Internacionales

La demanda masiva de productos orgánicos está dañando al ambiente

A medida que la demanda de productos orgánicos aumenta por moda, los productores capitalistas incurren en prácticas contrarias a la filosofía de cuidado ambiental.

El consumo de productos orgánicos promete una forma de vida más armónica con la naturaleza, una manera de apoyar a pequeños productores y evitar la contaminación que provoca su transportación a otros lugares. Representa un beneficio para el planeta al no utilizar productos tóxicos en su cultivo además de ser 100% naturales y, por tanto, fuente de salud y nutrición.

¿Qué pasa cuando se convierte en moda, cuando el mercado demanda cada vez más porque se ha generado la necesidad de consumir productos orgánicos? El estilo de vida dicta que vale la pena gastar un poco más por ser amigables con el planeta y por mantener una dieta saludable. Pero ¿sabes quién y cómo produce lo que estás consumiendo?

La Cooperativa del Cabo en la península de California es proveedora de Trader Joe’s and Fairway. Diario exporta 7,5 toneladas de jitomates y albahaca a Estados Unidos que se transportan por tierra y aire para satisfacer la demanda de productos orgánicos.

Estos productos no podrían estar más alejados del ideal orgánico por el que se consumen. En algunos lugares de la península, los agricultores dicen que su trabajo consiste en “plantar la playa” pues siembran entre cactus los cultivos orgánicos de exportación.

El agua que se utiliza para el cultivo masivo de jitomates orgánicos hace que el recurso sea escaso para pequeños productores. Lo más alarmante, es que la cosecha no va a los mercados locales sino que se llevan a lugares como Dubai y Nueva York con las emisiones de contaminantes correspondientes que ayudan al calentamiento global.

Algunas otras prácticas en los cultivos orgánicos que dañan el ambiente es la siembra de un solo cultivo, lo cual daña el suelo y el acaparamiento del agua. Lo más triste es que la gente sigue creyendo que están contribuyendo al cuidado del ambiente y estas empresas no los alertan sobre el daño que causan.

No hay puntos en contra del consumo de productos orgánicos siempre y cuando se respeten los principios por los que fueron comercializados. Obviamente esta forma de agricultura no es tan efectiva como la común, por eso se incurre en malas prácticas de producción de cultivos orgánicos.

Ya que el problema está en la demanda y no el consumo de productos orgánicos, aún hay algo que podemos hacer para combatir este problema. A continuación te doy algunas alternativas para montar tu propio huerto en casa y ayudar a reducir la demanda de productos orgánicos.

Crea un jardín comestible. Las plantas de ornato son bonitas pero si tienes un patio amplio, podrías crear diferentes diseños con verduras que podrás comer una vez que estén listas y cuando vuelvas a plantar cambiar también el diseño de tu jardín.

Cultiva plantas hidropónicas. Hay muchos tutoriales para construir tu propio sistema hidropónico con nutrientes orgánicos como té de lombríz, quizá tengas que invertir un poco pero dejarás de pagar de más por productos orgánicos sobrevalorados en el mercado pero a la larga el ahorro se verá reflejado.

Instala un jardín vertical. Construye un jardín vertical en tu casa con algunas plantas aromáticas y otras comestibles. Puedes hacerlo tú mismo y mejorará mucho la vista de las paredes de tu casa. Si lo ves de esta manera, no tendrás que darle mantenimiento tan seguido y siempre se verá resplandeciente.

Azoteas verdes. El principal requisito para tener un huerto en casa es una entrada de luz y qué mejor que el techo de tu casa. Las azoteas suelen ser espacios amplios y resultan fáciles de adaptar para la agricultura urbana.

Planta en macetas. Si todo lo anterior es demasiado complicado para ti, siempre quedarán las macetas. Sean grandes o pequeñas, hay muchas plantas comestibles que se pueden adaptar a ellas con facilidad.

Ecoportal.net

Veo Verde

https://www.veoverde.com

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario