Bill Gates, corporaciones, alimentos, agronegocios, tecnología, soberanía alimentaria
ALIMENTACION

Cómo empuja la Fundación Gates al sistema alimentario en la dirección equivocada

La Fundación Bill y Melinda Gates ha gastado cerca de 6 mil millones de dólares durante los últimos 17 años tratando de mejorar la agricultura, principalmente en África. Es una cantidad de dinero muy grande para un sector que está sub financiado y, como tal, ejerce una gran influencia.

Para entender mejor cómo define la Fundación Gates la agenda de la agricultura mundial, GRAIN analizó todas las donaciones que la fundación ha realizado hasta el año 2020. Encontramos que, si bien el foco de las donaciones de la Fundación son los agricultores de África, la gran mayoría de las donaciones llegan a grupos de América del Norte y Europa. Además, las donaciones tienen un fuerte sesgo en favor de las tecnologías desarrolladas por centros de investigación y corporaciones del Norte para campesinas y campesinos pobres del Sur, ignorando completamente los saberes, las tecnologías y la biodiversidad que estas campesinas y estos campesinos ya poseen. Y, a pesar del foco de la Fundación en soluciones tecnológicas, la mayoría de sus donaciones son para grupos de cabildeo en favor de la agricultura industrial y en desmedro de alternativas. Esto no es bueno para la gente del campo en África y no es bueno para el planeta. Ya es hora de contrarrestar la enorme influencia de Gates sobre la agricultura mundial.

En 2014 GRAIN publicó un detallado desglose de las donaciones hechas por la Fundación Bill y Melinda Gates destinadas a promover el desarrollo de la agricultura en África y otras partes del mundo [1]. Nuestra principal conclusión fue que la gran mayoría de esas donaciones fueron canalizadas a grupos en EUA y Europa, pero no en África u otras partes del Sur global. El financiamiento llegó, de forma abrumadora, a los institutos de investigación y no a los campesinos. Y estaban dirigidas principalmente a la elaboración de políticas de apoyo a la agricultura industrial, no a los pequeños propietarios.

Desde entonces ha corrido mucha agua bajo el puente. Para empezar, Bill y Melinda Gates anunciaron su divorcio en mayo de este año, dejando en duda el futuro de su Fundación y de la entrega de donaciones. Las noticias ocurrieron cuando el mismo Bill Gates fue cuestionado por apoyar las patentes que otorgan a las grandes farmacéuticas el monopolio sobre las vacunas contra el Covid y por tanto impiden de manera efectiva el acceso de la población a ellas en muchas partes del mundo. Igualmente, ha sido cuestionado por cómo trata —o maltrata— a las mujeres [2]. La agenda de la Fundación en relación con la agricultura también quedó bajo el escrutinio público. Un informe publicado en 2020 por la Universidad de Tufts concluyó que su trabajo en África fracasó completamente en alcanzar los objetivos que se había fijado a sí misma [3]. El Centro Africano para la Biodiversidad publicó una secuencia de informes denunciando a la Fundación Gates por presionar por los organismos transgénicos y otras tecnologías dañinas en África [4]. Y el colectivo US Right to Know creó un “Rastreador de Alimentos Bill Gates” para monitorear las múltiples iniciativas destinadas a rediseñar el sistema alimentario mundial en las que Gates está involucrado [5].

En GRAIN nos preguntamos si la Fundación Gates habría escuchado las críticas a su financiamiento a la producción de alimentos y la agricultura. Así que iniciamos una actualización de nuestro informe de 2014, descargamos todos los registros de donaciones disponibles públicamente de la Fundación en el área de la producción de alimentos y agricultura desde 2003 al 2020 —casi dos décadas de donaciones [6].

Bill Gates, corporaciones, alimentos, agronegocios, tecnología, soberanía alimentaria
Infografía por A Growing Culture . Para conocer más a fondo cada categoría, visite nuestra página de Instagram

Los resultados son evidentes. De 2003 a 2020 la Fundación repartió un total de mil 130 subvenciones para la producción de alimentos y la agricultura, con un valor cercano a los 6 mil millones de dólares, de los que 5 mil millones de dólares, se supone que son para ayudar a África. No hubo cambios en tratar de llegar directamente a grupos en África, ni cambios en el estrecho enfoque tecnológico y ningún intento para abordar una agenda de políticas más holísticas e incluyentes. Por supuesto, la Fundación Gates es mucho más que un donante de subvenciones. El Fondo de Fideicomiso de la Fundación, que administra la dotación de la Fundación, tiene grandes inversiones en compañías de producción de alimentos y en la agricultura, compra tierras agrícolas y tiene inversiones de capital en muchas compañías financieras en todo el mundo [7] Estas y otras actividades de Gates en el área de la producción de alimentos y la agricultura están ilustradas en la infografía que acompaña a este informe [8].

La Fundación Gates combate el hambre en el Sur entregando el financiamiento al Norte

Infografía por A Growing Culture . Para conocer más a fondo cada categoría, visite nuestra página de Instagram

El Gráfico 1 y la Tabla 1 nos brindan el panorama general. Casi la mitad de las donaciones de la Fundación para la agricultura fueron para cuatro grandes grupos: la red global de investigación agrícola del CGIAR, la Alianza por la Revolución Verde en África (AGRA, por sus siglas en inglés, creada en 2006 por la misma Fundación Gates en conjunto con la Fundación Rockefeller), la fundación African Agricultural Technology Foundation (AATF, otro centro tecnológico que presiona por tecnologías de la Revolución Verde y transgénicos en África), y numerosas organizaciones internacionales (Banco Mundial, agencias de las Naciones Unidas, etcétera). La otra mitad terminó en cientos de organizaciones de investigación, de desarrollo y políticas en todo el mundo. La Fundación Gates afirma que 80% de sus donaciones están destinadas a ayudar a los agricultores de África. Pero del financiamiento a estos cientos de organizaciones, una sorprendente proporción, 82%, fue canalizado a grupos con sede en América del Norte y Europa y menos de 10% para grupos con sede en África.

El análisis detallado de la lista de ONGs que financió la Fundación Gates es aún peor. Casi el 90% de este financiamiento fue para grupos de América del Norte y Europa; sólo el 5% es canalizado directamente a través de ONGs africanas. La Fundación Gates parece confiar muy poco en las organizaciones africanas que apoyan al campesinado africano, aunque no quisiéramos que la Fundación Gates envíe la mayoría de sus donaciones directamente a África si éstas vienen atadas a la misma agenda de las corporaciones de la agricultura industrial. Pero nos ilustra sobre el punto de dónde están puestas las prioridades de la Fundación.

En contraste, Oxfam dispone más de la mitad de todo su financiamiento directamente en África, y más de un tercio en Asia y América Latina, una gran parte a través de ONGs de estas regiones [9].

La Fundación Gates dona a científicos, no al campesinado

Infografía por A Growing Culture . Para conocer más a fondo cada categoría, visite nuestra página de Instagram

Como podemos ver en la Gráfica 2, el principal receptor individual de las donaciones de la Fundación Gates, es el CGIAR —un consorcio de 15 centros internacionales de investigación, creado entre los años 60 y 70 para promover la Revolución Verde, con nuevas semillas, fertilizantes y agroquímicos. Desde 2003, la Fundación Gates ha entregado a los centros del CGIAR mil 400 millones de dólares. Otra prioridad de financiamiento de la Fundación Gates es apoyar la investigación en universidades y centros nacionales de investigación. Nuevamente, la gran mayoría de las donaciones de Gates son para universidades y centros en América del Norte y Europa. En conjunto, todas estas investigaciones reciben casi la mitad (47%) del financiamiento de la Fundación Gates.

El apoyo de la Fundación Gates para la investigación al estilo de la Revolución Verde, va más allá de lo científico. Uno de los destinatarios más importantes del financiamiento de la Fundación Gates es, como ya dijimos, una organización de promoción política de alto perfil, llamada AGRA (Alliance for a Green Revolution in Africa). La Fundación Gates y la Fundación Rockefeller crearon AGRA en 2006 como una institución “centrada en los campesinos” y “dirigida por africanos”. La realidad es muy distinta. AGRA se dedica a implementar la agenda vertical de la Revolución Verde, con el principal interés puesto en obtener nuevas semillas y agroquímicos desarrollados por los centros de investigación y corporaciones financiadas por Gates, para ponerlas a disposición de los campesinos de África. AGRA establece, crea, coordina y promueve redes de compañías de pesticidas y semillas y agencia públicas para vender y abastecer insumos agrícolas a los campesinos en todo África. También realiza activamente cabildeo ante los gobiernos africanos para implementar políticas que favorezcan a las compañías de semillas y pesticidas, como promover patentes de las semillas o regulaciones que autoricen organismos transgénicos.

La Fundación Gates entregó a AGRA la enorme suma de 638 millones de dólares desde 2006, cubriendo casi dos tercios de su presupuesto total. Sin embargo, los resultados de AGRA son decepcionantes, por decir lo menos. En los países donde AGRA tiene actividades, los rendimientos de los principales cultivos aumentaron solamente 18% durante los últimos 12 años —bastante menos que el objetivo de AGRA de duplicar los rendimientos. Mientras tanto, la desnutrición (como la mide FAO) aumentó 30% en esos países [10].

En vez de reconocer que sus datos muestran un completo fracaso en alcanzar sus objetivos y cambiar su enfoque, Bill y Melinda Gates redoblaron su apuesta. A comienzos de 2020 crearon su propio instituto de investigación, llamado “Gates Ag One”, para acelerar el proceso de desarrollo de nuevas semillas y agroquímicos y lograr que lleguen más rápido a los campesinos del África sub sahariana y de Asia del Sur [11]. ¿Dónde tendrá su sede el instituto? No en Etiopía o Sri Lanka, sino en Saint Louis, EUA, sede de Monsanto y otros gigantes de los OGM y los pesticidas.

La Fundación Gates compra influencia políticaDe mucha formas sutiles y no tan sutiles, las donaciones de la Fundación Gates son usadas para presionar a los legisladores para que establezcan su agenda vertical, la de la agricultura industrial.

Un ejemplo reciente fue la reunión de 2021, “High-Level Dialogue on Feeding Africa” (Diálogo de Alto Nivel sobre la Alimentación de Africa), que se realizó el 29-30 de abril de este año [12]. Este foro, creado por la Fundación Gates, y organizado por varios destinatarios de la Fundación Gates, como el Banco Africano de Desarrollo, CGIAR y AGRA, estaba destinado a definir una agenda de políticas y financiamiento para presionar aún más por la Revolución Verde en África. El evento atrajo a no menos de 18 jefes de Estado africanos y a varias otras personalidades de alto perfil. Pero lo más notable es que de las organizaciones internacionales con actividades en África, en la larga lista de expositores en el foro, virtualmente todos habían recibido fondos de Gates. El foro concluyó con un compromiso de duplicar la productividad agrícola, algo que AGRA y la Fundación Gates han estado prometiendo, y fracasaron en lograr, durante la última década y media.

Por supuesto, AGRA también presiona, y de forma activa, la agenda política de África. AGRA está entre los principales convocantes del foro anual Africa Green Revolution Forum (AGRF —Foro Africano sobre la Revolución Verde) que se denomina a sí mismo como el principal foro mundial para la agricultura africana y que ha convocado reuniones anuales durante la última década. Entre los socios se incluye a algunas de las principales corporaciones agroquímicas globales, como Bayer, Corteva y Yara y, por supuesto, la propia Fundación Gates. No es una sorpresa que su agenda esté claramente orientada a presionar por políticas gubernamentales que favorezcan más agroquímicos, fertilizantes y semillas híbridas. En su sitio de internet, AGRF tiene una sección especial que llama sala de acuerdos en agronegocios, que “ha facilitado directamente a más de 400 empresas el establecimiento de contactos con inversionistas específicos y ha alojado los servicios de internet de más de 800 empresas para explorar oportunidades en la red” [13]. Esto es, claramente, contacto comercial que sirve a los intereses corporativos, no a los campesinos.

