Contaminación del aire en Nueva Delhi
ECO-NOTICIAS India

Nueva Delhi es una “cámara de gas”, la contaminación del aire es peor que el Covid-19

India ha sido golpeada por la pandemia actual de Covid-19, pero no es la única amenaza para la salud respiratoria de millones de personas en el país. También lo es la contaminación atmosférica crónica, que ha alcanzado niveles “severos” durante días en Nueva Delhi, la capital.

El índice de calidad del aire de la ciudad, que mide las partículas nocivas, se situó en un alarmante 477 el 9 de noviembre, varias veces el límite considerado seguro. Se produjo después de varios días de tasas igualmente altas de contaminantes en el aire en el área metropolitana sobrepoblada.

Una espesa bruma de smog envolvió la ciudad y los lugareños que se aventuraban al aire libre “sintieron una sensación de picazón o ardor en los ojos y la garganta”, informó el Times of India.

Los gases de escape de los vehículos en las carreteras, las emisiones industriales tóxicas y la quema de rastrojos en las áreas agrícolas cercanas han contribuido a los espantosos niveles de contaminación del aire de la ciudad.

No es sólo Nueva Delhi

Nueva Delhi tampoco está sola en el país cuando se trata de miasmas de contaminantes tóxicos transportados por el aire. La contaminación del aire es un peligro constante para la salud en gran parte de la vasta nación y al menos dos tercios de las ciudades más contaminadas del mundo se encuentran en India. Aproximadamente la mitad de esa contaminación es causada por emisiones industriales, mientras que los gases de escape de los vehículos y la quema de rastrojos representan la mayor parte del resto.

Y ahí radica el problema. Reducir las cantidades de contaminantes de estas fuentes será una tarea hercúlea en India, una de las naciones más pobladas del mundo con una necesidad de crecimiento económico para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos más pobres, cientos de millones de los cuales languidecen en la pobreza extrema.

Contaminación del aire, peor que Covid-19

El país ha registrado hasta ahora más de 8,5 millones de infecciones por coronavirus y casi 130.000 muertes atribuidas al Covid-19. Estas muertes son trágicas. Sin embargo, solo el año pasado, la exposición a largo plazo a   la contaminación del aire en interiores y exteriores resultó en más de 1,67 millones de muertes en la India.

Hasta 116.000 bebés en India murieron como resultado del aire tóxico en 2019, según el informe State of Global Air 2020 del Health Effects Institute con sede en EE. UU.

A nivel mundial, se estima que 6,7 millones de personas murieron por causas relacionadas con la contaminación del aire el año pasado y que India y China representaron la mitad de esas muertes, según el informe, que establece que la contaminación del aire en India es “la cuarta causa de muerte más alta entre todos los servicios de salud”.


Se espera que las vacunas para Covid-19 se implementen pronto en todo el mundo, pero no existe una vacuna para proteger a las personas en países como India de los contaminantes dañinos en el aire que pueden arruinar sus vidas y destruir su salud.

Solo los esfuerzos a largo plazo bien considerados y aplicados rigurosamente lograrán reducir los espantosos niveles de aire tóxico del país.

Por Daniel T. Cross. Artículo en inglés

Compártelo en tus redes

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario