China Eco-Noticias

En China los agricultores polinizan a mano los frutales

Los agricultores en China deben realizar manualmente la tarea de polinización de sus árboles frutales como manzanos y perales porque ya no existen abejas. El excesivo uso de pesticidas y la falta de su hábitat natural acabó con todos los polinizadores.

Par polinizar utilizan tarros de polen y pinceles y van flor por flor realizando el trabajo. Los niños colaboran con la tarea subiéndose a los árboles para alcanzar las flores más altas.

Esta tarea inédita se realiza dado el valor de estas frutas, sino, no se justificaría tal labor. De pensar una polinización manual para todos los cultivos, esto no sería posible porque no hay humanos suficientes en el mundo para polinizar todos las plantas.

Existen soluciones simples, estudios en Europa y Norteamérica han descubierto que al plantar franjas de flores salvajes cerca de los cultivos y dejar parches de vegetación natural tales como árboles y bosques, es posible aumentar la población de polinizadores. Estas prácticas también pueden incrementar la población de predadores naturales, disminuyendo la necesidad de usar pesticidas.

Con un poco de esfuerzo, es perfectamente posible cultivar alimentos y al mismo tiempo cuidar el medio ambiente. De hecho, si lo vemos a largo plazo, esta es probablemente la única manera de cultivar alimento ya que de otra forma, la agricultura podría llegar a colapsar.


Sin las abejas, nuestra dieta sería increíblemente pobre. Estaríamos forzados a sobrevivir de cultivos polinizados por el viento: trigo, cebada, maíz y no mucho más que esto. Imagine supermercados y almacenes sin frambuesas, manzanas, frutillas, guisantes, calabazas, melones, tomates, arándanos y mucho más.

Las abejas y otros insectos nos han entregado polinización gratis para nuestros cultivos por siglos y continuarán haciéndolo si aprendemos a reconocer su importancia y a devolverles el favor entregándoles lo que necesitan para sobrevivir.

Pero….. ¿Porque no hay abejas en algunas regiones de China?

La historia nos ofrece una curiosa historia de la que deberíamos aprender la  lección de lo negativo y peligroso que puede resultar romper el equilibrio medioambiental.
En un intento por controlar y transformar  la naturaleza para nuestro provecho,  Mao Tse Tung tuvo la increíble ocurrencia de creer que ciertos seres ( gorriones, mosquitos, moscas y ratones ) eran perjudiciales para el rendimiento de la agricultura por lo que decidió declararles la guerra e  inicio lo que se denomino “La  campaña de las cuatro plagas” con la que pretendía exterminar estas cuatro especies.

El gorrión debió su persecución a que se comía el grano almacenado, causando problemas a la agricultura. Esto le llevó a ingresar en la lista de animales peligrosos. Según palabras de Mao Zedong, «Los gorriones son una de las peores plagas de China».

La campaña supuso un éxito, y estuvo a punto de aniquilar por completo a los gorriones.

La persecución fue frenada en abril de 1960. En este año, científicos, alarmados por el plan de Mao, publicaron una investigación en el que se aseguraba que “los gorriones comen más insectos que grano”

Mao se dio cuenta con esta afirmación de que había estado equivocado, y se dirigió a los medios con la frase “suàn le” (Olvidadlos) con la que se concluyó la persecución de los gorriones.

 Pero en algunas regiones ya era demasiado tarde.

La plaga de langostas

A pesar de haber frenado la persecución, el daño causado por el aniquilamiento de los gorriones trajo consigo la proliferación de las langostas. Estas fueron responsables de una terrible plaga que formó una parte muy importante de la Gran Hambruna China, periodo de 3 años que pusieron fin al Gran Paso Adelante en el que se calcula que murieron entre 16 y 30 millones de personas. Las condiciones de miseria fueron terribles, las cosechas fueron devoradas por las langostas y montones de personas murieron en la pobreza. La tasa de natalidad disminuyó y la de mortalidad aumentó, y los daños económicos fueron terribles, sobre todo para el pueblo llano.
Los insectos empezaron a multiplicarse, para acabar con ellos, se aplicaron insecticidas, plaguicidas en enormes cantidades, los cuales no distinguieron entre los insectos benéficos y los perjudiciales. El resultado fue que en regiones extensas de china se extinguieron los insectos polinizadores y entre ellos el mejor polinizador del planeta: las  abejas.
Desde entonces y ya han pasado mas de 50 años,  en esas zonas, el proceso de polinización se tiene que hacer a mano.
Los residuos que dejan estos productos sobre la tierra perduran por muchos años, aun hoy la población china de gorriones continúa bajando. Los conservadores alegan que esto es fruto del uso de pesticidas en la agricultura
Curiosa historia de un  enorme y tremendo error del que parece que aun no hemos aprendido lo suficiente, la biotecnología, los transgénicos,  la utilización de herbicidas, plaguicidas, insecticidas,  fertilizantes químicos etc están aun hoy al orden del día, sin entender que en cualquier momento podemos romper un equilibrio que perdura desde hace millones de años.
Ecoportal.net
 
Fuentes :
https://colmenafeliz.blogspot.com
China Dialogue
The Guardian
Wikipedia
Rafael Llinas
Compártelo en tus redes
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!