niña entre edificios abandonados
Imagen de Jordy Meow en Pixabay
ECO-NOTICIAS Internacionales

La masa creada por humanos, ya supera a toda la biomasa de la Tierra

Una nueva investigación afirma que la actividad humana, incluida la producción de hormigón, metal, plástico, ladrillos y asfalto, ha superado a la biomasa viviente de la Tierra.

La huella humana gigante estampada en todo el mundo en 2020 es mayor que el impacto en el planeta de todos los demás seres vivos, sugiere una investigación.

La cantidad de plástico solo, es mayor en masa que todos los animales terrestres y criaturas marinas combinados, estima el estudio.

Si bien los seres humanos podrían creer en “la inmensidad del globo y la aparente infinidad del mundo natural”, los investigadores dicen que querían proporcionar una medida objetiva y rigurosa de la realidad del equilibrio entre el hombre y la naturaleza.

Su investigación muestra que la actividad humana, incluida la producción de hormigón, metal, plástico, ladrillos y asfalto, ha llevado al mundo a un punto de cruce en el que la masa creada por el hombre, impulsada principalmente por un mayor consumo y desarrollo urbano, supera la biomasa viviente general en la Tierra.

En promedio, cada persona en el mundo es responsable de la creación de materia humana igual a más de su peso corporal cada semana, dice el artículo publicado en Nature .

La investigación encontró que el sello de la humanidad ha aumentado rápidamente de tamaño desde principios del siglo XX, duplicándose cada 20 años.

Los investigadores apoyan una propuesta para nombrar la época actual como Antropoceno, reflejando el impacto abrupto y considerable de la actividad humana.

Ron Milo, del Instituto de Ciencia Weizmann en Rehovot, Israel, y sus colegas examinaron los cambios en la biomasa global y la masa humana desde 1900 hasta la actualidad. Calcularon estimaciones de peso seco, excluyendo el agua. La masa antropogénica se define como la masa incrustada en objetos sólidos inanimados hechos por humanos y no incluye desechos.

Las categorías dominantes en el análisis fueron la masa creada por el hombre en forma de edificios e infraestructura, compuesta de hormigón, agregados, ladrillos y asfalto. En cuanto a la biomasa global, la mayor parte corresponde a plantas y arbustos.

Descubrieron que a principios del siglo XX, la masa de objetos producidos por humanos era igual a aproximadamente el 3% de la biomasa total del mundo. Pero en 2020, la masa creada por el hombre alcanzó alrededor de 1,1 teratoninos, superando la biomasa global total.

A medida que ha aumentado la masa creada por el hombre, también ha aumentado el impacto en la biomasa vegetal. “Desde la primera revolución agrícola, la humanidad ha reducido aproximadamente a la mitad la masa de plantas”, escriben los autores. “Si bien la agricultura moderna utiliza una superficie cada vez mayor para el cultivo de cultivos, la masa total de cultivos domesticados se ve ampliamente superada por la pérdida de masa vegetal resultante de la deforestación, la gestión forestal y otros cambios en el uso de la tierra. Estas tendencias en la biomasa global han afectado el ciclo del carbono y la salud humana”.

A lo largo de las décadas, ha habido aumentos y caídas en el impacto humano, incluidos aumentos bruscos después del cambio en la década de 1950 de los ladrillos al concreto y el uso de asfalto para pavimentos en la década de 1960.

“Los cambios en la masa antropogénica total están ligados a eventos globales como guerras mundiales y grandes crisis económicas”, dice el documento. Más notablemente, hay incrementos continuos en la masa humana de más del 5% por año desde el período inmediatamente posterior a la Segunda Guerra Mundial, que se conoció como la “gran aceleración” y se caracterizó por un mayor consumo y desarrollo urbano.

Por el contrario, durante tiempos de recesión, el peso de la huella humana disminuye. Se observan caídas clave durante la Gran Depresión y la crisis del petróleo de 1979.

“La faz de la Tierra en el siglo XXI se ve afectada de una manera sin precedentes por las actividades de la humanidad y la producción y acumulación de objetos hechos por humanos”, dicen los investigadores.

Desde 1900, la biomasa total ha disminuido ligeramente, mientras que la masa artificial ha aumentado rápidamente a una tasa de producción de más de 30 gigatoneladas (30.000.000.000 de toneladas) por año. Si la producción humana continúa a este ritmo, el peso de nuestro impacto superará los 3 teratoninos para 2040.

“Este estudio se suma a los esfuerzos recientes para cuantificar y evaluar la escala y el impacto de las actividades humanas en nuestro planeta”, dice el documento. “Los impactos de estas actividades han sido tan abruptos y considerables que se ha propuesto que la época geológica actual sea rebautizada como Antropoceno. Nuestro estudio fundamenta rigurosamente y cuantitativamente esta propuesta”.

Por Sandra Laville. Artículo en inglés

Acerca del Autor

Sandra Laville

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario