comercio de vida silvestre
ECO-NOTICIAS Internacionales

¿Cómo hacer retroceder el comercio mundial de vida silvestre?

El comercio mundial de vida silvestre deja miseria a su paso y continúa saqueando los ecosistemas naturales a un ritmo alarmante. La colosal embergadura que tiene, puede resultar una sorpresa.

En solo dos décadas, entre 1998 y 2018, dicen investigadores de Hong Kong y Singapur, se comerciaron en todo el mundo más de 420 millones de animales salvajes, todos los cuales estaban en la lista de amenazados o en peligro de extinción.

Las rutas comerciales entrecruzaban 226 naciones y territorios como Hong Kong, en sí mismo un centro del comercio mundial de vida silvestre, y tal vez no sorprendentemente el tráfico de vida silvestre tendía a ir en una dirección: de países pobres a países ricos.

Las ranas silvestres, por ejemplo, se enviaban habitualmente de Madagascar a los EE.UU, el mayor importador mundial de productos de vida silvestre, mientras que los peces silvestres se enviaban de Tailandia a Hong Kong.

Mientras tanto, las especies en peligro de extinción de países de África y América del Sur se exportan sin cesar a las naciones ricas. Entre 2006 y 2015, por ejemplo, se exportaron hasta 1,3 millones de animales y plantas vivos de África solo a Asia, según el grupo contra la trata de personas TRAFFIC.

Durante el mismo período, también se exportaron legalmente de África a Asia 1,5 millones de pieles y 2000 toneladas de carne de animales salvajes como los pangolines. A eso se sumaba un fuerte comercio ilegal de vida silvestre y sus partes.

“La red de comercio mundial estaba más conectada en condiciones de mayor desigualdad de riqueza internacional, cuando los importadores ricos pueden tener una ventaja económica mayor sobre las naciones / territorios exportadores más pobres”, escriben los científicos en un estudio .

La desigualdad es la raíz del comercio de vida silvestre

“El comercio bilateral fue impulsado principalmente por factores socioeconómicos en el extremo de la oferta, y es probable que los exportadores más ricos suministren más animales al mercado global”, explican, y agregan que abordar las marcadas desigualdades en los ingresos podría ser clave para hacer retroceder el comercio de animales salvajes en todo el mundo.

Una forma de hacerlo podría consistir en pagar a las naciones más pobres que exportan la mayor cantidad de animales para proteger su vida silvestre in situ en lugar de venderla para obtener ingresos adicionales. Los destinatarios serían países como Indonesia y Honduras, que se encuentran entre los mayores exportadores de productos de la vida silvestre del mundo.

“Lo ideal sería que la financiación provenga de países ricos, dado su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU y el hecho de que desempeñan un papel desproporcionadamente importante en el mercado mundial de la vida silvestre”, dice Jia Huan Liew, científico de la Universidad de Hong Kong que dirigió la investigación.

Aunque la pandemia actual de Covid-19 ha disminuido el comercio mundial de vida silvestre, es solo cuestión de tiempo antes de que los volúmenes se recuperen a menos que se haga algo, dice Liew.

“Para evitar volver a la normalidad, debemos aprovechar la conciencia del público sobre las posibles consecuencias del consumo de productos de la vida silvestre para reducir la demanda y hacer que la prohibición china del consumo de vida silvestre sea permanente”, argumenta el científico.

Por Daniel T. Cross. Artículo en inglés

Acerca del Autor

Daniel T Cross

Daniel T Cross, es un escritor y editor experimentado que ha trabajado para varios periódicos y revistas prominentes en todo el mundo, incluidos The Christian Science Monitor, The Washington Post, The National Post, The Guardian, The Jerusalem Report, The South China Morning Post, The Bangkok Post y The Sydney Morning Herald. Como periodista, ha cubierto numerosos temas ambientales en profundidad.

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

About Author

Daniel T Cross

Daniel T Cross, es un escritor y editor experimentado que ha trabajado para varios periódicos y...