Banco Mundial Campesinos Internacionales

Alimentando al uno por ciento

Compártelo en tus redes

Su Grupo Siva, y la miríada de subsidiarias que lo configuran, han adquirido acciones en cerca de un millón de hectáreas de tierra en el continente americano, África y Asia, sobre todo en tierras donde operan plantaciones de palma aceitera.

Pero Sivasankaran es también un acaparador de tierras y un evasor fiscal.

Como la mayoría de los principales inversionistas en agricultura, sus inversiones se han canalizado a través de una telaraña de compañías fantasmas con sede en refugios fiscales deslocalizados.

Las compañías de las cuales tiene acciones están implicadas en dudosos acuerdos agrarios y en esquemas de soborno, y parecen ser mucho mejores en canalizar generosos pagos a los bolsillos de sus directores que produciendo alimentos.

Tal vez el efecto colateral más alarmante de este tipo de inversiones es la mercantilización de la tierra y la marginación de las comunidades que dependen de ella. Doquiera que entra el Grupo Siva y gente como ellos, se aseguran la titulación de vastas parcelas de tierra por cualquier medio que sea necesario – con frecuencia sin el consentimiento informado de las comunidades afectadas.


Después utilizan estas tierras como palanca para obtener más efectivo y crédito y así realizar más negocios con tierras.

En lugar de incrementar la producción alimentaria, esta nueva ola de inversiones de hecho amenaza con expulsar a los campesinos de sus tierras y erosionar su soberanía alimentaria. Ecoportal.net

Lea el informe completo: http://www.grain.org/e/5112

GRAIN

Compártelo en tus redes
Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Apoya nuestro trabajo

Boletín de noticias

Envío semanal de noticias de EcoPortal por correo electrónico