Té verde
ECONCIENCIA Vida Consciente

Té verde: Cómo reutilizarlo para embellecer la piel y el cabello

La versatilidad del té verde para la salud es increíble. Se toma este té para la digestión, para reducir el colesterol y para desintoxicar. Pero también puedes usar el té verde en compresas para tratar heridas, limpiar la piel, tonificar, o incluso, como baño capilar que fortalece, limpia y acondiciona.

Hemos separado algunas buenas recetas con té verde para uso cosmético. Lo mejor es que podrás reutilizar lo que quede del té colado o de la propia bolsita.

También es bueno para la belleza

El té verde es el resultado de la infusión de hojas verdes de la planta Camelia sinensis, secas pero no fermentadas.

Es un té especialmente astringente, refrescante y desintoxicante, apto tanto para uso interno como externo porque mantiene su acción curativa ya que actúa a nivel celular, sobre la piel.

Sin embargo, tenga cuidado si su piel está seca porque el té verde, o los productos dermatológicos que lo contienen, pueden aumentar la sensación de tirantez y sequedad.

Las principales funciones sobre la piel tienen que ver con su alto contenido de taninos, flavonoides y antioxidantes además de la función antimicrobiana que es inherente a toda infusión de Camelia sinensis.

Aquí tienes algunas recetas interesantes para ti, que puedes preparar fácilmente en casa, con té verde en hojas sueltas o incluso en bolsitas. Recuerde que no debe verterse en agua hirviendo, sino cuando esté por comenzar a hervir.

Para todos los usos, prefiera un té de origen conocido y puro (es decir, sin mezclas con otros tés). El té, bien envasado (al vacío) y guardado en un recipiente hermético, en un lugar fresco y alejado de la luz, tiene una larga durabilidad, sin embargo, hay que tener cuidado con la posibilidad de que se forme moho porque, de ocurrir, tendrás que tirar todo el paquete.

Recetas de belleza para la piel con té verde

-Tónico astringente para limpiar y tonificar la piel.

Haga un té fuerte (2 bolsas o una cucharada de hojas por 200 ml de agua).

Dejar reposar durante 1 h, colar las hojas o sacar las bolsas del agua y secar en el rostro, haciendo movimientos de adentro hacia afuera, realizando la limpieza.

Evite el contacto con los ojos y enjuague normalmente.

Seque su cara con una toalla limpia y suave.

-Mascarilla para pieles grasas

Aprovecha a la hora de preparar la tónica que te enseñamos anteriormente, o al tomar té, para utilizar las hojas sobrantes de la infusión o de las bolsitas.

Recoge las hojas húmedas (o abre y retira el contenido de la bolsa) y mézclalas con una cucharada de miel.

Aplicar la mascarilla sobre la piel del rostro, limpiar y secar y masajear suavemente para que el producto penetre profundamente en la piel.

Déjalo actuar 20 minutos y retíralo con agua fría.

-Limpieza cutánea superrápida

Si siempre haces el ritual de limpieza de la piel como el disfraz (limpiar, tonificar, hidratar), pero esta vez tienes prisa, pon una bolsita de té verde en agua casi hirviendo y espera un minuto.

Sácalo del agua, exprímelo bien y pásalo por todo el rostro aunque salga humo.

Enjuague y aplique una crema hidratante.

Piel limpia, perfecta e hidratada en dos minutos.

 -Para eliminar las ojeras

El té verde también se puede utilizar como remedio natural para eliminar las ojeras.

Para hacer esto, simplemente use té verde normal en una compresa fría en los ojos.

Remoje una bola de algodón en té verde helado y déjela reposar durante 15 minutos.

-Exfoliante corporal casero

Como sabemos, los exfoliantes comprados no tienen nada porque la mayoría de ellos están hechos con microplásticos que contaminan toda la vida en la Tierra.

Aprovecha lo que queda de tu té (bolsita u hojas) para hacer un exfoliante para eliminar las células muertas de la piel. El té verde es ideal para rejuvenecer, estimular y refrescar la piel.

Mezclar las hojas de té verde (abriendo la bolsa o reutilizando las hojas coladas) y hacer una crema exfoliante mezclando: azúcar (aproximadamente una cuchara) y aceite de coco, aceite de almendras o lo que tengas en casa (aproximadamente ½ taza).

Mezclar los ingredientes y utilizar en todo el cuerpo.

-Para lavar o acondicionar el cabello

El té verde es ideal para mejorar la salud de tu cabello, cuidar tu cuero cabelludo, reducir la seborrea, controlar la caspa y hacer que tu cabello crezca aún más.

Su uso es fácil y aún más la preparación de té.

Para tratar tu cabello, deja reposar la infusión de hojas de té verde hasta 15 minutos, cuela y úsala para lavarte el cabello después de tu lavado habitual.

Puedes o no enjuagarte el cabello; prueba la diferencia porque, para cada tipo de cabello, el tratamiento puede ser diferente. El cabello graso se ve mucho mejor sin enjuagar el té verde.

Al final del proceso, un poco de crema en los extremos (puede ser manteca de coco, por ejemplo) ayudará con el peinado.

El té verde seca un poco el cabello porque tiene la propiedad de eliminar las grasas sobrantes y, con ellas, la suciedad adherida, pero nada que la manteca de coco no pueda solucionar rápidamente.

Utilice este procedimiento una vez a la semana y, todos los días, tome una taza de té verde (infusión de 5 minutos). Verás, en 3 meses, el buen efecto que tendrá esta práctica tanto en tu cabello como en tu piel.

-Mantequilla de té verde para piel y cabello.

Fácil de hacer en casa y bueno para usar en la piel o el cabello.

Tiene propiedades cicatrizantes y antimicrobianas, protege contra los rayos UV, hidrata y mantiene la piel y el cabello sanos.

Use una porción de mantequilla de coco (si la temperatura ambiente es fría, esta mantequilla es dura) caliente en un baño de agua si es necesario. Agrega media porción de hojas de té verde, bate todo con la batidora, cuela para quitar pequeños trozos que puedan lastimar tu piel y deja que se endurezca (si está caliente ponlo en el refrigerador).

Utiliza esta mantequilla de té verde para masajear tu cabello o cualquier parte de tu cuerpo que esté más áspera, con lesiones o que necesite un tratamiento especial (codos, talones), por ejemplo.

Artículo en portugués

Acerca del Autor

Ricardo Natalichio

Nació en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina (1969). Estudios sobre Desarrollo Sustentable, Marketing, Liderazgo de ONGs de Desarrollo, Derechos Humanos, Ciencias Económicas, Literatura, Counseling, y Apoyo a grupos en Situación de Vulnerabilidad.
Desde fines de 1999 se desempeña como Director del Portal de ecología social EcoPortal.net www.ecoportal.net

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

About Author

Ricardo Natalichio

Nació en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina (1969). Estudios sobre Desarrollo Sustentable...