estrellas, meteoritos, Líridas, radiante, cielo nocturno
ECO-NOTICIAS Internacionales

Lluvia de estrellas Líridas en abril 2022: cuándo y cómo verlas?

Esta lluvia de estrellas es una de las más asombrosas del año que nos ofrecerá el firmamento nocturno, pero dejará la luna verla plenamente?

Este mes nos trae una lluvia de estrellas conocidas como Líridas. Se trata de una lluvia de meteoritos que dura aproximadamente entre el 16 y el 26 de abril de cada año. El radiante de la lluvia de meteoritos se encuentra en la constelación de Lyra, cerca de su estrella más brillante, Vega. El pico de la lluvia es típicamente alrededor del 22 de abril de cada año.

Puede que estos días su visibilidad se vea ligeramente afectada dado que la luna estará en fase menguante, iluminando el firmamento con su brillo.

Mientras que en el hemisferio norte transcurre la primavera, la Luna no interferirá demasiado con las Líridas, pues el ángulo formado por la eclíptica con el horizonte en el período previo al amanecer es poco profundo. La Luna saldrá cuando el amanecer esté muy avanzado. En cambio, en el hemisferio sur, no podrá contemplarse tan nítidamente.

Cuándo es la lluvia de estrellas Líridas

Esta lluvia de estrellas alcanzará su punto máximo este año en la noche del jueves 21 de abril hasta las primeras horas del viernes 22 de abril, según la Organización Internacional de Meteoros (OMI).

En algunas ocasiones, las Líridas han llegado a producir hasta 100 meteoros por hora como sucedió en 1982 en los Estados Unidos, en 1945 en Japón y en 1922 en Gracia.

Pero los expertos no esperan ese nivel de espectáculo astronómico este año. Serán unos 10-20 meteoros por hora (en condiciones perfectas, con un promedio de 18), pero algunos de ellos podrían ser muy llamativos, con meteoros dejando un rastro de gas ionizado que brilla durante unos segundos después de que el meteorito haya pasado, con una cola momentánea de color.

Los meteoritos son pequeños fragmentos de escombros que quedan a raíz de ciertos objetos celestes, como asteroides o cometas. Cuando la Tierra pasa a través de este rastro de material, ‘recoge’ varias de estas piezas que caen a la atmósfera. La mayoría de los meteoros son tan pequeños que se queman nada más entrar a la atmósfera. Sin embargo, un puñado pasará, y el remanente es lo que conocemos como meteoro.

Estos objetos se mueven extremadamente rápido, incluso a 50 kilómetros por segundo, en comparación con la atmósfera relativamente tranquila. Caen tan rápido que el aire frente a ellos no puede apartarse lo suficientemente rápido, sino que se calienta; esto hace que la superficie del meteorito alcance temperaturas de hasta 1 600°C, brillando intensamente, lo que es visible como un rayo de luz de corta duración en el cielo.

estrellas, meteoritos, Líridas, radiante, cielo nocturno

El origen de las Líridas

Las Líridas, cuyo radiante es la constelación de Lyra -que contiene la estrella Vega-, son creadas por los escombros del cometa C/1861 G1 Thatcher (en honor a su descubridor, el astrónomo aficionado estadounidense AE Thatcher) cuyos registros de avistamientos se remontan a 2 700 años, cuando en el año 687 a.C. los astrónomos chinos documentaron haber visto meteoros que “caían como lluvia”.

Este cometa completa una vuelta al sol cada 415 años y la última vez que el cometa Thatcher fue visto desde la Tierra, según los registros, fue en abril de 1861. En este trayecto en torno al sol, el cometa entra en la órbita de La Tierra una vez al año. No volverá a pasar tan cerca de nuestro planeta hasta el año 2276. Es una de las lluvias de estrellas más antiguas de la historia.

Cómo y dónde se pueden ver

Si encuentras un lugar para contemplar la lluvia de estrellas lejos de las ciudades con contaminación lumínica, las luces de las calles y las luces de las casas, esto es, un sitio oscuro y alejado de las urbes, puedes tener suerte y ver algunos. Si ves que la Luna ya ha salido, simplemente mira en una dirección opuesta a ella para que no te deslumbre. Dale la espalda.

Todos los meteoros vienen aproximadamente paralelos entre sí, como carriles en una autopista recta. Nuestra perspectiva hace que parezcan viajar de lado a través del cielo. A pesar de que los meteoros parecen irradiar desde un punto en la constelación de la Lyra, surcarán el cielo en todas direcciones. Eso sí, se verá mejor en el hemisferio norte que en el hemisferio sur, dado que el radiante sube alto en el cielo después de la medianoche.

Referencia: Organización Internacional de Meteoros (OMI)

Royal Observatory

Ecoportal.net

Fuente

Acerca del Autor

Sarah Romero

Redactora online en MuyInteresante.es y MuyHistoria.es
Periodista especializada en ciencia y tecnología. Licenciada en Periodismo en el 2000 en la Universidad de Málaga.

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario