Embotellamiento de autos en la carretera
Foto: Simon Dawson/Reuters
ECO-NOTICIAS Inglaterra

La contaminación del aire en el Reino Unido, agrava el riesgo de Covid-19

La contaminación del aire en muchos pueblos y ciudades de todo el Reino Unido ahora supera los niveles previos a la pandemia, lo que agrava el riesgo de Covid-19 y pone en riesgo la salud de millones de personas.

Un estudio publicado el jueves dice que aunque la calidad del aire mejoró drásticamente en la primera mitad del año cuando el país se cerró, la contaminación ahora alcanza o excede los niveles pre-Covid en el 80% de las 49 ciudades y pueblos grandes que fueron analizados.

Existe una creciente evidencia de que la exposición al aire tóxico aumenta los riesgos del Covid-19 y los autores del estudio dicen que sus hallazgos subrayan la necesidad de que los ayuntamientos locales hagan más para reducir el uso del automóvil y mejorar la calidad del aire dando prioridad a caminar y andar en bicicleta.

Andrew Carter, director ejecutivo del grupo de expertos del Centro para las Ciudades, que llevó a cabo el estudio, dijo que el aire tóxico contribuyó a la muerte de miles de víctimas de Covid-19 este año e, incluso después de que terminara la pandemia, seguiría siendo una gran amenaza de salud para el público, particularmente para quienes viven en áreas urbanas.

“Los líderes de la ciudad pueden reducir la amenaza de la contaminación del aire, pero se necesitará voluntad política”, dijo Carter. “Desalentar el uso del automóvil será impopular a corto plazo pero, si se combina con las mejoras necesarias en el transporte público, los beneficios a largo plazo para la salud pública y la economía serán enormes y nuestras ciudades se convertirán en mejores lugares para vivir. No es el momento para que los políticos se demoren en esto”.

Los hallazgos del estudio, basados ​​en un análisis de los últimos datos de Defra, revelan que si bien el cierre de primavera redujo los niveles de dióxido de nitrógeno en un 38% en promedio en 49 ciudades y pueblos grandes, los niveles prepandémicos se alcanzaron o superaron en cuatro quintos de las plazas estudiadas durante el segundo semestre de 2020.

Los autores dicen que el aumento en el aire tóxico ha sido impulsado por un aumento en el uso de automóviles privados y ha ocurrido a pesar de que el 98% del país permanece bajo restricciones significativas de Covid-19. Esto plantea la preocupación de que a medida que se flexibilicen esas medidas en el nuevo año, la calidad del aire empeorará aún más, con graves consecuencias para la salud pública.

Desde que golpeó la pandemia, muchas autoridades locales han tratado de alentar a caminar y andar en bicicleta mediante la construcción de carriles para bicicletas y la creación de vecindarios de poco tráfico para evitar que los conductores “corran como ratas” por las áreas residenciales.

Pero estos esfuerzos se han enfrentado a la oposición vocal del lobby a favor del automóvil y algunos conductores descontentos. Algunos ayuntamientos ya se han echado atrás, levantando nuevos carriles para bicicletas, mientras que otros archivaron los planes a largo plazo para instalar zonas de bajas emisiones, argumentando que los niveles de contaminación ya habían disminuido debido al cierre.

Pero Hubert Thieriot, del Centro de Investigación sobre Energía y Aire Limpio, dijo que el nuevo estudio destacó la necesidad de que los líderes locales de todo el país intensifiquen sus esfuerzos para limitar el uso de automóviles privados a medida que el país sale de las restricciones de bloqueo.

Dijo que la pandemia había causado “un inmenso sufrimiento tanto en el ámbito sanitario como social”, pero también le había recordado al público “que la contaminación del aire no es un hecho, y que las acciones audaces en el transporte podrían mejorar significativamente la salud y la calidad de vida de las personas”.

“El papel del transporte en la contaminación del aire de las ciudades del Reino Unido se ha hecho evidente para todos durante los cierres relacionados con Covid”, dijo Thieriot. “Esa conciencia compartida ofrece a los legisladores una oportunidad histórica para implementar políticas de transporte audaces”.

Por Matthew Taylor. Artículo en inglés

Acerca del Autor

Matthew Taylor

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario