Enfermedades cognitivas
Enfermedades SALUD

Investigación sugiere que el aire contaminado poede provocar enfermedades cognitivas

En todo el mundo, los casos de enfermedades cognitivas están aumentando. Es una epidemia que los científicos están investigando febrilmente en un intento por encontrar causas y soluciones. Esto es especialmente cierto porque la mayoría de las enfermedades cognitivas son irreversibles.

Un avance reciente en la investigación sugiere que los marcadores de ciertas enfermedades cognitivas estaban presentes en los cerebros de los jóvenes que estaban constantemente expuestos al aire contaminado. Esta sugerencia combina tres de los temas más investigados en la actualidad: enfermedades cognitivas, contaminación y cambio climático.

DETALLES DEL ESTUDIO

El estudio fue realizado por investigadores de diferentes universidades y centros de investigación científica de todo el mundo. La investigadora principal fue Lilian Calderón-Garcidueña , afiliada a la Universidad de Montana y la Universidad del Valle de México. 

La investigación se llevó a cabo en la Ciudad de México, México, donde participaron 186 jóvenes. Las edades de los participantes oscilaron entre los 11 meses y los 27 años.

Los investigadores probablemente eligieron esta ciudad porque, en 1992, la Organización Mundial de la Salud (OMS) nombró a la Ciudad de México como la ciudad con el aire más contaminado del mundo. El gobierno de la ciudad ha hecho grandes avances desde entonces para limpiar la contaminación, pero la ciudad todavía está muy contaminada. Además, es la capital de México y tiene la población más alta de todas las ciudades de México, lo que hace que la selección de participantes sea más versátil.

Para el estudio, los investigadores analizaron los tallos cerebrales de los participantes. Encontraron marcadores de la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de las neuronas motoras (MND). En comparación con un grupo de jóvenes que vivían en un área con aire menos contaminado, los investigadores vieron que los jóvenes en el aire menos contaminado no tenían los marcadores. Llegaron a la conclusión de que la exposición a largo plazo a partículas y humos peligrosos en el aire de los residentes de la Ciudad de México es lo que llevó a que aparecieran los marcadores en sus cerebros.

LA IMPORTANCIA DEL ESTUDIO

En este momento, la comunidad científica tiene un conocimiento limitado de las causas de las enfermedades cognitivas. Dependiendo de la enfermedad cognitiva que tenga una persona, puede haber medicamentos para ayudar a controlarla, pero estas enfermedades no tienen cura y los medicamentos solo retrasan lo inevitable. Cualquier avance científico posiblemente pueda ayudar a esclarecer cómo lidiar con esta crisis.

Esta investigación apunta a una forma de posiblemente prevenir las enfermedades en primer lugar e, irónicamente, no es una solución médica. La solución es ambiental, lo que apunta al científico a los problemas del cambio climático, la contaminación, el reciclaje y otros problemas ambientales. Parece que estos problemas están dañando a las personas tanto como dañan la tierra.

CAMBIO CLIMÁTICO: CÓMO ESTÁ AFECTANDO LA VIDA TAL COMO LA CONOCEMOS

El cambio climático, también llamado calentamiento global, es un tema de debate candente. Hay mucha gente que intenta desacreditar el concepto, pero la evidencia está ahí. La Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) es una de las organizaciones de investigación más importantes que recopilan datos sobre el cambio climático. Sus resultados son impactantes.


GASES DE INVERNADERO

La Tierra pasa por muchos ciclos de temperatura. Según la NASA , ha habido siete ciclos de avance y retroceso de los glaciares en los últimos 650.000 años. El último comenzó con el final de la Edad de Hielo que trajo el comienzo de la civilización humana. La diferencia entre los ciclos anteriores y el que está ocurriendo ahora es que los ciclos anteriores se debieron a causas naturales porque la gente no estaba presente.

Los gases de efecto invernadero son responsables del cambio climático porque atrapan el calor del sol en la atmósfera terrestre. Si bien estos gases pueden ocurrir de forma natural, las personas son responsables de los altos niveles de gases de efecto invernadero que actualmente plagan la atmósfera. De hecho, la NASA afirma que el dióxido de carbono (uno de varios gases de efecto invernadero) es 250 veces más alto que en ciclos anteriores debido a la actividad humana. Algunas de las formas en que las personas están provocando un aumento de los gases de efecto invernadero son los humos de los automóviles, el uso de latas de aerosol, los bosques que se están agotando rápidamente y más.

Además del dióxido de carbono, los otros gases de efecto invernadero son:

-vapor de agua

-metano

-clorofluorocarbonos

-ozono

-óxido nitroso

VINCULACIÓN DE LOS GASES DE EFECTO INVERNADERO, EL CAMBIO CLIMÁTICO Y LAS ENFERMEDADES COGNITIVAS

El aumento de las temperaturas no es la única consecuencia de tener niveles concentrados de gases de efecto invernadero en la atmósfera. Lo que debe comprender sobre los gases de efecto invernadero es que es como una manta que rodea la tierra. Eso significa que nada se escapa, la contaminación está atrapada en el aire. Es por eso que muchas ciudades parecen tan contaminadas.

