Eco-Noticias Internacionales

Importantes cadenas de comida están ignorando el bienestar de los pollos mientras sus ganancias siguen aumentando

Un informe detallado realizado por la ONG World Animal Protection revela cómo grandes empresas globales hacen la vista gorda a la hora de mejorar la vida de los pollos.

World Animal Protection ha decidido investigar las políticas de las cadenas de comida rápida más grandes del mundo a fin de conocer qué tanta importancia le dan al bienestar de los pollos que luego venden en forma de alimento. Para ello, realizó el informe “Ranking de empresas sobre el bienestar de los pollos”, el primer ranking internacional sobre el bienestar de los pollos que han sido criados para consumo.

El mismo contempla el análisis de las compañías McDonalds, Burger King, Starbucks, Subway, KFC, Domino’s Pizza Group, Domino’s Inc, Nando’s y Pizza Hut. Lamentablemente, los resultados han sido profundamente preocupantes: ninguna de estas empresas está tomando en serio este asunto tan crítico, a pesar de las miles de ventas diarias que generan.

Una vida corta e injusta

Muy a menudo, la realidad tras la carne más consumida en el mundo (el pollo) es un sufrimiento inaceptable que aumenta al mismo tiempo que crece su demanda.

Cada año, alrededor de 40 mil millones de pollos de engorde son criados para el consumo mundial. Pero, ¿en qué condiciones?

Pues la realidad es que dos tercios de ellos viven en cobertizos hacinados o en jaulas sin luz natural o aire fresco, sin poder picotear o estirar sus alas, muy lejos de poder vivir libremente. Las jaulas de acero inoxidable, a menudo apiladas una encima de la otra, hacen imposible que estos inteligentes animales lleven a cabo comportamientos naturales tales como la exploración, los baños de polvo o el posarse en sitios elevados.

Además, por su tamaño exagerado y la rapidez con la que son criados, muchos sufren de:

  • Dolorosas cojeras.
  • Corazones y pulmones recargados.
  • Heridas, incluyendo llagas y quemaduras de piel.

Como si todo esto fuera poco, no tienen más opción que sentarse o pararse en sus propios desechos, antes de ser sacrificados a la corta edad de cinco semanas. Por ello, los pollos de engorde no son criados para tener una vida sana y feliz. Para poder visualizar el hacinamiento de forma más clara, se puede decir que en promedio, dos pollos tienen que compartir el espacio equivalente a una hoja de papel tamaño carta, lo que los hace prácticamente incapaces de moverse durante sus cortas vidas.

Acciones para un futuro más feliz

World Animal Protection ha lanzado el ranking como parte de su campaña “Cambia por los pollos”, que busca desafiar a la industria de comida rápida para que detenga la crueldad y el sufrimiento en la producción de carne de pollo en todo el mundo, así como que las empresas se comprometan a obtener y trabajar con granjas de mayor bienestar, en lugar de granjas de producción intensiva.

Las compañías fueron evaluadas a través de información pública disponible en tres áreas: interés, a través de políticas (qué tan importante es el bienestar de los pollos para la compañía); ambición, a través de objetivos y metas (las promesas que una compañía ha hecho para mejorar la vida de los pollos); y transparencia, a través de informes de desempeño (cuán clara es la compañía acerca de cumplir sus promesas). 

Los principales hallazgos del “Ranking de empresas sobre el bienestar de los Pollos” son: 

  • De manera alarmante, ninguna de las cadenas de comida rápida tiene una política global para mejorar el bienestar de los pollos. En la mayoría de las áreas, a los pollos ni siquiera se les garantiza que sean sacrificados sin crueldad.
  • Ninguna de las compañías recibe una calificación mejor que “pobre”.
  • Sólo tres de las nueve compañías (Burger King, Starburcks y Subway) han demostrado interés y ambición en abordar los principales problemas que enfrentan los pollos de granja. Sin embargo, todos los compromisos están limitados a una región o país. 
  • Cuatro compañías: – McDonald’s, KFC, Pizza Hut y Nando’s fueron clasificados por tener un muy pobre bienestar con los pollos.
  • Domino’s Inc y Domino’s PLC recibieron una calificación de “reprobados”. 
  • La transparencia es universalmente deficiente, ya que todas las compañías proporcionan poca o ninguna información para mostrar su desempeño en lo que respecta al bienestar de los pollos.  

La campaña de “cambia por los pollos” de World Animal Protection insta a la industria alimentaria a comprometerse con cambios de políticas globales que mejoren el bienestar de millones de pollos. En particular, se espera que las empresas:

  • Utilicen razas de pollos que crecen a un ritmo más saludable. 
  • Se aseguren que los pollos tengan suficiente espacio para comportarse más naturalmente. Las jaulas nunca deben ser utilizadas. 
  • Ofrezcan a los pollos la oportunidad de disfrutar de comportamientos naturales a través del enriquecimiento, incluidas perchas o plataformas, objetos para picotear, iluminación natural y camas de alta calidad.
  • Se aseguren de que los pollos se sacrifiquen utilizando métodos más humanitarios, que eviten los grilletes vivos y que dejen inconscientes a todos los animales antes de ser sacrificados.

Una realidad que deja mucho que desear

Hoy día, se estima que alrededor del mundo, 40 mil millones de pollos, cada año están sujetos a una crueldad significativa en las granjas de producción intensiva. Se les da alrededor de 40 días de vida hasta que son sacrificados, cuando aún son bebés efectivamente. Durante este tiempo, viven en lugares oscuros, atestados y estériles, tal como se describía más arriba. Crecen con poca o ninguna consideración como animales vivos que respiran.

Además, son seleccionados genéticamente para que se desarrollen rápido de una manera antinatural, lo que ejerce una gran presión sobre su corazón, pulmones y piernas. Como resultado, a menudo viven toda su vida con dolor crónico, problemas de cojera, lesiones en la piel e incluso insuficiencia cardíaca.

Pero afortunadamente, las compañías de alimentos que continúan haciendo la vista gorda ante esta crueldad, están bajo una presión cada vez mayor para que cambien sus métodos. World Animal Protection revisará el ranking de empresas cada año para monitorear el progreso de las principales marcas de comida rápida.

Jonty Whittleton, Jefe de Campaña de World Animal Protection, sostiene que “los puntajes están ahí y no se ven muy bien para algunas de las marcas de comida rápida más grandes del mundo, cuando se trata del bienestar de los pollos. Estas compañías icónicas deben responder a las crecientes preocupaciones de los consumidores sobre la crueldad con los pollos, utilizando su inmenso poder para mejorar la vida de cientos de millones de animales. Utilizando herramientas como el Ranking de empresas sobre el bienestar de los pollos, continuaremos presionando a estas empresas para que cambien por los pollos”. 

“No hay excusa para el dolor, el miedo y el estrés que sienten en estas granjas de producción intensiva la mayor parte de su vida. Miles de millones de pollos nunca tienen la oportunidad de ver la luz del sol, crecer a un ritmo natural o comportarse como lo harían en la naturaleza. La mayoría de las marcas, incluidas las que figuran en el informe, se benefician de este dolor. Estas empresas tienen el poder de cambiar esta situación (…) Esto no es mucho que pedir”.

Sumándote a la campaña, pasando el mensaje entre tus allegados, informándote sobre qué marcas consumes y optar por aquellas que produzcan pollos bajo condiciones de bienestar éticamente responsables, tú puedes ayudar a poner fin a este sufrimiento secreto. ¿Te sumas?

¡Firma aquí!

Ecoportal.net

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario