3 especias que harán brillar tu piel

Existen especias muy populares en la cocina que cuentan con propiedades para mantener la piel radiante relacionadas con la producción de colágeno natural, con capacidades antioxidantes y muchas bondades más.

Sabemos que la piel es el órgano más grande e indefenso de nuestro cuerpo, por lo que sus daños pueden ser más evidentes dependiendo de cómo lo cuidemos. Lo bueno es que podemos mantenerlo saludable gracias a los alimentos que comemos y a las medidas de protección que tomamos.

Cuando se trata de la piel, lo más importante que debemos recordar es que a medida que envejecemos, el cuerpo pierde la capacidad de producir colágeno, responsable de la elasticidad y firmeza de la piel.

El colágeno es una proteína segregada por las células del tejido conjuntivo denominado fibroblastos. Estos constituyen alrededor del 30 % de la masa proteica total del organismo y el 80 % del tejido conectivo total y que a partir de los 25 años el cuerpo humano reduce su producción natural, siendo evidente a partir de los 35 años.

Al disminuir el colágeno, las estructuras epiteliales son más débiles, la piel se torna más fina, el pelo es menos fuerte y aparecen las arrugas y la flacidez.

Es posible tomar algunas medidas naturales, como el consumo de especias, para relentizar este proceso con especias como la cúrcuma, el jengibre y el azafrán, que cuentan con excelentes propiedades para lograr una piel sana y luminosa relacionadas con el colágeno.

Especias para cuidar la piel

Azafrán

Entre los alimentos recomendados para aportar colágeno a nuestra piel se encuentra una especia que se utiliza en la medicina tradicional desde la antigua época griega. Se trata del azafrán que se utiliza a menudo para mejorar la memoria, estimular el deseo sexual y mejorar el estado de ánimo.

A lo largo de los años, se han descubierto muchas propiedades del azafrán, incluidos sus efectos antiinflamatorios, regulación del apetito, aportes antioxidantes y capacidad para promover la producción de colágeno.

Respecto a este último punto, podemos destacar que el azafrán ayuda a mantener una piel sana y radiante y además tiene un potente efecto reductor de arrugas.

El Journal of Medical Sciences Research, afiliado a la Universidad de Ciencias Médicas de Esfahan (Irán), compartió un estudio que confirma todas estas propiedades y destaca su importancia en la reducción de los niveles de azúcar en sangre. Útil para personas con diabetes.

El estudio se centró en el uso de cápsulas de extracto de azafrán, pero estamos ante una especia de uso diario que podemos incluir en nuestra dieta durante las comidas y así descubrir sus efectos beneficiosos sobre nuestra piel, estimulando la producción de colágeno y la salud en general.

Cúrcuma

La cúrcuma es una especia popular que se ha utilizado durante siglos en la medicina tradicional india. Contiene un compuesto activo llamado curcumina, que tiene potentes propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que ayuda a combatir el envejecimiento celular.

Es capaz de combatir el acné, los puntos negros y revertir manchas solares. Las propiedades purificantes, antiinflamatorias y antioxidantes de la cúrcuma pueden inducir el brillo. Aumentar el consumo de cúrcuma en tu régimen de cuidado personal también puede promover la microcirculación dentro de la piel, lo que hará que tu cutis se sienta más fuerte y más terso.

Se ha demostrado que la curcumina estimula la producción de colágeno y reduce su degradación. También bloquea la elastasa, una enzima que ataca la capacidad de la piel de producir elastina.

Jengibre

El jengibre, junto a otras especias, tiene la ventaja de prevenir la formación de arrugas, mediante el efecto antiinflamatorio y antioxidante que ofrece el ácido ascórbico (vitamina C) que se encuentra dentro de este. Además, cuenta con la capacidad de incrementar la producción de colágeno en las capas dérmicas aportando la hidratación necesaria para este proceso.

Sus compuestos de antioxidantes y desinflamatorios, estos son necesarios para eliminar los agentes tóxicos alojados en la piel, que oxidan células y tejidos (como un proceso de envejecimiento). Puede decirse que neutraliza los efectos ambientales altamente nocivos.

También es un gran remedio natural frente al acné, ya que los antioxidantes y antiinflamatorios que contiene (como la vitamina C), tienen la capacidad de reducir la producción de sebo excesivo.

Cómo usar estas especias

Estas especias pueden ser incorporadas a tu dieta diaria en su uso tradicional como condimento. También es posible encontrarlas como suplementos dietarios dadas sus propiedades medicinales.

Existen líneas cosméticas naturales que entre sus formulaciones cuentan con estas especias, o puedes inclinarte a la cosmética casera y elaborar tus propias mascarillas.

Ecoportal.net

Con información de: https://www.eluniversal.com.mx/

Recibir Notificaciones OK No gracias