De hecho, ciertos gases de efecto invernadero se convierten en contaminación.  Por ejemplo, cuando el ozono se degrada, se convierte en radicales libres que dañan a los humanos y los animales a nivel celular.

Otro ejemplo son los resultados de la inhalación de altos niveles de vapores de dióxido de carbono. Esto puede provocar enfermedades respiratorias. También hace que las personas respiren menos oxígeno, lo que puede dañar sus cerebros y sistemas cardiovasculares. Desafortunadamente, el dióxido de carbono constituye más del 80 por ciento de los gases de efecto invernadero en el aire contaminado.

Volviendo al estudio, el punto era que el aire contaminado conduce a enfermedades cognitivas . Esto significa que el cambio climático y los gases de efecto invernadero están contribuyendo a este problema. De hecho, incluso podría ser la causa principal del problema, aunque se necesitaría más investigación para verificarlo.

EL EFECTO DEL AIRE CONTAMINADO EN LAS PLANTAS

Según estudios, los tres contaminantes del aire que son más dañinos para las plantas son óxidos nítricos, ozono y dióxido de azufre. Las plantas pueden absorber estos contaminantes, lo que provocará cambios a nivel fisiológico. Estos cambios pueden provocar un crecimiento atrofiado o mutado.

LAS PARTES DE LAS PLANTAS QUE VEN EL IMPACTO

Las hojas de las plantas pueden tener una deficiencia de clorofila debido a un fenómeno llamado clorosis. Esto es causado por el ozono. Las plantas necesitan clorofila para la fotosíntesis, el proceso que les permite producir alimento y energía del sol. Si las plantas no pueden realizar la fotosíntesis, las hojas (y eventualmente la planta) morirán.

Los humos de los vehículos y otros contaminantes del aire pueden retrasar la floración o cancelar la floración. Una planta que está expuesta al aire contaminado debe utilizar todos sus recursos para sobrevivir, por lo que no puede dedicar ninguno a la floración. Esto es especialmente cierto para las plantas en áreas urbanas donde la concentración de contaminación del aire es mucho mayor.

Las raíces de las plantas también pueden verse afectadas. Los gases de efecto invernadero como el dióxido de azufre pueden causar lluvia ácida. Esta lluvia luego es absorbida por el suelo y se eleva el nivel de acidez del suelo. Esto puede causar un agotamiento de bacterias y nutrientes en el suelo que ayuda a las plantas a prosperar.

POR QUÉ LAS PLANTAS CONTAMINADAS SON TAN IMPORTANTES

La razón por la que este problema es importante es obvia. Los seres humanos dependen de las plantas para obtener alimento y aire. Sin ellos, la gente seguramente morirá. Sin embargo, no solo se deben considerar los cultivos en las granjas. Una disminución en el crecimiento de plantas silvestres y plantas no comestibles puede alterar el delicado equilibrio de la cadena alimentaria natural.

La alteración de este equilibrio afecta a todas las criaturas vivientes. Incluso con los seres humanos en la cima de la cadena alimentaria, alterar este equilibrio puede tener efectos devastadores en el suministro de alimentos. Los animales que comen las personas dependen de las plantas que están siendo contaminadas. Esto significa que, sin estas plantas, la población animal comienza a disminuir. Incluso los insectos tendrán menos comida para comer y hay muchos animales que dependen de los insectos para alimentarse.

Una consideración aún mayor es que los humanos y los animales podrían estar ingiriendo plantas contaminadas. Esto significa que las personas reciben una dosis directa de contaminación en sus cuerpos. Esto nos lleva al estudio: las plantas contaminadas debido al aire con humo contribuyen a los marcadores de enfermedades cognitivas de los participantes en la Ciudad de México. Es una apuesta segura que esto está sucediendo en todo el mundo.

REFLEXIONES FINALES SOBRE EL ESTUDIO, EL AIRE CONTAMINADO Y LAS ENFERMEDADES COGNITIVAS

El estudio es uno de los muchos que señala el resultado inevitable de la exposición prolongada a la contaminación del aire. Es una crisis global que ya no es especulación: los efectos dañinos están ocurriendo ahora mismo. Lo que es peor es que los científicos especulan que podría ser demasiado tarde para revertir por completo el daño en un período de tiempo significativo.

Lo mejor que puede hacer la gente es utilizar estudios como este para hacer cambios para las siguientes generaciones. La contaminación del aire es algo que la gente puede controlar. Solo tienen que unirse y simplemente hacerlo. Muchas empresas y grupos han liderado el cambio. Con suerte, esta revolución se pone de moda antes de que se haga mucho más daño.

Artículo en inglés

Compártelo en tus redes

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario