Hielo de Groenlandia
ECO-NOTICIAS Internacionales

Groenlandia se derrite siete veces más rápido que en la década de 1990

La capa de hielo de Groenlandia se está derritiendo mucho más rápido de lo que se pensaba, amenazando a cientos de millones de personas con inundaciones y acercando mucho algunos de los impactos irreversibles de la emergencia climática.

Se está perdiendo hielo de Groenlandia siete veces más rápido de lo que era en la década de 1990, y la escala y la velocidad de la pérdida de hielo es mucho mayor de lo previsto en los estudios exhaustivos de la ciencia climática global por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, según los datos.

Eso significa que es probable que el aumento del nivel del mar alcance los 67 cm para 2100, aproximadamente 7 cm más que la predicción principal del IPCC. Tal tasa de aumento pondrá a 400 millones de personas en riesgo de inundaciones cada año, en lugar de los 360 millones pronosticados por el IPCC, para fines de siglo.

El aumento del nivel del mar también aumenta el riesgo de mareas y tomentas. En este sentido las regiones costeras de todo el mundo tienen más probabilidad por el calentamiento global de producir tormentas más feroces.

“Estos no son eventos poco probables o pequeños impactos”, dijo Andrew Shepherd, profesor de observación de la Tierra en la Universidad de Leeds, uno de los principales autores del estudio. “Estos impactos están sucediendo y serán devastadores para las comunidades costeras”.

Groenlandia ha perdido 3.8 billones de toneladas de hielo desde 1992, y la tasa de pérdida de hielo ha aumentado de 33 mil millones de toneladas al año en la década de 1990 a 254 mil millones de toneladas al año en la última década. El hielo de Groenlandia contribuye directamente al aumento del nivel del mar a medida que se derrite porque descansa sobre una gran masa de tierra, a diferencia del hielo marino flotante que constituye gran parte del resto de la capa de hielo del Ártico.

Aproximadamente la mitad de la pérdida de hielo de Groenlandia se debió al derretimiento provocado por las temperaturas de la superficie del aire, que han aumentado mucho más rápido en el Ártico que el promedio mundial, y el resto fue por la aceleración del flujo de hielo al mar desde los glaciares, impulsado por el calentamiento del océano.

Los océanos han absorbido la mayor parte del exceso de calor derivado de nuestra alteración del clima hasta la fecha y gran parte del dióxido de carbono, pero están llegando al límite de su capacidad para hacerlo. El aumento del nivel del mar es impulsado no solo por el derretimiento del hielo sino también por la expansión térmica de los mares a medida que se calientan.

La escala y la velocidad de la pérdida de hielo sorprendieron al equipo de 96 científicos polares detrás de los hallazgos, publicados el martes en la revista Nature. El Ejercicio de Intercomparación de Balance de Masa de la Capa de Hielo comprendió 26 encuestas separadas de Groenlandia de 1992 a 2018, con datos de 11 satélites diferentes y comparaciones de volumen, flujo y gravedad compiladas por expertos del Reino Unido, la NASA en los EE. UU. y el Espacio Europeo Agencia.

Erik Ivins, del Laboratorio de propulsión a chorro de la NASA en California, enfatizó que los hallazgos, la encuesta más completa hasta la fecha sobre la capa de hielo en las últimas décadas, se basaron en observaciones, en lugar de modelado por computadora.

“Si bien la simulación por computadora nos permite hacer proyecciones a partir de escenarios de cambio climático, las mediciones satelitales proporcionan evidencia prima facie”, dijo.

El año pico de pérdida de hielo, según las observaciones, fue 2011, cuando se perdieron 335.000 millones de toneladas de hielo. Desde entonces, la tasa promedio se ha desacelerado a 238 mil millones de toneladas al año desde 2013, pero esto no incluye las observaciones más recientes de este verano, que mostraron una fusión aún más generalizada.

Los gobiernos se reúnen en Madrid para la segunda semana de conversaciones cruciales de la ONU sobre la respuesta global a la emergencia climática. Los activistas se han sentido frustrados por el lento ritmo de las negociaciones, a pesar del creciente clamor público, incluida una marcha de 500,000 personas por el centro de la capital española dirigida por la activista climática sueca Greta Thunberg.

Rachel Kennerley, activista climática de Friends of the Earth, dijo: “Estamos en una emergencia climática: los impactos son cada vez más intensos y rápidos”. Esta última investigación se encuentra aún más en una pila cada vez mayor de evidencia que muestra que necesitamos una acción real, no palabras cálidas. Los gobiernos deben dejar de arrastrar sus pies y ofrecer recortes de emisiones reales y apoyo real para las personas vulnerables que ya están experimentando los efectos devastadores del colapso climático”.

El IPCC es el estándar de oro para la ciencia climática, pero a algunos expertos les preocupa que sus hallazgos no tengan en cuenta el potencial de “puntos de inflexión”, umbrales más allá de los cuales el colapso climático se acelera y se vuelve catastrófico e irreversible.

Louise Sime, científica climática del British Antarctic Survey, dijo sobre el nuevo documento: “Este hallazgo debería ser una gran preocupación para todos aquellos que se verán afectados por el aumento del nivel del mar. Si esta tasa tan alta de pérdida de hielo continúa, es posible que se rompan nuevos puntos de inflexión antes de lo que pensábamos anteriormente”.

Artículo en inglés

Acerca del Autor

Ricardo Natalichio

Estudios sobre Desarrollo Sustentable, Marketing, Liderazgo de ONGs de Desarrollo, Derechos Humanos, Economía, Literatura, Counseling, y Apoyo a grupos en Situación de Vulnerabilidad.
Desde fines de 1999 se desempeña como Director del Portal de ecología social EcoPortal.net www.ecoportal.net

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

About Author

Ricardo Natalichio

Estudios sobre Desarrollo Sustentable, Marketing, Liderazgo de ONGs de Desarrollo, Derechos...