Cómo preparar pan dulce sin TACC

Preparar un pan dulce sin TACC en casa estas Fiestas puede ser una buena opción, así podremos asegurarnos de su calidad y ahorrar un poco en gastos, sobre todo en estos dulces especiales que suelen ser muy costosos.

La comida es una de las claves de las fiestas: Las reuniones familiares en Navidad y Nochevieja suelen tener muchos platos, existiendo una gran variedad dependiendo de las preferencias de cada persona.

Sin embargo, el pan dulce es un plato clásico que no ha cambiado con el paso de los años. Debido al alto precio de estos panes, mucha gente prefiere prepararlos en casa: se pueden preparar incluso sin TACC como alternativa para personas celíacas.

El punto fuerte del pan dulce sin TACC es que el interior del debe quedar esponjoso y aireado, sin perder su sabor característico; y aderezos como chispas de chocolate, frutas abrillantadas, nueces y pasas.

La opción sin gluten se presenta en dos versiones para adaptarse al presupuesto de cada uno: una se puede preparar sin mantequilla ni leche, reemplazando por aceite y agua y la otra tiene un formato más tradicional.

Ingredientes para hacer pan dulce sin TACC casero

270 gramos de premezcla sin TACC (que incluye almidón de maíz, almidón de mandioca y harina de arroz)
Cinco cucharadas de leche en polvo.
Dos cucharadas de goma xantana.
Una cucharada de levadura en polvo apta para celíacos.
25 gramos de levadura fresca.
150 cm3 de leche.
1 cucharadita de esencia de agua de azahar.
2 huevos.
50 gramos de mantequilla fría.
Una cucharadita de ralladura de cáscara de limón.
50 gramos de azúcar.
Una cucharadita de esencia de vainilla.
Una cucharada de miel.
150 gramos de nueces, fruta picada o chocolate.

Preparación del pan dulce sin TACC

Lo primero que hay que tener en cuenta en la elaboración de este pan dulce sin TACC es la limpieza de los utensilios de cocina que no deben entrar en contacto con partículas de gluten, que en terminología de cocina sin TACC -acrónimo de “Trigo, Avena, Cebada y Centeno”- se pretende evitar la llamada “contaminación cruzada”

El primer paso es mezclar la levadura con la leche tibia y una cucharada de azúcar. Otra opción es sustituir la levadura seca por un paquete de polvo similar. Luego se debe mezclar huevos, azúcar y miel en un recipiente con la esencia y la piel del limón rallada.
Se agrega luego la levadura ya fermentada y espumosa a la mezcla.

En un segundo bol agregar la premezcla junto con la goma xantana y el polvo para hornear. Luego se añaden también la mantequilla fría para desgranarla con una cuchara, tenedor o cualquier utensilio de cocina (con la precaución de que no tenga restos de gluten).

Es mejor no trabajar con las manos para no derretir la manteca de la mezcla.

Luego agregar frutos secos a la primera preparación y colocarlos en un plato aparte. Básicamente, se debe agregar una cucharada de la premezcla para que quede en la base del pan dulce sin TACC durante el horneado. Finalmente, agregar la fruta a la masa.

Una vez que la masa esté lista, sólo tendremos que llenar el molde de repostería hasta 3/4 de su capacidad.
Es mejor utilizar un molde pequeño para una cocción uniforme y los mejores resultados posibles.
Después de colocarla la masa en el recipiente dejar reposar durante 30 minutos, mientras tanto enciender el horno y precalentar a casi 180°.

Pasada la media hora indicada, cocinar el pan dulce a fuego medio. El tiempo de horneado siempre dependerá de los moldes utilizados anteriormente: si hay 1/4 de molde (correspondiente a 250 gramos) tardarán unos 20 minutos.

Comprobar con un cuchillo si el pan dulce ya está cocido, pinchándolo. Si sale “limpio” ya estará listo!

Ecoportal.net

Con información de: https://tn.com.ar/

Recibir Notificaciones OK No gracias