ALIMENTACION Alimento-Estrella ECO-NOTICIAS

El ajo reduce la presión arterial y el riesgo cardíaco

El ajo y el aceite de ajo respectivamente han sido parte de la humanidad durante mucho tiempo. Desde la historia antigua, la gente ha usado el ajo como accesorio de cocina y como medicina natural. Picante en sabor y con olor a cebolla (su primo cercano), el ajo continúa siendo consumido por sus beneficios culinarios y de salud por personas de todo el mundo.

El Allium sativum (Ajo), se considera más comúnmente como un complemento culinario. De hecho, es omnipresente, barato y delicioso.

Hoy, examinaremos quién, qué, cuándo, dónde, por qué y cómo del ajo. Nuestro enfoque estará en los beneficios medicinales del ajo, más específicamente, la forma concentrada de ajo, que es el aceite de ajo. Al igual que su fuente, el aceite de ajo también es relativamente barato. Y tiene el beneficio adicional de ser además de ampliamente disponible y económico, menos picante.

Antes de entrar en los 12 beneficios comprobados para la salud del ajo, echemos un vistazo rápido a la fascinante historia medicinal de la planta.

EL AJO Y EL ACEITE DE AJO EN LA HISTORIA

“Que la comida sea tu medicina y la medicina sea tu comida”. ~ Hipócrates (c. 460 a. C. – c. 375 a. C.)


El ajo tiene una historia increíblemente rica, desde la antigua Grecia hasta nuestros días.

El «padre de la medicina occidental», Hipócrates, supuestamente «recetó» ajo para un montón de dolencias, incluidos problemas de digestión, fatiga, infecciones parasitarias y problemas respiratorios. Hipócrates probablemente abogó por llevar ajo a los olímpicos griegos originales.

Poco después de ser presentado a los griegos, la promoción del ajo se extendió al antiguo Egipto, al «Valle del Indo» (actual Pakistán y la India occidental). La gente de la antigua India hizo del ajo un compuesto esencial en la medicina ayurvédica.

Esos antiguos curanderos indios introdujeron la planta del ajo a los curanderos chinos. Hoy, China es responsable del 80 por ciento del ajo mundial.

Nota al margen: El gobierno chino ha sido criticado recientemente por funcionarios de salud internacionales por «blanquear» su ajo para hacerlo más atractivo. Según la publicación India Times, también está «cargado de pesticidas».



La planta del ajo finalmente se dirigió hacia el oeste hacia el Nuevo Mundo después de ser introducido por aventureros y comerciantes de Francia, Portugal y España.

BENEFICIOS PARA LA SALUD DEL AJO Y EL ACEITE DE AJO

EL AJO ES NUTRITIVO Y BAJO EN CALORÍAS

Libra por libra (¿diente por diente?), Se encuentra entre los alimentos más saludables y nutritivos. Solo un diente de ajo contiene el 2 por ciento del valor diario (DV) de manganeso y vitamina B6. La misma cantidad también contiene 1 por ciento de selenio y vitamina C. Otros minerales en cantidades respetables incluyen calcio, cobre, hierro, fósforo y potasio.

PUEDE REDUCIR EL RIESGO DE CÁNCER DE PULMÓN

El cáncer de pulmón representa el 18 por ciento del total de muertes por cáncer a nivel mundial, o 1,6 millones de personas. Algunos científicos creen que los compuestos organosulfurados (OSC) en el ajo, excretados a través de los pulmones, proporcionan efectos protectores para el cáncer de pulmón.

En un estudio de 7 años publicado en la revista Cancer Prevention Research, los científicos en China descubrieron que las personas que comían ajo crudo al menos dos veces por semana tenían una probabilidad de 44 a 72 por ciento menor de desarrollar cáncer de pulmón. Casi 6,000 personas participaron en el estudio histórico.

PUEDE PROTEGER LA OSTEOARTRITIS

Un equipo de investigación del King’s College y la Universidad de East Anglia postula que las verduras allium pueden reducir los síntomas de la artritis, específicamente la osteoartritis (OA). La OA es una afección que se caracteriza por una degeneración del cartílago y el hueso subyacente.


Según el estudio, publicado en la revista BMC Musculokeletal Disorders, 1,000 mujeres que regularmente comían frutas y verduras, incluyendo «alliums», mostraron menos signos de OA de inicio temprano.

ES UN ANTIBIÓTICO POTENTE

El aceite de ajo posee potentes propiedades antibióticas. Los antibióticos son sustancias farmacológicas que inhiben o destruyen el crecimiento de bacterias y microorganismos.

Según un estudio publicado en el Journal of Antimicrobial Chemotherapy, un compuesto en ajo llamado dialil sulfuro es hasta 100 veces más efectivo para resistir la bacteria Campylobacter. Campylobacter es una de las principales causas de enfermedad intestinal.

PROTEGE EL CORAZÓN

Otro componente del aceite de ajo, el dialil trisulfuro, es un protector cardíaco viable durante la cirugía y después de un paro cardíaco. Un equipo de investigación de la Universidad de Emory también encuentra que el dialil trisulfuro puede ser un tratamiento efectivo para la insuficiencia cardíaca. Otro componente del aceite de ajo, el sulfuro de hidrógeno, también demuestra propiedades protectoras del corazón.

