La compañía escandinava que quiere operar en el Mar Argentino tiene serios antecedentes de derrames de crudo

La empresa multinacional Equinor, de origen noruego, se dedica a la extracción de petróleo y gas desde hace 50 años y tan solo en los últimos 5 años provocó más de 50 incidentes de contaminación por derrame de hidrocarburos.

Tuvo varios cambios de nombre, en sus orígenes fue Statoil o The Norwegian State Oil, hasta que en 2018 adquiere su denominación actual con un lavado publicitario de imagen. Se comenzó a presentar como agente de transición energética con la intención de borrar su historial de contaminación en el Océano Atlántico Norte y Sur.

El Estado noruego, que posee el 67% de las acciones, la gestiona a través del Ministerio de Comercio, Industria y Pesca.

Equinor está presente en unos 30 países y emplea a más de 20.000 personas a nivel global. En 2022, continúa abriendo nuevos campos de explotación de combustibles fósiles alrededor del mundo.

El actual gobierno de Argentina le adjudicó a este holding cinco bloques para operar plataformas submarinas, pero sus planes para establecerse frente a las costas bonaerenses están detenidos.

Un grupo de organizaciones ambientales y sociales locales presentó una medida cautelar y una demanda ambiental contra el Estado argentino en el Tribunal Federal de Mar del Plata, argumentando que la aprobación del proyecto es inconstitucional.

El tribunal decidió conceder la medida cautelar y suspendió las actividades, pero la empresa ha apelado esta decisión reafirmando sus intenciones de seguir adelante con nuevos proyectos de explotación.

Equinor, Mar del Plata, hidrocarburos, petróleo, derrames, contaminación

Antecedentes de contaminación marina

Consultada por Carbono.newsLuisina Vueso, coordinadora de la campaña de océanos de Greenpeace Buenos Aires, detalló: “Los casos documentados en las últimas décadas en el Mar del Norte ascienden a un total de 73. Pero, las cosas se han agravado en el último lustro. Solamente entre los años 2016 y 2021, esta petrolera registró en sus plataformas offshore 25 accidentes. Si se consideran también sus instalaciones en tierra, el número de accidentes asciende a 37”.

Hace una década, el consorcio llegó a Brasil. Allí, el Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables documentó un total de 17 incidentes, registrados entre diciembre de 2014 y mayo de 2021. Los derrames, escapes y fugas de hidrocarburos causaron un enorme daño a la biodiversidad local.

Entre los accidentes registrados, el IBAMA encontró rebalses, fallas de equipos, fuego e incendios a bordo, importantes fugas de gas, personal herido y derrames de crudo. En diez ocasiones, la tripulación tuvo que ser evacuada de la plataforma y en siete casos, hubo personal herido.

Equinor no prevé un freno a su actividad extractiva. Por el contrario, estima un crecimiento medio anual de la producción de petróleo y gas de alrededor del 3% anual hasta 2026. En Argentina, colisionaría con una zona propuesta como futura área marina protegida“, sostuvieron los voceros de la mencionada organización ambientalista, quienes definieron a la compañía como “un villano ambiental internacional”.

Las acusaciones judiciales contra Equinor han sido muy graves, tanto en Europa como en el nuevo continente:

  •    mala asignación de responsabilidades,
  •    dificultad en la comprensión de los riesgos
  •    deficiencias en el diseño del sistema de carga

Todas estas anomalías fueron reconocidas oficialmente por la Autoridad de Seguridad Petrolera de Noruega.

Ecoportal.net

Fuente

Deja un comentario