Internacionales

La ciencia usará la capacidad predictiva de animales para prevenir catástrofes

Colocarán sensores en algunas especies para anticipar terremotos, tsunamis y erupciones volcánicas.

Aunque es indudable que determinadas especies son capaces de detectar pequeñas vibraciones en la tierra o modificaciones en la composición química del agua -cambios que en teoría, le permiten anticipar desastres naturales- la ciencia no logró descifrar el mecanismo de esta “capacidad predictiva”.
Para analizar este fenómeno, un proyecto de colaboración internacional planea instalar pequeños transmisores en algunos grupos migratorios para examinar la vida salvaje desde el espacio. La intención es utilizar a estos ejemplares como “sensores inteligentes” para anticipar terremotos, tsunamis y erupciones volcánicas.

El proyecto de Cooperación Internacional para la Investigación Animal Utilizando el Espacio (ICARUS), que estará operativo este año, instalará una antena especial en el módulo ruso de la Estación Espacial Internacional (EEI) para iniciar el rastreo. En varios continentes, se están colocando diminutas etiquetas de radio en insectos, elefantes y otros mamíferos, para transmitir datos sobre sus movimientos, la posición geográfica, las funciones corporales o los sentidos. A esto se le suman indicadores significativos sobre desastres naturales inminentes.

Estos sensores, que se abastecen con energía solar, podrán ayudar a entender la transmisión de enfermedades, el cambio climático, la caza furtiva y la habilidad para predecir desastres naturales. Los datos recolectados se compartirán públicamente en el sitio MoveBank, un repositorio en línea gratuito para la información de investigación de seguimiento de animales.

“Si bien existe una teoría de que los animales son capaces de predecir los desastres naturales, obtener evidencia científica de ello no resulta fácil. Sin embargo, se pueden encontrar numerosos ejemplos de comportamientos que parecen predecir terremotos, tornados y otras situaciones naturales que expresan los diferentes taxones.
Esto se debe a que los animales deben adaptarse al ambiente, que cambia constantemente, mediante la expresión de sus agudizados sentidos. Algunos reptiles por ejemplo, pueden detectar pequeñísimas variaciones en la temperatura o la composición química del agua, que los alertan cuando su hábitat natural cambia.
Algunas aves como los albatros, o también los tiburones e incluso los animales domésticos pueden detectar cambios en la presión atmosférica, percibir modificaciones en la calidad del aire, deformaciones en el suelo, o micro temblores” explica Verónica D’Amico, doctora en Biología especialista en cambio climático, investigadora del Conicet.

Ecoportal.net

Noticias Ambientales

http://noticiasambientales.com.ar/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

Posts más compartidos