En el estudio, publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, los ratones que sufrieron un ataque cardíaco al que se le administró sulfuro de dialilo tuvieron un 61 por ciento menos de daño cardíaco en comparación con el grupo de control.

Los mismos científicos también señalan que «el aceite de ajo posee un potencial significativo para proteger [el corazón]» de la miocardiopatía (enfermedad del músculo cardíaco) desencadenada por la diabetes.

REDUCE LA PRESIÓN ARTERIAL

La hipertensión, o presión arterial alta, es el factor clave de las enfermedades cardiovasculares, como los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares. A nivel mundial, más personas mueren de enfermedades del corazón que cualquier otra razón. En 2016, se estima que 15,2 millones de personas murieron de ECV en todo el mundo.

Algunos estudios muestran que las sustancias en el extracto de ajo reducen la presión arterial en personas con hipertensión. En un estudio, publicado en el Journal of Nutritional Biochemistry, un equipo de investigación concluye que «… el extracto de ajo … causa reducciones significativas en la presión arterial sistólica y diastólica». También conduce a una disminución de las reacciones de oxidación en el cuerpo».

PUEDE MEJORAR LOS NIVELES DE COLESTEROL

Si bien los beneficios propuestos del ajo para reducir los niveles de colesterol no son tan definitivos en comparación con sus efectos sobre la presión arterial, la evidencia anecdótica, e incluso cierta literatura científica, sugiere una posible conexión.

Con respecto a esto último, algunos estudios en los años 90 citan una reducción del 9-12 por ciento; en 2000, 4-6 por ciento. En un estudio de 2012 publicado en la revista Nutrition Reviews, los investigadores encontraron que 800 mg de extracto de ajo envejecido pueden reducir el colesterol en un 8 por ciento en personas que sufren de colesterol alto. La Dra. Karin Ried de la Universidad de Adelaida (AUS) afirma que los suplementos de ajo disminuyen el riesgo de «eventos coronarios» en un 38 por ciento en personas mayores de 50 años.

PUEDE SER UN POTENTE NEUROPROTECTOR

Como se mencionó anteriormente, es un potente antioxidante. Los científicos atribuyen las propiedades antioxidantes del ajo a múltiples compuestos activos, incluyendo S-acetilcisteína, S-alil-mercapto cisteína y N (alfa) -fructosil arginina.

Un estudio de 2006 publicado en el Journal of Nutrition, cita las propiedades antioxidantes del extracto de ajo envejecido (AGE) en la afirmación de que reduce el riesgo de demencia. Por lo tanto, los informes afirman que «puede ayudar a prevenir el deterioro cognitivo al proteger las neuronas de la neurotoxicidad y la apoptosis [muerte celular programada]».

PUEDE MEJORAR EL RENDIMIENTO ATLÉTICO

Hace mucho tiempo, los atletas usaban ajo como una especie de potenciador del rendimiento. Las culturas antiguas supuestamente usarían ajo para mejorar la capacidad de trabajo y reducir la fatiga de los trabajadores.

En un estudio de 2005 publicado en el Indian Journal of Physiology and Pharmacology, se descubrió que el aceite de ajo reduce la «frecuencia cardíaca en el ejercicio máximo y … [reduce] significativamente la carga de trabajo sobre el corazón, lo que resulta en una mejor tolerancia al ejercicio».

En el estudio, los participantes tomaron solo cuatro cápsulas de aceite de ajo dos veces al día (8 en total). También es significativo el hecho de que estos resultados ocurrieron en solo seis semanas.

PUEDE FORTALECER LOS HUESOS

En estudios con animales, los sujetos que tomaron ajo analizaron los niveles de estrógeno aumentados relacionados con la pérdida ósea disminuida. En un estudio que parece particularmente relevante, las mujeres menopáusicas que recibieron solo dos gramos de extracto de ajo envejecido en seco disminuyeron sus marcadores de deficiencia de estrógenos.

La literatura científica demuestra una asociación positiva entre la ingesta de ajo y la prevención de la osteoartritis. Como tal, parece justificada la investigación adicional sobre los efectos exactos del ajo en la salud ósea. En cualquier caso, la suplementación con AGE (¿800 miligramos / día?) Puede ser aconsejable para aquellos preocupados por la salud ósea.

DESTOXIFICA EL CUERPO

Existen investigaciones que postulan que reduce las concentraciones de plomo en la sangre y los tejidos. Para probar la hipótesis, los investigadores investigaron los efectos de la ingesta de ajo en una población en riesgo de intoxicación por plomo.

En un estudio publicado en la revista Basic & Clinical Pharmacology and Toxicology, los investigadores reclutaron a 117 trabajadores en una fábrica de baterías de automóviles. Los investigadores administraron a los trabajadores 1200 microgramos de alicina tres veces al día durante cuatro semanas. Como resultado, las concentraciones de plomo en la sangre «se redujeron significativamente», informan los investigadores.

PUEDE PROMOVER UNA VIDA MÁS LARGA

Dada la vasta literatura científica que pretende los efectos positivos del ajo sobre los factores que contribuyen a la muerte prematura (por ejemplo, presión arterial, colesterol, disminución del riesgo de ECV y cáncer de pulmón, etc.), es justo decir que el ajo puede ayudarlo a vivir más tiempo.

Artículo en inglés

Compártelo en tus redes
Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Apoya nuestro trabajo