Eco-Noticias Internacionales Italia

Histórico fallo condena a Apple y Samsung por obsolescencia programada

Esta es la primera condena en el mundo que condena la obsolescencia programada y protege a los consumidores “forzados” por los gigantes de la tecnología a cambiar de equipo para mantenerse al día con el software.

El Garante italiano del consumidor ha multado a Apple por 10 millones de euros y a Samsung por 5 millones por haber impuesto a los usuarios actualizaciones de software que han ralentizado o comprometido el funcionamiento de los teléfonos inteligentes. Cupertino recibió una doble sanción también por no haber comunicado correctamente a los consumidores el deterioro de sus baterías de litio. Esta es la primera condena al mundo a la obsolescencia programada.

“Como resultado de dos investigaciones complejas, explica la Autoridad Antimonopolio en una nota, el AGCM ha comprobado que las empresas del grupo Apple y el grupo Samsung han llevado a cabo prácticas comerciales desleales en violación de los artículos 20, 21, 22 y 24 del Código, en relación con el lanzamiento de ciertas actualizaciones de firmware de teléfonos móviles que causaron fallas de funcionamiento graves y redujeron significativamente el rendimiento, lo que aceleró el proceso de reemplazo, lo que ha llevado a los consumidores a través de solicitud insistente para descargar y también debido a la asimetría de la información existente con respecto a los fabricantes, para instalar actualizaciones en dispositivos que no pueden brindarles el soporte adecuado, sin proporcionar la información adecuada o cualquier medio para restaurar la funcionalidad original de los productos “.

En particular, Samsung fue declarado culpable de haber “propuesto persistentemente, desde mayo de 2016, a los consumidores que habían comprado una Note 4 (comercializada en septiembre de 2014) para proceder a instalar el nuevo firmware de Android llamado Marshmallow preparado para el nuevo modelo de la Note 7, sin informar de fallas graves debido a las mayores tensiones del hardware y que requieren un alto costo de reparación por reparaciones fuera de garantía relacionadas con dichas fallas “.

Sin embargo, en cuanto a Apple, AGCM afirma que “se propondría persistentemente, a partir de septiembre de 2016, a los propietarios de varios modelos de iPhone 6 (6 / 6Plus y 6s / 6sPlus, respectivamente, comercializados en otoño de 2014 y 2015), de instalar el nuevo sistema operativo iOS 10 desarrollado para el nuevo iPhone7, sin informar las crecientes demandas de energía del nuevo sistema operativo y los posibles inconvenientes, como los cierres repentinos, que dicha instalación podría haber causado. Para limitar tales problemas, Apple lanzó en Febrero de 2017, una nueva actualización (iOS 10.2.1), sin embargo, sin advertir que su instalación podría haber reducido la velocidad de respuesta y la funcionalidad de los dispositivos “.

Artículo original (en italiano)

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario