Australia ECO-NOTICIAS

Australia encontró un modo de salvar el agua de la contaminación plástica (y podemos hacer lo mismo!)

Compártelo en tus redes

Quitar la basura del agua del desagüe. La ciudad de Kwinana, en Australia, está experimentando un método increíblemente simple y eficaz, que está dando excelentes resultados.

El sistema, instalado el verano pasado, se llama StormX y es realmente simple: consiste en una red colocada en la salida del tubo de drenaje que ayuda a capturar pequeños y grandes detritos y proteger el medio ambiente de contaminación.

Las tuberías drenan el agua de las áreas residenciales a áreas naturales, y la basura que a menudo se transporta en ellos, puede extenderse al medio ambiente, sin hablar de que cuando ocurren lluvias fuertes, la basura es arrastrada por los sistemas de drenaje. De ahí la necesidad de encontrar una solución.

Las autoridades de la ciudad primero instalaron dos redes para ver si el sistema funcionaba. Los resultados fueron sorprendentes. A lo largo de unas semanas, las redes consiguieron capturar más de 360 ​​kg de basura.

A este punto, se decidió instalar más de esas “trampas de residuos” en toda la ciudad para minimizar la contaminación y los efectos negativos sobre la vida silvestre y el medio ambiente.


“Las redes reutilizables del tipo comercial hacen la captura completa de los contaminantes mayores y de hasta 5 mm, incluyendo materiales orgánicos (como hojas) que podrían reducir los niveles de fósforo y nitrógeno en nuestra agua. Esta solución económica para residuos y residuos en el desagüe aguas pluviales es altamente eficaz para un ‘primer descarte’, explica la empresa que los creó.

Aunque la instalación y la fabricación de estas redes cuesta unos 6.000 euros cada uno, el sistema es bastante conveniente porque ahorra dinero en otros frentes. Por ejemplo, la ciudad redujo los gastos para la remoción manual de los residuos de los tubos de drenaje.

Las redes se instalaron en orificios de drenaje de hormigón de 750 mm y 450 mm de diámetro y se limpian tres veces a la semana. Ningún animal fue capturado desde el inicio de la operación experimental. Las autoridades de Kwinana planean instalar nuevas redes en tres lugares adicionales.

Pero, ¿qué pasa cuando las redes están llenas de basura?

Una vez saturadas, se levantan y los desechos se cargan en camiones especiales y se transportan a los centros de clasificación. Allí, el material es separado en reciclable y no reciclable, y luego tratado. Las redes se reinsertan en los tubos de drenaje y continúan haciendo su trabajo.

Este nuevo sistema de filtración prueba una vez más que las pequeñas cosas son importantes, y que centrarse en ellas puede tener un impacto positivo en el medio ambiente. Es claro que una recolección correcta de residuos evitaría el problema mayor, pero desafortunadamente sabemos que muchos residuos se dispersan, con consecuencias muy serias.

Por Eliane Oliveira

Artículo original (en inglés)

Compártelo en tus redes
Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Apoya nuestro trabajo

Boletín de noticias

Envío semanal de noticias de EcoPortal por correo electrónico