Coronavirus
COVID-19 Enfermedades SALUD

El coronavirus tiene en alerta al mundo: ¿existen métodos naturales para prevenirlo?

En este momento no se sabe hasta dónde llegará la amenaza del coronavirus de Wuhan (China). Las víctimas mortales son más de 300 y su expansión ya llega a 20 países alrededor del globo. Las autoridades chinas informan que el virus muta rápidamente, que ya ha incrementado su capacidad infecciosa y que las personas transmisoras no muestran necesariamente síntomas de enfermedad.

Es imposible no asociar este brote de coronavirus con la epidemia de Síndrome Respiratorio Agudo Grave (más conocido por sus siglas en inglés, SARS) producida entre 2002 y 2003, y que causó más de 8 mil infectados y 774 muertos en 37 países. A estos dos episodios hay que sumarle que, en 2013, se detectó el primer paciente enfermo de una cepa de gripe aviar que no se sabía podían desarrollar las personas. Más allá de las diferencias entre cada uno de los virus, un factor común que une estos episodios es que todos se originaron en alguna parte de China.

Después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara el último jueves una emergencia sanitaria internacional, es toda China la que se encuentra cada vez más desconectada del resto del mundo. Numerosas aerolíneas se han precipitado a cancelar sus rutas chinas. Distintos países han anunciado el cierre de sus fronteras para quienes hayan estado en ese país en los últimos 14 días, incluidos los nacionales de terceros países.

¿Cuál es el origen del coronavirus?

En principio, se ha encontrado una cierta vinculación común de los contagios con un mercado de pescado y marisco de Wuhan -ciudad sin costa-, aunque no han trascendido más detalles. Los especialistas apuntan a una faceta muy extendida de la cultura china, y es la abundante interacción que existe entre las personas y los animales vivos.

Este tipo de sitios, lugares al aire libre conocidos como «mercados mojados», se caracterizan por la presencia de animales vivos, desde pollos y cerdos hasta aves y reptiles, que en muchos casos son faenados en el acto. Existe también la comercialización de animales vivos, como zorros, murciélagos y serpientes. Según un artículo publicado en The Bangkok Post, el mercado de Wuhan tenía más de 100 especies animales en venta. 

¿Cómo se propaga?

Aunque aún se sigue investigando al respecto la OMS anunció que «lo más probable es que una fuente animal sea la fuente primaria de este brote». Por eso incidieron en que se evite o se tomen medidas de protección para el contacto con animales y se cocinen convenientemente todos los alimentos de origen animal.

Además la Comisión Nacional de Salud de China confirmó la transmisión entre humanos del nuevo coronarivus y esto es sin dudas algo altamente preocupante.

¿Cómo se previene?

Entre los consejos divulgados por los medios estatales chinos y la OMS están el uso de mascarillas, usar pañuelos para cubrirse la nariz y la boca cuando se tose o se estornuda, lavarse las manos de manera frecuente, evitar las aglomeraciones, y acudir al médico tan pronto se identifiquen los síntomas.


¿Hay medios naturales para prevenir el coronavirus de Wuhan?

Esta epidemia de especie de neumonía surgida en China por el momento como vimos más arriba tiene medidas preventivas naturales que son las mismas que sirven para prevenir gripes y resfriados. Por eso, las personas sanas y con un sistema inmunitario fuerte tienen menos que temer. 

Reforzar el sistema inmunitario y utilizar medios naturales con propiedades antivíricas puede ser una estrategia eficaz para prevenir la infección de en este caso, coronavirus.

Siempre es bueno tener hábitos sanos que aumenten la resistencia a los virus, por ejemplo:

– Una alimentación basada en productos enteros y naturales, con presencia de 5 a 10 raciones diarias de frutas y hortalizas, la mitad de ellas frescas, no hará tener un organismo defensivo más resistente.

– Un descanso adecuado es imprescindible para mantener el número y la actividad de las células inmunitarias que detectan y eliminan los virus antes de que se conviertan en un problema.


– La actividad física fortalece la inmunidad, mejora la circulación y reduce la inflamación. Si no existe ninguna enfermedad que lo contraindique, la dosis mínima de ejercicio es de 30 minutos, tres días a la semana, incluso para las personas mayores de edad.

Además de estos hábitos, ciertas plantas poseen probadas propiedades antivíricas y refuerzan la inmunidad. Se recomiendan las siguientes: orégano, la salvia, la albahaca sagrada o tulsi, el hinojo,  el ajo, la equinácea, las bayas de saúco, la regaliz y el jengibre.

Fuente: 20minutos.es cuerpomente.com elpais.com clarin.com

Compártelo en tus redes

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Puedes apoyar nuestro trabajo