injerto
Imagen de Helger11 en Pixabay
ECONCIENCIA Vida Consciente

Injerto de plantas: ¿Qué es y como se hace?

Esta técnica sirve para mejorar tu producción de frutos, recuperar plantas enfermas y más. El injerto, es una técnica de multiplicación vegetativa que consiste en unir diferentes partes de las plantas.

Esta técnica se puede utilizar tanto en plantas ornamentales como en frutales, y el principal objetivo es unir las mejores características de ambas plantas, ya sea para:

Recuperar una planta debilitada;

Produce mejores frutos;

“Crear” plantas más resistentes a las plagas;

Capaz de adaptar ciertas especies a diferentes condiciones climáticas y del suelo.

Condiciones básicas para injertar plantas.

Para tener éxito, es fundamental que exista compatibilidad entre las especies implicadas. En otras palabras, las plantas deben tener un cierto grado de parentesco en su genética para evitar la manifestación de incompatibilidad o rechazo.

También es muy importante que las superficies que entrarán en contacto entre sí estén limpias y lisas, no obstaculizando la circulación de la savia entre las plantas, ya que esto es lo que las unirá y hará funcione.

No menos importante, todas las personas que vayan a manejar las plantas injertadas deben tener los conocimientos necesarios para evitar una exposición inadecuada de los cortes a la acción del sol, el viento y el contacto con el suelo.

Otra condición básica es que las ramas a injertar deben haber “nacido” en el año anterior y haber sido recolectadas al final del invierno, guardadas en un lugar fresco para que se mantengan más tiempo para que el injerto se pueda hacer en primavera. . La intención es que coincida con el inicio de la floración.

Los términos utilizados

Cuando comienzas a investigar sobre el injerto, pronto te encuentras con términos como portainjerto, caballo, bravo y tenedor. Vea lo que significan:

Rizoma

Cuando se habla de portainjerto, este término se refiere a una planta cuya raíz y base de tallo se utilizan en el proceso de injerto. Este es el mismo significado para “caballo”, “bravo” o incluso “semilla”.

Injerto

Es la parte superior del tallo, que será “injertada”. Es el resultado de la unión de los tejidos de dos plantas que forman una sola planta con dos partes diferenciadas: el injerto y el patrón.

Tenedor

Este término se utiliza en el tipo de injerto de corteza, en el que se realiza un corte vertical en el portainjerto y se retira la corteza.

Luego prepare el tenedor, que es la parte de la otra planta que se colocará en la corteza cortada del portainjerto.

Debe hacer un corte más grande en un lado y un corte más pequeño en el otro lado para insertar el tenedor en el caparazón.

Lo ideal es que la horquilla tenga unos cogollos vegetativos en estado latente, de los que “nacerán” nuevos brotes. El tenedor debe estar afilado en la base, en forma de cuña.

Cuidado después del injerto

Existen diferentes tipos de injertos, que varían según la colocación de la horquilla en el portainjerto. Cualquiera que sea el método que elija, es fundamental aplicar un “apósito” para ayudar a que la planta sane.

Para ello, es necesario exprimir las dos partes unidas con rafia y luego cubrir con un ungüento (mezcla sintética para aislar el injerto). Por tanto, es posible promover la unión de los tejidos y una buena cicatrización.

La parte inferior de la planta (portainjerto, caballo o silvestre), tiene el sistema radicular que le proporcionará los nutrientes y el agua necesarios para su desarrollo y transformación del injerto en una nueva planta.

También hay que tener cuidado en los meses siguientes al injerto: se deben eliminar todos los brotes que aparezcan como consecuencia del injerto, especialmente debajo de la zona de injerto, para que toda la savia de la planta injertada se conduzca al injerto y, así, La nueva parte aérea de la planta se desarrollará como se esperaba.

Injerto en la práctica

Ahora que conoce las principales características y cuidados, vea, en el video a continuación, cómo funcionan los injertos de plantas en la práctica para comenzar a probar en casa. Recuerde que puede que no funcione las primeras veces, y está bien, porque todo cultivo de plantas es una experiencia de aprendizaje y requiere práctica para tener éxito.

Por Priscilla Riscarolli. Artículo en portugués

Acerca del Autor

Priscilla Riscarolli

Graduada en Comunicación Social, decidió cambiar las campañas publicitarias por la producción de contenido para inspirar a las personas a enriquecer sus vidas con más información, bienestar y creatividad.

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

About Author

Priscilla Riscarolli

Graduada en Comunicación Social, decidió cambiar las campañas publicitarias por la producción de...