Moscú experimenta la nevada más intensa en casi 150 años

Desde el fin de semana, Moscú, la capital de Rusia, está viviendo la mayor nevada en casi 150 años. En doce horas, la ciudad recibió hasta 40 centímetros de nieve, lo que obligó a suspender el transporte público y cerrar las escuelas. Las autoridades desplegaron miles de trabajadores para despejar las calles y carreteras, pero las condiciones siguen siendo peligrosas.

El frío también está afectando a otras partes de Rusia. En Siberia, se esperan temperaturas de hasta 50 grados bajo cero. Las autoridades han emitido alertas de frío extremo y han pedido a la población que tome precauciones.

Las temperaturas extremas hacen que sea más peligroso respirar por la nariz al aire libre, y es mejor hacerlo por la boca, aunque esto pueda quemar los pulmones.

Estas condiciones climáticas causan muchas molestias a los residentes de la ciudad, especialmente a los conductores, debido a la dificultad para arrancar el automóvil, la formación de capas de hielo en los automóviles y los peligros al viajar con hielo y nieve debido a la menor tracción y la mala visibilidad.

El fenómeno meteorológico se debe a una combinación de factores, entre los que se encuentran un frente frío que se desplaza desde el norte y una alta presión atmosférica. Las autoridades rusas creen que las condiciones podrían empeorar en los próximos días.

La nevada más intensa

La nevada más intensa cayó días atrás en la capital rusa, dejando algunas zonas con 40 centímetros de nieve en 12 horas, mientras que en Siberia las temperaturas alcanzan los 50 grados bajo cero.

El meteorólogo Roman Vilfand fue citado por TASS diciendo: “El 3 de diciembre se batió el récord de precipitaciones de 145 años“. Debido a las intensas nevadas que cayeron durante esa noche, aunque con menor intensidad, 60 vuelos tuvieron que ser cancelados o retrasados ​​en los aeropuertos de Moscú.

Las empresas de servicios públicos de la capital dijeron que estaban trabajando las 24 horas del día para minimizar el impacto de las nevadas récord. Al mismo tiempo, las lluvias de Moscú cesaron y fueron reemplazadas por una tormenta de baja temperatura que azotó a la capital rusa.

Frío siberiano

Según las previsiones, esta semana el termómetro en la ciudad bajaría a -20 grados. Al mismo tiempo, el frío siberiano puede ocurrir no sólo en Moscú, sino también en la propia Siberia, donde en algunas zonas habrá que soportar temperaturas de hasta 40-50 grados bajo cero.

Por tanto, las regiones más afectadas serán Krasnoyarsk y Jabárovsk, aunque el frío también afectará a los residentes de Magadán, Yakutia y Chukotka.

Ecoportal.net

Con información de: https://www.laopiniondemurcia.es/

Recibir Notificaciones OK No gracias