Asia Eco-Noticias

El país más sostenible de la Tierra

agricultura, alimentos, cultivos, químicos, abonos

Bután cuenta con una población de unos 800.000 habitantes y su premisa es la protección del medio ambiente siendo el único país en todo el mundo que absorbe tres veces más dióxido de carbono del que produce.

Las autoridades locales, para preservar la naturaleza y evitar el avance del cambio climático, tomaron medidas como controlar la tala e importación de bosques, limitar el volumen de turistas y desarrollar transporte eléctrico.

En 2020 serán el primer país en tener una agricultura ecológica por ley. Se implementarán métodos biológicos, eliminándose los productos químicos de síntesis y los OGM. Será una agricultura que cuidará los recursos naturales y producirá alimentos cuidando la calidad nutricional.

Los agricultores de Bután, sólo emplearán abonos orgánicos naturales provenientes de la ganadería.

agricultura, alimentos, cultivos, químicos, abonos

La decisión de reconvertir su agricultura a una más respetuosa por el ambiente se basa en numerosos estudios que confirman que la agricultura industrializada repercute de manera negativa en la calidad de frutas y verduras, restando valor nutricional. Además que, contamina aguas subterráneas al abusar de fertilizantes nitrogenados químicos.

Para garantizar una alta producción de alimentos sin pesticidas ni herbicidas y a su vez garantizar la calidad biológica de los suelos de cultivo, desde el gobierno de Bután se va a incrementar las extensiones de tierras de regadío, así como la modernización de las infraestructuras para fomentar el cultivo de variedades de frutas y verduras autóctonas que son más resistentes a las plagas y climatología del país.

La agricultura ecológica o agroecología, es un método de producción que además de incentivar el cuidado del ambiente, supone toda una filosofía que ofrece beneficios indirectos sobre la calidad de vida de sus practicantes. Por eso se pretende combatir los recientes problemas de sequía con métodos agronómicos sostenibles, así como alentar a que los campesinos se queden en sus tierras y no migren a la ciudad.

Esperemos que este primer paso sea el comienzo de un profundo proceso de cambio extensible a otras economías del mundo que revalorice la calidad de la agricultura natural y autóctona, en contra de la agricultura industrializada.

Ecoportal.net

Fuente

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario