no renovables en América Latina y la Misión de la Iglesia

Se ha comprobado que el desarrollo de actividades industriales para la exploración y explotación minera y de hidrocarburos genera una liberación, dispersión y deposición de productos químicos y residuos de diversa naturaleza, tales como cianuro de sodio, plomo, arsénico, uranio, mercurio y otros metales pesados. Ellos contaminan directamente o por infiltración, los recursos hídricos (glaciares, lagos, ríos y el agua en el subsuelo), el aire y el suelo. En algunos casos la contaminación perdura por miles de años, provocando graves enfermedades y mutaciones genéticas. Este hecho, sumado a la destrucción de suelos (lixiviación) y de paisajes –que para algunas comunidades indígenas son considerados sagrados-, perjudica sensiblemente la calidad de vida tanto de las personas como de animales y plantas.

“Burócratas de lo sagrado” – Entrevista con Leonardo Boff

El más importante cónclave de la jerarquía católica romana del continente se realizará entre el 13 y el 31 de mayo en ese rincón del Estado de San Pablo. A donde llegará también el Papa Benedicto XVI –entre el 9 y el 13 de mayo- para participar en la ceremonia de apertura de la conferencia. “De la Iglesia Católica nadie espera novedades”, enfatiza con cierto escepticismo Leonardo Boff, teólogo y militante brasilero, uno de los padres fundadores de la Teología de la Liberación.