Alergias SALUD TEMAS

Aprende a diferenciar resfriado de alergia: síntomas y tratamientos

Compártelo en tus redes

Arranca la época del año en la que estas afecciones aparecen y aunque comparten algunos signos similares, la comprensión de las diferencias le ayudará a elegir el mejor tratamiento para contrarrestarlas.

En esta nota hablaremos siempre del resfriado común, enfermedad aguda del tracto respiratorio superior que se caracteriza por una secreción y goteo nasal, congestión, tos y dolor de garganta y que no es gripe debido a que generalmente no aparece la fiebre alta (durante 3 o 4 días), así como dolor de cabeza, fatiga, molestias generales y dolor.

Por otro lado, la alergia, que se presenta como una reacción anormal del organismo debido a que responde de manera exagerada cuando entra en contacto con una sustancia procedente del exterior definida como alérgeno, a la cual, normalmente la mayoría de los demás individuos no reaccionan. Por lo tanto una reacción alérgica es entonces, un intento defensivo exagerado que ocurre en algunas personas a las que llamamos alérgicos.

Hay distintos tipos de alergias, pero en esta nota hablamos de la alergia respiratoria: causada por la inhalación de alérgenos, por ejemplo, polen, polvo doméstico, hongos o pelos de animales.

¿Cómo diferenciar estas afecciones?

Duración: La alergia suele prolongarse durante varias semanas, y además coincide con la época en la que la concentración de polen es más alta. En cambio, un resfriado acostumbra a durar entre cinco y siete días.


Mucosidad: Si tenemos alergia, la mucosidad que sale por la nariz es siempre muy líquida y constante. Sin embargo, en un catarro, puede ser muy fluida los primeros días, pero después se espesa e, incluso, cuesta expulsarla.

Estornudos: Son frecuentes en ambos trastornos. Pero si además hay picor de garganta, pueden estar indicando una alergia.

Picor en los ojos: En un resfriado común podemos llegar a tener hinchazón en los ojos y tenerlos llorosos y cansados. El lagrimeo, es más típico de la alergia.

Cansancio físico: La alergia causa más fatiga que el resfriado. La persona afectada puede llegar a tener dificultad para hacer las actividades diarias y variar su humor, irritabilidad, problemas de descanso e insomnio.

Falta de concentración: Si sientes la cabeza embotada, y tu rendimiento intelectual es menor, es probable que sufras una alergia.

El tiempo es clave: Los síntomas de la alergia empeoran los días de sol y de viento, cosa que no pasa con el resfriado.

Dificultad para respirar: Aunque no ocurre en todos los casos, una alergia al polen leve puede terminar en asma con los años si no es tratada a tiempo.



Tratamientos:

No hay una cura para el resfriado común. Los antibióticos no son útiles en contra de los virus del resfriado común y no deben utilizarse a menos de que se trate de una infección bacteriana. El tratamiento está dirigido a aliviar los signos y síntomas. Son de utilidad los descongestivos nasales y los analgésicos y antitérmicos más usados, entre ellos, el ácido acetilsalicílico, paracetamol e ibuprofeno. También medicamentos contra la irritación de la garganta, antitusivos, mucolíticos y expectorantes.

Alergias

Compártelo en tus redes
Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
Etiquetas
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Apoya nuestro trabajo

Boletín de noticias

Envío semanal de noticias de EcoPortal por correo electrónico