Trigo
Imagen de Albrecht Fietz en Pixabay
ALIMENTACION Cultivos

Las nuevas formas de cultivo que podrían alimentar a más personas, más sosteniblemente

A medida que la población humana continúa aumentando y la tierra disponible para la agricultura continúa reduciéndose, para alimentar a esa población creciente, necesitaremos encontrar nuevas formas de producir cereales como el trigo y la cebada de formas más sostenibles.

“El trigo y la cebada son cultivos alimentarios básicos en todo el mundo, pero su producción debe aumentar drásticamente para satisfacer las demandas futuras de alimentos”, explica Ken Chalmers, profesor asociado de la Escuela de Agricultura, Alimentos y Vino de la Universidad de Adelaida. “Se estima que la producción de trigo por sí sola debe aumentar en más del 50% sobre los niveles actuales para el 2050 para alimentar a la creciente población mundial”.

Chalmers y sus colegas tienen una respuesta sobre cómo podemos ayudar a satisfacer esas demandas crecientes: desbloquear todo el conjunto de genes de estas plantas para brindarles a los obtentores las herramientas necesarias para aumentar el rendimiento de sus cultivos.

“Los avances en genómica han acelerado el mejoramiento y la mejora del rendimiento y la calidad en cultivos como el arroz y el maíz, pero esfuerzos similares en trigo y cebada han sido más desafiantes”, dice el profesor Peter Langridge, quien también trabajó en la investigación cuyos hallazgos se han publicado en un artículo .

“Esto se debe en gran parte al tamaño y la complejidad de sus genomas, nuestro conocimiento limitado de los genes clave que controlan el rendimiento y la falta de datos de ensamblaje del genoma para múltiples líneas de interés para los criadores”, agrega.

Lo que complica las cosas es que los cultivares de trigo y cebada de todo el mundo vienen con una amplia gama de variantes genéticas y diversas estructuras genómicas que influyen en rasgos clave como su rendimiento y tolerancia a sequías y enfermedades.

“Esta variación no se puede capturar con una sola secuencia del genoma”, dice Chalmers. “Solo mediante la secuenciación de genomas múltiples y diversos podemos comenzar a comprender el alcance total de la variación genética, el pangenoma”.

Junto con otro proyecto realizado simultáneamente en Australia, los investigadores dirigidos por los dos expertos han secuenciado múltiples variedades de trigo y cebada de todo el mundo, descubriendo variaciones genéticas previamente ocultas en estos importantes cultivos.

Los resultados pueden utilizarse para producir nuevas generaciones de cultivares modernos de trigo y cebada con rendimientos mucho más altos. El cultivo de estos cultivares ayudará a alimentar a muchas más personas, pero también podría tener un impacto positivo en el medio ambiente. Si se requiere menos tierra para cultivar más alimentos, se puede mantener más tierra como áreas naturales ricas en vida silvestre o volver a convertirse en ellas.

Artículo en inglés

Acerca del Autor

Ricardo Natalichio

Nació en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina (1969). Estudios sobre Desarrollo Sustentable, Marketing, Liderazgo de ONGs de Desarrollo, Derechos Humanos, Ciencias Económicas, Literatura, Counseling, y Apoyo a grupos en Situación de Vulnerabilidad.
Desde fines de 1999 se desempeña como Director del Portal de ecología social EcoPortal.net www.ecoportal.net

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

About Author

Ricardo Natalichio

Nació en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina (1969). Estudios sobre Desarrollo Sustentable...