Mujer ansiedad
Imagen de Engin Akyurt en Pixabay
SALUD

Los nutricionistas explican sobre 9 alimentos que pueden aumentar la ansiedad

¿Come alimentos que puedan contribuir a la ansiedad?

La ansiedad es un estado de nerviosismo excesivo, preocupación y angustia emocional. Con moderación, no hay nada intrínsecamente malo en experimentar ansiedad. Pero cuando se vuelve crónico, puede desarrollar un trastorno de ansiedad que cambia la forma en que su cerebro maneja el estrés y las situaciones angustiosas, o incluso cómo percibe las amenazas potenciales.

Aquellos que experimentan mucha ansiedad saben que puede ser debilitante. Si usted es uno de ellos, probablemente ya haya escuchado todo tipo de consejos sobre lo que debe y no debe hacer para controlar la ansiedad. Muchas personas menos informadas pero bien intencionadas pueden intentar imponerle dietas especializadas que están “probadas” para “curar” la ansiedad.

Si bien no existe una panacea para la ansiedad, y no se garantiza que ninguna dieta ayude con ese problema, lo que come realmente puede contribuir a su gravedad. De hecho, muchos aspectos de la salud mental pueden verse afectados por la dieta. Es casi seguro que comer una dieta deficiente empeorará los síntomas que experimenta, ¡y eso es un hecho científico!

Entonces, ¿qué tipo de alimentos debe evitar? Querrá mantenerse alejado de los alimentos que la mayoría de los expertos coinciden en que son malos para su cerebro y sus niveles de estrés. En pocas palabras, los nutricionistas quieren que evite estos 9 alimentos que aumentan la ansiedad, y hay mucha ciencia que lo respalda.

1. AZÚCARES

El azúcar provoca una elevación de los niveles de glucosa en sangre que se produce cuando consume azúcares. Esta elevación reduce las proteínas necesarias para el crecimiento de las neuronas, lo que provoca una disminución de las sinapsis. Esencialmente, esto conduce a cambios en el estado de ánimo, disminución del pensamiento positivo y, por supuesto, aumenta los niveles de ansiedad. ¡Incluso solo comer azúcar comienza este proceso!

También querrá tener mucho cuidado con los azúcares agregados y los edulcorantes artificiales, especialmente los ocultos, dice la dietista registrada, educadora certificada en diabetes y autora Erin Palinski-Wade. No darse cuenta de que está comiendo todos estos azúcares puede causar una ola de picos y caídas de glucosa en sangre, una tras otra, lo que lleva a un estado de ánimo aún peor en general. 

A CONTINUACIÓN, SE MUESTRAN ALGUNOS EJEMPLOS DE ALIMENTOS QUE DEBE EVITAR:

  • Frijoles horneados
  • Salsa de barbacoa
  • Fruta seca
  • Yogur saborizado
  • Comida congelada
  • Barras de granola
  • Salsa de tomate
  • Pasta y salsa para pasta
  • Aderezo para ensaladas
  • Mezcla de frutos secos
  • Pan blanco

Pero, ¿qué pasa si quieres satisfacer tu gusto por lo dulce? Pruebe la opción para estos sustitutos dulces no procesados:

  • Fruta
  • Stevia
  • Batatas
  • Jarabe de yacón

2. CAFEÍNA

¿Sabías que el 62% de todos los estadounidenses consumen café a diario, con un promedio de más de 3 tazas por persona? Eso es mucho café y, como resulta, ¡gran parte no es bueno para ti! Palinski-Wade afirma que la cafeína puede:


-Disminuye la producción de serotonina, una hormona positiva.

-Aumenta la sensación de nerviosismo y ansiedad.

-Contribuir a una reducción drástica del pensamiento positivo, dejándolo con un estado de ánimo deprimido.

La buena noticia es que la cafeína no es intrínsecamente negativa, especialmente en pequeñas cantidades. Pero mucho de esto a la vez puede tener muchos de esos efectos secundarios, lo que empeora aún más los síntomas de ansiedad. La investigación ha encontrado que solo 300 mg de cafeína por día experimentan dos veces más estrés que aquellos que no beben café. ¡Eso es menos de lo que hay en una taza de café “grande” en Starbucks!