Mientras que la mayoría de las donaciones de Gates están destinadas a promover soluciones tecnológicas, muchas están también orientadas hacia el cambio de políticas. Un total de 45 donaciones se destinan a políticas o apoyo a elaboradores de políticas. Por ejemplo, la universidad estatal de Iowa obtuvo una donación para apoyar la implementación de cambios en políticas con el propósito de aumentar la oferta de nuevas semillas (¿desarrolladas en Iowa?) para los agricultores de África. El Foro Económico Mundial recibió una donación para apoyar una “plataforma para la innovación agrícola y el desarrollo de la cadena de valor”. Y el Africa Centre for Economic Transformation (Centro Africano por la Transformación Económica) obtuvo una donación para promover la transformación agrícola en África dirigida a reformar políticas. La Fundación participa en forma activa en financiar el proyecto “Enabling the Business of Agriculture” (“fomentar negocios de agricultura”), implementado por el Banco Mundial, entre muchas otras iniciativas [14]. El entusiasmo de Gates por los organismos transgénicos sobresale también en la base de datos de donaciones. La universidad estatal de Michigan obtuvo 13 millones de dólares para crear un centro en África que apoye a los elaboradores de políticas acerca de cómo usar y promover la biotecnología. La asociación African Seed Trade Association (Asociación Africana de Comercio de Semillas) obtuvo una donación para mejorar el conocimiento de los campesinos “acerca de los beneficios de reemplazar sus antiguas variedades de cultivos por semillas más nuevas”. La fundación AATF antes mencionada obtuvo 32 millones de dólares para mejorar el conocimiento sobre los beneficios de la biotecnología agrícola y otros 27 millones de dólares para financiar la aprobación y comercialización del maíz transgénico en al menos cuatro países africanos. La fundación Gates no sólo financia la aceptación pública de los transgénicos. También financia en directo la autorización y comercialización de los cultivos transgénicos en África.

Es claro que los destinatarios de las donaciones de Gates, implementan la agenda de Gates e influyen las políticas agrícolas globales. En sólo un poco más de una década, AGRA, la creación de Gates en África, ha logrado maniobrar para pasar de la nada al centro de las discusiones de las políticas agrícolas en el continente. Del mismo modo, aunque la resistencia a los OMGs en África es fuerte, la AATF está logrando que se adopte legislación que autorice los transgénicos, como recientemente se vio en Ghana. Así como es importante ver a quiénes financia la Fundación Gates, también es importante ver a quiénes no financia: a las campesinas y los campesinos de África. La Fundación entrega cero financiamiento para apoyar los sistemas de semillas campesinas, que proporcionan entre el 80 y 90 por ciento de todas las semillas usadas en África. En cambio, entrega financiamiento a una serie de iniciativas que los destruyen. Otro importante ejemplo es cómo la Fundación Gates impulsa la biofortificación como una solución a la desnutrición, alejando el financiamiento y la atención de los esfuerzos mucho más prácticos y culturalmente apropiados para mejorar la nutrición mediante el fortalecimiento de la biodiversidad a nivel de finca y el acceso de las personas a ella [15]. Durante la última década, la Fundación Gates entregó 73 millones de dólares a iniciativas de biofortificación que buscan, esencialmente, introducir nutrientes de forma artificial en uno u otro cultivo comercial.

Y entonces, por supuesto, el propio Bill Gates aparece sentado con los jefes de estado, con los elaboradores de políticas y líderes de empresas, para convencerlos de que su visión del mundo es la que hay que seguir. El mundo se ha acostumbrado a ver fotos de él dándose la mano o sentándose codo a codo con los líderes del mundo. Y muchos de estos líderes parecen estar muy deseosos de aparecer en estas fotos y escuchar sus consejos. El hecho más reciente fue en la reunión virtual de Joe Biden, “Leader Summit on Climate” (una cumbre de líderes sobre el clima), donde Gates compartió su visión de cómo combatir la crisis climática [16]. Su receta para combatir la crisis climática es muy similar, e igualmente peligrosa, a su idea de cómo quiere alimentar al mundo: desarrollar nuevas tecnologías, confiar en el mercado y establecer políticas de manera que las corporaciones puedan hacer que esto ocurra más rápido [17].

Claramente, Gates no está escuchando o no está aprendiendo de las personas en terreno. ¿Por qué entonces hay algunos que lo escuchan? En lugar de escucharlo, es necesario resistir a Gates y a su agenda de tecnología corporativa vertical y detener su avance.

GRAIN desea agradecer a Camila Oda y a María Teresa Montecinos por su ayuda en compilar la base de datos. Y a “A Growing Culture” por sus observaciones sobre el borrador y su trabajo en la infografía.

Tabla 1: Donaciones agrícolas de la Fundación Gates por tipo de beneficiario, 2003-2021
AgenciamillonesdólaresPrincipales beneficiarios
CGIAR1373El CGIAR es un consorcio de 15 centros internacionales de investigación creados para promover la Revolución Verde en todo el mundo. Actualmente, Gates está entre los principales donantes. Los principales destinatarios incluyen a: IFPRI (223 millones de dólares), CIMMYT (346m de dólares), IRRI (197mdlls.), ICRISAT (151mdlls.), IITA (166mdlls.), ILRI (74mdlls.), CIP (91mdlls.), y otros. La mayoría de las donaciones son como apoyo a proyectos de cada uno de los centros y muchos se enfocan al desarrollo de nuevas variedades de cultivo.
AGRA638Un total de 20 subvenciones para apoyo básico y a las principales áreas temáticas de AGRA: semillas, suelos, mercados y cabildeo a los gobiernos africanos para cambiar políticas y legislación.
Organizaciones Internacionales (Naciones Unidas, Banco Mundial, etc.)601Banco Mundial-IBRD (192mdlls.); Programa Mundial de Alimentos (WFP) (99mdlls.); PNUD (54mdlls.); FAO (88mdlls.) United Nations Foundation (76mdlls.). La mayor parte de las donaciones al Banco Mundial son para promover la inversión del sector público y privado en la agricultura (70mdlls.), El Programa Mundial de Alimentos recibe apoyo para mejorar las oportunidades de mercado para los pequeños agricultores, el PNUD, para crear agro-empresas rurales en África Occidental y el apoyo a FAO es principalmente para trabajo estadístico y de políticas.
AATF170AATF (African Agricultural Technology Foundation) es una organización descaradamente pro transgénicos, pro investigaciones corporativas, con sede en Nairobi. El grueso del apoyo que recibe de Gates es para desarrollar maíz transgénico, resistente a la sequía, un proyecto que ya ha  fracasado miserablemente, según muchos. Pero también obtiene apoyo para crear “conciencia sobre la biotecnología agrícola para una mejor comprensión y apreciación”, y lograr una legislación que permita el ingreso de los transgénicos a los países africanos.
Universidades y Centros Nacionales de Investigación.1393Más de tres cuartas partes del financiamiento de Gates para las universidades y centros de investigación llega a instituciones en los EUA y Europa, como las universidades de Cornell, Michigan y Harvard en los EUA y Cambridge y Greenwich en el Reino Unido, entre muchas otras. El trabajo que recibe el apoyo es una mezcla de agronomía básica, mejoramiento e investigación molecular, como también investigación en políticas. Mucho de esto incluye ingeniería genética. La universidad estatal de Michigan, por ejemplo, recibió 13m de dlls. para apoyar a encargados de políticas en África “para tomar decisiones informadas sobre cómo usar la biotecnología”.Aunque la mayoría de las donaciones de la fundación, se supone, son para beneficiar a África, escasamente el 11% de sus donaciones para universidades y centros de investigación van directamente a universidades y centros de investigación de África (147m de dlls. en total, de los cuales 30m de dlls. son para el Regional University Forum, con sede en Uganda, creado por la Fundación Rockefeller.
ONGs proveedoras de servicios1446La Fundación Gates considera a las ONGs como agentes para implementar su trabajo en terreno. Estas incluyen tanto a grandes ONGs de desarrollo como fundaciones. Las actividades apoyadas tienden a tener una fuerte orientación hacia el desarrollo de tecnología o se enfocan en un trabajo en políticas y educación, alineados con la filosofía de la fundación. Una gran parte de estas donaciones, 70%, termina en beneficiarios en los EUA y otro 19% en Europa, las ONGs de África reciben 4% de las donaciones a ONGs (73m de dlls total, de los cuales 36m de dlls. para grupos en Sudáfrica y otros 13m de dlls. para “Farm Concern International” una ONG con sede en Nairobi con la misión de desarrollar para pequeños agricultores modelos de negocios basados en el mercado.
Corporaciones244Una parte relativamente menor del financiamiento de Gates va directamente al sector corporativo. La mayoría de las donaciones son para tecnologías específicas desarrolladas por la corporación en cuestión. Las donaciones más grandes incluyen la World Cocoa Foundation (31m de dlls.), una organización empresarial que representa a los principales procesadores de alimentos y de cacao en el mundo, para mejorar la comercialización y la eficiencia de producción, y Zoetis (una transnacional veterinaria con sede en Bélgica, 14m de dlls.) para llevar productos veterinarios a los agricultores.
Total5865
Tabla 2: Beneficiarios de las donaciones agrícolas de la Fundación Gates, 10 principales países 2003-2021 (se excluye: donaciones a CGIAR, AGRA, AATF y a las organizaciones internacionales)
PaísmillonesdólaresPrincipales beneficiarios
EUA1657Estados Unidos es, por lejos, el principal país beneficiario de las donaciones agrícolas de Gates destinadas a beneficiar a los campesinos en países pobres: 1657 millones de dólares distribuidos en más de 400 donaciones. Entre los destinatarios se incluyen universidades e instituciones de investigación de los EUA para producir variedades de cultivos e investigación biotecnológica para los agricultores en África (por ejemplo a la Universidad de Cornell, la enorme suma de 212 millones de dólares en 26 donaciones), grandes proyectos de ONG orientados principalmente a desarrollar tecnologías y mercados (e.g. Heifer, 51millones de dólares, para mejorar la productividad de ganado vacuno y Technoserve Inc., 51m de dlls., para promover nuevas tecnologías), y varios proyectos para el desarrollo de políticas y de capacidades para impulsar la agenda de la fundación en África y en otros lugares.
Reino Unido466Un total de 81 donaciones centradas en investigación, como la Universidad de Greenwich, para trabajar sobre pestes y enfermedades de la cassava y otros cultivos (10 donaciones totalizando 73m de dlls.), y para Global Alliance for Livestock Veterinary Medicines (9 donaciones que totalizan 169m. de dlls.) para producir medicamentos y vacunas para ganado vendidas por el sector privado a los agricultores de África.
Alemania1548 donaciones para German Federal Enterprise for International Cooperation (GIZ) para implementar cadenas de abastecimiento para los agricultores africanos del cajú y del arroz y otros proyectos (57m de dólares), y otras tres donaciones para el German Investment Corporation por trabajar cultivando algodón y el café africanos 47m de dlls.), entre otros.
India98Un total de 33 donaciones a una diversidad de destinatarios incluyendo tres donaciones a PRADAN (34m de dlls. para capacitación de mujeres agricultoras), y tres donaciones para BAIF (16m de dlls.) para dar acceso a los agricultores a las últimas tecnologías de mejoramiento genético de ganado.
Holanda95Principalmente en cinco donaciones para la Universidad de Wageningen para investigación agronómica de leguminosas de grano, apoyo a la agricultura digital y otros proyectos (57millones de dólares).
Canadá74Un total de 20 donaciones principalmente a universidades para asegurar la adopción de nuevas tecnologías, desarrollar cadenas de abastecimiento de semilla comercial de mandioca en Tanzania y para producir vacunas para enfermedades del ganado, entre otros programas.
Australia61Un total de 24 donaciones, principalmente para universidades y centros de investigación (incluyendo 30 millones para la Universidad de Queensland) para desarrollar híbridos de sorgo y de caupí para África y entregar ganado mejorado genéticamente, entre otros programas.
China48Principalmente para la Academia de Ciencias Agrícolas de China (dos donaciones que totalizan 33 millones de dólares) para desarrollar nuevas variedades de arroz para los agricultores de todo el mundo.
Uganda46Principalmente para RUFORUM (dos donaciones que totalizan 30 millones de dólares para apoyar la investigación agrícola de las universidades de la región). RUFORUM fue creado como un programa de la Fundación Rockefeller en el año 1992 y se convirtió en la universidad independiente Regional University Forum en el año 2004.
Kenia43Donaciones para Farm Concern International para crear cadenas de valor orientadas al mercado en varios cultivos, y para que varias compañías de agronegocios con actividades en la región hagan lo mismo.
Total 10 principales27422700 millones de dólares, o casi la mitad del financiamiento agrícola proveniente de Gates llegó a destinatarios en estos 10 países: más del 90% para países del Norte.

Para descargar el informe en PDF, haga clic en el siguiente enlace:

Cómo empuja la Fundación Ga…(729,91 kB)

Referencias:

[1] GRAIN, “¿Cómo gasta la Fundación Gates su dinero para alimentar el mundo?”, noviembre 2014.  https://grain.org/es/article/5078-como-gasta-la-fundacion-gates-su-dinero-para-alimentar-el-mundo

[2] Luke Savage “Bill Gates Chooses Corporate Patent Rights Over Human Lives” enJacobin, 2021.  https://jacobinmag.com/2021/04/bill-gates-vaccines-intellectual-property-covid-patents, y: Tim Schwab, “The Fall of the House of Gates?”, en The Nation, mayo 2021,  https://www.thenation.com/article/society/gates-me-too-divorce/

[3] Timothy A. Wise, “Failing Africa’s Farmers: An Impact Assessment of the Alliance for a Green Revolution in Africa”, Tufts University, julio 2020.  https://sites.tufts.edu/gdae/files/2020/07/20-01_Wise_FailureToYield.pdf

[4] Ver:  https://www.acbio.org.za/publications? search_api_fulltext=Gates&sort_by=field_publication_date

[5] Ver:  https://usrtk.org/category/bill-gates-food-tracker/

[6] La base de datos original de Gates está disponible en su sitio de internet:  https://www.gatesfoundation.org/about/committed-grants. La base de datos de GRAIN, incluye un agrupamiento de diferentes tipos de beneficiarios puede descargarse desde  https://drive.google.com/file/d/1-ItZGNKANeY00Rv-LRxotRVjStoSXyor/view?usp=sharinghttps://drive.google.com/file/d/1xjg8JYU_TTa2q5VvY9Aob0o_SUOcecE6/view?usp=sharing

[7] Ver también: GRAIN, “Los señores de lo oscuro asaltan el granero: El capital privado hinca el diente en la agricultura”, septiembre de 2020,  https://grain.org/es/article/6541-los-senores-de-lo-oscuro-asaltan-el-granero-el-capital-privado-hinca-el-diente-en-la-agricultura

[8] Para una mirada más profunda a cada categoría, visite la página de Instagram de GRAIN:  https://www.instagram.com/grain_org/

[9] Ver:  https://www.oxfam.org/es/que-hacemos/quienes-somos/como-nos-financiamos

[10] Timothy A. Wise, “Failing Africa’s Farmers: An Impact Assessment of the Alliance for a Green Revolution in Africa” Tufts University, julio 2020.  https://sites.tufts.edu/gdae/files/2020/07/20-01_Wise_FailureToYield.pdf

[11] Ver: “Bill & Melinda Gates Foundation Statement on Creation of Nonprofit Agricultural Research Institute”, Seattle, enero 21, 2020.  https://www.gatesfoundation.org/ideas/media-center/press-releases/2020/01/gates-foundation-statement-on-creation-of-nonprofit-agricultural-research-institute

[12] Ver:  https://www.afdb.org/en/events/high-level-virtual-dialogue-feeding-africa-leadership-scale-successful-innovations

[13] Ver:  https://agrf.org/dealroom/

[14] Ver: “The unholy alliance”, Oakland Institute, 2016.  https://www.oaklandinstitute.org/sites/oaklandinstitute.org/files/unholy_alliance_web.pdf

[15] GRAIN, “¿Cultivos biofortificados o biodiversidad? La lucha por verdaderas soluciones para la mal nutrición está en marcha”, 4 junio 2019:  https://grain.org/es/article/6245-cultivos-biofortificados-o-biodiversidad-la-lucha-por-verdaderas-soluciones-para-la-mal-nutricion-esta-en-marcha

[16] ver:  https://www.state.gov/leaders-summit-on-climate/

[17] https://www.geekwire.com/2021/bill-gates-shares-3-steps-clean-energy-economy-message- leaders-summit-climate/

Ecoportal.net

Fuente

Acerca del Autor

GRAIN

GRAIN es una pequeña organización internacional que trabaja apoyando a campesinos y a movimientos sociales en sus luchas por lograr sistemas alimentarios basados en la biodiversidad y controlados comunitariamente.

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

About Author

GRAIN

GRAIN es una pequeña organización internacional que trabaja apoyando a campesinos y a movimientos...