uso del móvil
Enfermedades SALUD

Enfermedades causadas por el móvil

Todos los años se realizan estudios sobre el uso que hace la sociedad de los teléfonos móviles, y la conclusión es siempre la misma: la adicción al móvil de las personas aumenta de forma progresiva. Estos estudios analizan el cómo, cuándo y cuánto del uso del móvil. Además, todos coinciden en algo: los niños cada vez empiezan a utilizar el móvil antes. Pero no hace falta leer los resultados de ningún estudio, cualquier persona que coja el transporte público podrá verlo con sus propios ojos: la mayoría de los pasajeros está utilizando el móvil durante el tiempo que dura el trayecto, mayores y menores. Sin embargo, aunque muchos lo desconozcan, un uso excesivo del móvil puede desembocar en enfermedades.

Una de las peores enfermedades que puede surgir por utilizar el móvil con demasiada frecuencia son los tumores cerebrales. Según una investigación de la Organización Mundial de la Salud, el riesgo de tumores cerebrales aumenta cuando se usa el móvil en todo momento. El motivo no es otro que los campos electromagnéticos de radiofrecuencia que emite el móvil.

También en la cabeza pueden surgir otro tipo de molestias por usar el móvil más de lo recomendado: las oculares. El origen de estas molestias se encuentra en la gran cantidad de luz azul que emiten los dispositivos que se utilizan a poca distancia de los ojos. Además, tener la vista fija en el móvil hace que se parpadee menos: lo que lleva a que los ojos estén más secos y se pongan rojos. Las molestias oculares pueden dar lugar a una mayor presión en el ojo, visión borrosa y dolores de cabeza.

Otro gran problema de la adicción al móvil es la falta de actividad física, ya que la persona pasa mucho tiempo sentada con las manos en el móvil. La falta de ejercicio genera obesidad, sobre todo entre los más pequeños y los adolescentes. De hecho, en España la tasa de obesidad juvenil aumenta cada año, a pesar de los programas que informan sobre la importancia del deporte. Tal es la adicción, que muchos jóvenes utilizan su móvil como si fuese un ordenador: utilizando las mismas herramientas, como VPN para tener acceso a contenidos de otros países -más información sobre VPN Qué es aquí-,, o para jugar en los mismos juegos que se juega desde el ordenador. Además, según los expertos, el móvil va ganando terreno al ordenador en todos los aspectos: un ejemplo, las compras online cada vez se hacen más a través de un dispositivo móvil y no desde un portátil.

Pero además de afectar al físico con problemas como la obesidad, la adicción al móvil también afecta a la mente. Aparece el síndrome de la vibración fantasma, una sensación en la que la persona adicta al móvil tiene la sensación de que el móvil está vibrando. Sorprendentemente, esto le ocurre al 80% de las personas que utilizan el móvil muy a menudo. También aparece la obsesión por comprar el último modelo de móvil que hay en el mercado. Así, los adictos al móvil suelen cambiar de teléfono con más frecuencia. En los casos más extremos, las personas pueden llegar a gastarse un dinero que no tienen por adquirir el móvil más nuevo.

El comportamiento de una persona también puede cambiar: un adicto al móvil se siente feliz cuando utiliza su dispositivo electrónico, en cambio, cuando no lo tiene puede tener ansiedad y hasta comportarse de una manera más violenta.Sin olvidar que algunas personas pueden dejar de dormir por seguir utilizando el móvil, descuidar sus relaciones sociales o tener cambios de ánimo cuando no pueden utilizar el móvil todo lo que quieren, por ejemplo, por problemas de Internet.

El uso del móvil antes de dormir puede causar insomnio y desórdenes en el sueño. Y es que utilizar el móvil hace que los niveles de melatonina de una persona disminuyan más de un 20%. Estos niveles son los encargados de regular el sueño, pero la luz blanca y brillante del móvil los disminuye. Además, la glándula pineal, encargada de producir la hormona del sueño en el organismo, es muy sensible a las variaciones de luz, por lo que mientras más se use el móvil más afectará al sueño.

Las partes del cuerpo que se utilizan cuando se usa el móvil también pueden cargarse, y esto llevaría a otras enfermedades o problemas. El cuello es una de las zonas que más dolores o molestias puede presentar: si se inclina la cabeza durante mucho tiempo para mirar la pantalla del móvil se sobrecarga la columna vertebral. Esta zona del cuerpo está acostumbrada a cargar 5 kilos, pero en esta postura puede cargar hasta alrededor de 30 kilos, lo que puede llevar a problemas mayores como la  neuralgia occipital, o lo que es lo mismo, la inflamación o atrofia de los nervios de esa zona. El síndrome del túnel carpiano o las lesiones en los tendones de las manos son también frecuentes en las personas adictas al móvil, sobre todo en aquellos mayores de 30 años. 

¿Es necesario utilizar tanto el móvil?

Los problemas que pueden aparecer por la utilización excesiva del móvil hacen que sea necesario plantearse si de verdad es necesario usar tanto el móvil. ¿Es el móvil una necesidad o simplemente un hábito similar al de comprar por comprar? La sociedad de hoy en día cada vez es más consumista: se compran más productos sin necesitarlos, se pasa más tiempo en centros comerciales y se tiende a comprar más productos de marca.

Tal vez, detrás de este consumismo se esconda el mismo problema que detrás de la excesiva utilización del móvil: la falta de conciencia sobre qué aporta verdaderamente comprar por comprar o utilizar el móvil a todas horas.Y es que al fin y al cabo, como bien dicen los expertos en sus estudios, somos inconscientes de nuestras propias motivaciones y comportamientos. En general, el móvil se utiliza tanto por el mismo motivo que por el que se compra por comprar: por impulsividad o por hacer algo con el tiempo libre.

Compártelo en tus redes

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Puedes apoyar nuestro trabajo