Sin embargo, es importante recordar que la cafeína no solo proviene del café. Los medicamentos y suplementos como el ginseng y la hierba de San Juan tienen un alto contenido de cafeína que podría provocar ansiedad.

¿Buscas una alternativa a tu café habitual? ¡Prueba un poco de té verde matcha! Aporta algo de cafeína pero de forma limpia y menos invasiva. Además, incluye un componente llamado L-teanina, que estimula la relajación.

3. LOS ALIMENTOS ENLATADOS CONTRIBUYEN A LA ANSIEDAD

En su mayor parte, los alimentos que desea comprar no deben venir con grandes etiquetas de marca. Elija alimentos integrales en lugar de opciones procesadas la mayor parte del tiempo. La nutricionista certificada y autora Trudy Scott afirma que los alimentos procesados ​​siempre deben evitar los productos procesados. Las etiquetas de los alimentos con una larga lista de sustancias químicas no son las que querrá poner en su cuerpo.

Una parte de esto se debe al bisfenol A, o BPA, que se utiliza en una gran mayoría de envases de plástico y enlatados. El BPA es capaz de desequilibrar las hormonas, desestabilizar el estado de ánimo y provocar ansiedad a largo plazo y una disminución del pensamiento positivo.

4. ALIMENTOS FERMENTADOS Y AÑEJADOS

Muchos alimentos fermentados se promocionan como saludables o relajantes. Considere, por ejemplo, los muchos beneficios probióticos de alimentos como el kimchi, el tofu y el tempeh. O, tal vez, piense en los platos curados, cultivados y fermentados de carnes y quesos que a menudo se consideran lujosos y decadentes.

Aunque están bien con moderación, se sabe que estos alimentos provocan ansiedad debido a las proteínas alimentarias. Esto se debe a que el proceso de envejecimiento, fermentación o curado de los alimentos implica el uso de bacterias para descomponer las aminas biogénicas, un tipo de proteína, en histamina.

Probablemente haya escuchado el término “histamina” usado con “antihistamínicos”, que son medicamentos que reducen la producción y la respuesta de la histamina. ¡Digamos que hay una razón por la que tenemos medicamentos comunes diseñados para combatir las histaminas! La histamina es un tipo de hormona o neurotransmisor que actúa agravando los siguientes sistemas corporales:

-Cardiovascular

-Digestión

-Hormonal

-Nervioso

Para las personas que tienden a ser más susceptibles a estos neurotransmisores, consumir alimentos con histamina puede desencadenar problemas como el insomnio y la ansiedad, dicen los estudios y la psiquiatra nutricional y metabólica. Si esto es un problema para usted, intente elegir alimentos frescos y alimentos integrales en su lugar y apéguese solo a las opciones fermentadas que son las más saludables.

5. SALSA DE SOJA

La salsa de soja está repleta de gluten, e incluso aquellos que no son sensibles a ella pueden enfrentar problemas para toda su salud por comer demasiado. Esto se debe a que el cuerpo humano solo es parcialmente capaz de digerir el gluten, y tratar de forzarlo puede provocar reacciones alérgicas e irritación.

En la mayoría de los casos, solo las personas con enfermedad celíaca deben evitar el consumo de gluten. Pero según la psiquiatra y especialista en nutrición Emily Deans, muchas personas aún experimentan reacciones negativas a su consumo. De hecho, los estudios han encontrado que puede experimentar niveles de depresión un 90% más altos cuando consume gluten después de un período sin gluten.

6. EL ALCOHOL PUEDE CONTRIBUIR A LA ANSIEDAD

A menudo, quienes experimentan ansiedad en situaciones sociales recurrirán al alcohol para ayudar a calmar sus nervios. ¡No se dan cuenta de que esto no funciona! Palinski-Wade señala que el alcohol puede tener efectos negativos sobre el sueño, la hidratación y las hormonas del estrés. Mientras te calma en este momento, habrá mucho que pagar más tarde.

Cuando consume alcohol, suprime temporalmente su sistema nervioso, lo que le permite sentirse más relajado. Más adelante, los neurotransmisores en su cerebro volverán con toda su fuerza cuando su sistema se despierte nuevamente. Esta es también la misma razón por la que el alcohol ayuda a conciliar el sueño, pero es peor para la calidad del sueño, como indican los estudios .

No hay nada de malo en consumir alcohol con moderación a menos que tenga intolerancia o sensibilidad. Si está preocupado, debe hablar con su médico. Si no es así, está bien tomar una o dos porciones al día, no demasiado cerca de la hora de dormir.

¿Busca sustitutos? Lamentablemente, no existe un sustituto adecuado del alcohol y sus efectos. Pero si lo que busca es solo sabor, las bebidas gaseosas como los cócteles sin alcohol pueden brindar experiencias similares.

7. SOMBRAS NOCTURNAS

Las solanáceas son tipos de plantas que producen un pesticida particular de forma natural. Estos químicos matan gusanos y otros insectos. Desafortunadamente, los pesticidas, los glicoalcaloides, son tóxicos para ciertas células del cuerpo humano.

Ede afirma que los glicoalcaloides actúan bloqueando una enzima conocida como acetilcolinesterasa. Estas enzimas colinérgicas se encuentran en los nervios y los músculos y funcionan descomponiendo los neurotransmisores naturales. Cuando está bloqueado por glicoalcaloides, el sistema nervioso se sobreestimula, especialmente en aquellos que son sensibles a él.

Se han encontrado muchos resultados negativos diferentes en humanos que consumen esta enzima, entre ellos la ansiedad y la disminución del pensamiento positivo. Las enzimas pueden permanecer en el cuerpo hasta cinco días y son difíciles de evitar. Estos son algunos alimentos comunes con componentes de solanáceas:

  • Pimientos
  • Chiles
  • Pimentón
  • Almidón de patata
  • Hojuelas de pimienta roja
  • Pasta de tomate

8. CREMAS NO LÁCTEAS

Las cremas no lácteas comunes suelen contener grasas trans o aceites hidrogenados. Probablemente ya haya escuchado mucho sobre lo malos que son estos componentes para el cuerpo, ya que aumentan los niveles de colesterol malo y reducen los positivos. Esto conduce a problemas de salud mental como ansiedad y depresión.

Incluso si no puede optar por las opciones típicas de productos lácteos, se beneficiará del uso de leche de soya o de almendras en lugar de las opciones genéricas convencionales no lácteas. Aún así, si tiene la opción y está dispuesto a tomarla, ¡la leche entera y las cremas siempre serán infinitamente mejores para usted en este sentido!

9. EL JUGO DE FRUTAS PUEDE CONTRIBUIR A LA ANSIEDAD

El jugo de frutas está lleno de azúcar, que ya notamos como terrible para la ansiedad. La mayoría de los jugos comprados en tiendas contienen fructosa, que solo se procesa en el hígado y se puede consumir fácilmente en exceso por accidente. Por lo general, el cuerpo no prefiere consumir energía de la fructosa, pero el hígado se llenará con ella, lo que podría causar un consumo excesivo si esa es la única fuente de energía entrante.

La fructosa se encuentra naturalmente en las frutas, pero cuando la fruta fresca está en la imagen, la fibra que contienen ayuda a contrarrestar los efectos negativos de la fructosa. Para la mayoría, esto anula completamente el problema. Desafortunadamente, en el jugo de frutas, esa fibra se elimina por completo y se reemplaza por aún más fructosa, ¡y esta vez es del tipo procesado!

Se ha descubierto en estudios que la fructosa cambia la forma en que el cerebro reacciona naturalmente al estrés, incluso hasta un nivel genético. Es algo bastante aterrador, ¡y es una razón más para limitarse a las frutas frescas! Si realmente desea jugo de frutas, opte por los recién hechos. O, mejor aún, hazlos tú mismo en casa.

REFLEXIONES FINALES SOBRE CÓMO EVITAR ALGUNOS ALIMENTOS QUE CONTRIBUYEN A LA ANSIEDAD

Puede empeorar su ansiedad por los tipos de alimentos que consume. En general, los alimentos que son malos para la salud física también lo son para la salud mental. Así que manténgase alejado de estos nueve alimentos que, según los nutricionistas, podrían contribuir a la ansiedad. Después de todo, puede hacer que el trastorno sea más manejable en la vida cotidiana.

Artículo en inglés

Compártelo en tus redes

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario