Eucaliptos en Brasil: carbón verde pero menos agua

La mayor parte del eucalipto brasileño se procesa para obtener carbón verde, que luego es utilizado en la industria siderúrgica, pero genera impactos en el ambiente y perjudica a los pequeños agricultores.

En tiempos de cambio climático, las plantaciones de eucaliptos en Brasil resultan verdaderas esponjas de carbono verde, pero sus raíces absorben tanta agua que secan los suelos.

Según Valmir Soares de Macedo, director del Centro de Agricultura Alternativa (CAV) y Vicente Nick del municipio de Turmalina del estado brasileño de Minas Gerais, las plantaciones de eucalipto no respetan el medio ambiente. “Las raíces de los árboles absorben agua”, lamentó. Y añadió: “El suelo y las aguas subterráneas se están secando“.

El centro ayuda a los pequeños agricultores de la zona con asesoramiento sobre métodos agrícolas y sobre cómo construir tanques y digestores de biogás. Lo apoyan, entre otros: la organización humanitaria católica MISEREOR de Aquisgrán.

Demasiados árboles de eucalipto

Según el alcalde de Turmaline, Worlen Francisco, la expansión de las plantaciones de eucaliptos no es motivo de celebración: “De los 481 manantiales que hay alrededor de Turmaline y después de 40 años de plantaciones de eucaliptos, sólo 40 aún contienen agua“. Una investigación del Centro Agrícola de la Universidad de Minas Gerais en Belo Horizonte (UFMG), concluyó que los niveles freáticos de la zona disminuyeron 4,5 metros en los últimos 45 años.

¿Más carbón verde, más protección del clima?

La mayor parte del eucalipto brasileño se procesa para obtener carbón verde, que luego es utilizado en la industria siderúrgica.

Según datos de la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Brasil es el mayor productor de carbón verde del mundo, con una producción de 6,5 millones de toneladas anuales. Además, el país es uno de los mayores productores de acero y metales no ferrosos. El 70% de la producción de acero se concentra en Minas Gerais.

Más hornos, más productividad

carbón verde

Ezio Santos, director de la unidad de producción de Aperam en Palmeiras, cerca de Tourmaline, está haciendo todo lo que está a su alcance para aumentar la producción de carbón verde en las plantaciones de la empresa.

Los largos y finos troncos de eucalipto son transportados por grúas hasta los hornos más cercanos. En total, son 55 hornos, de 4 metros de ancho y 26 metros de largo que se cargan con madera día y noche. La carga del horno lleva cuatro horas y la descarga del horno dos horas y media. El proceso de enfriamiento del carbón luego de que sale del horno lleva de 10 a 12 días.

Este proceso de carbonización lleva más de 100 horas en el horno. “La idea es utilizar la menor cantidad de oxígeno posible, para favorecer la carbonización”, dice Santos. De lo contrario, la madera se quemará.

La capacidad de los hornos gigantes pronto se cuadriplicará y llegarán a un ancho de 16 metros en lugar de cuatro. Aperam, una de las empresas con mayor producción de carbón vegetal de Brasil, ha solicitado patentes para nuevos megahornos y tiene como objetivo ser líder tecnológico en la materia. Aperam emplea a casi 10.000 personas, es uno de los mayores fabricantes de acero inoxidable del mundo.

FSC: manejo forestal sostenible

Aperam se encuentra a la vanguardia respecto a la protección climática. “El carbón verde es mejor que los combustibles fósiles. “No sólo lo carbonizamos, sino que cada año también plantamos nuevos árboles que almacenan 8 millones de toneladas de CO2”, afirma el ingeniero de Aperam Benone Magalhães Braga. “También utilizamos biotecnología para hacer que los eucaliptos crezcan más rápido, se empleen menos herbicidas y consuman menos agua”, añadió.

Desde 2020, el sistema de certificación del “Forest Stewardship Council” (FSC) ha confirmado la capacidad de Aperam Bioenergie para gestionar de forma sostenible los bosques en 126.000 hectáreas de tierras agrícolas en la región. El sello de calidad FSC estará vigente hasta 2025.

Impulso económico de las Naciones Unidas

La empresa Aperam es tendencia mundial en cuanto a la producción “verde” de carbón y acero. El Proyecto para producir carbón vegetal a partir de biomasa de forma sostenible y renovable para la industria del mineral de hierro y del acero en Brasil está financiado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUD), donantes privados y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) y recibió un subsidio de 43 millones de dólares de 2014 a 2021..

Establecido en 1992 después de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente en Río, el GEF es una asociación de fondos internacionales que financian proyectos de protección del clima en países en vías de desarrollo y emergentes.

El informe final de febrero de 2022 afirma positivamente: “El resultado más importante fue el desarrollo de tecnologías con bajas emisiones de gases de efecto invernadero para la producción sostenible de carbón”.

¿Existen alternativas?

Por su parte, los auditores intentan resolver la contradicción entre el carbón verde y los problemas medioambientales de la región.

La conclusión a la que arriban es que “incluso un proyecto que implique talar árboles y emitir gases de efecto invernadero puede mitigar el cambio climático. Hay que contemplar cuál podría haber sido la alternativa al uso de combustibles fósiles como el carbón“.

Así, la victoria del carbón verde parece imparable, pero la escasez de agua y la caída de los niveles freáticos preocupan no sólo a los residentes, sino también a Aperam, que dicen querer reducir el consumo de agua en un 40 %. 2030 en comparación con 2015.

Según el activista sindical agrícola Heli de Souza Núñez, el futuro de los pequeños agricultores de la región depende en gran medida del clima. La inestabilidad económica seguirá llevando a muchos de ellos a la quiebra. “Si alguien paga un poco más de dinero por su tierra, mucha gente estará dispuesta a venderla“, afirmó. Su predicción: las plantaciones de eucaliptos se seguirán expandiendo.

Ecoportal.net

Con información de: https://www.dw.com/

Recibir Notificaciones OK No gracias