Pomada cannábica para preparar en casa

El cannabis es una planta que se ha utilizado durante siglos por sus propiedades medicinales. Puedes preparar una pomada cannábica y beneficiarte de sus principios activos.

Estos activos, llamados cannabinoides, pueden tener efectos beneficiosos para nuestro organismo. Cuando aplicamos una pomada de cannabis en la piel, los cannabinoides interactúan con los receptores cannabinoides de la piel, proporcionando una serie de beneficios.

Uno de los principales beneficios de la pomada de cannabis es su capacidad para aliviar el dolor. Si sufres de dolores musculares, articulares o incluso dolores crónicos, utilizar esta pomada cannábica puede ayudarte a aliviar el dolor de forma natural y eficaz. Además, puede resultar útil en el tratamiento de otras enfermedades debido a sus propiedades antiinflamatorias.

Propiedades de la pomada cannábica

Gracias a sus propiedades medicinales, la pomada de cannabis se puede utilizar para tratar diversas afecciones, como por ejemplo:

  • Condiciones de la piel: la pomada cannábica puede ser eficaz para tratar problemas de la piel como psoriasis, eccema, dermatitis y quemaduras leves. Sus propiedades antiinflamatorias, calmantes y regeneradoras pueden ayudar a aliviar la picazón, reducir la inflamación y promover la curación de la piel.
  • Neuralgia. La neuralgia es un trastorno que causa un dolor intenso y punzante en los nervios. La pomada de cannabis puede aliviar a las personas con dolor nervioso al reducir el dolor y la inflamación en los nervios afectados.
  • Fibromialgia. La fibromialgia es una enfermedad crónica caracterizada por dolor generalizado en músculos y tejidos blandos. Los ungüentos de cannabis pueden ayudar a aliviar el dolor y la rigidez muscular asociados a esta afección, ayudando a los afectados a mejorar su calidad de vida.
  • Migrañas y dolores de cabeza. Algunas personas encuentran alivio aplicando tópicamente la pomada cannábica para tratar las migrañas y los dolores de cabeza. Sus efectos analgésicos y antiespasmódicos pueden ayudar a reducir la intensidad y frecuencia del dolor.
  • Flebeurismo. Las venas varicosas son venas dilatadas y retorcidas, que a menudo ocurren en las piernas y pueden causar dolor, inflamación y molestias estéticas.
    La pomada de cannabis puede ser útil en el tratamiento de las varices debido a sus propiedades vasodilatadoras y antiinflamatorias. Cuando se aplica tópicamente, la pomada cannábica mejora la circulación sanguínea en las venas afectadas, reduce la inflamación y alivia los síntomas asociados con las venas varicosas.
  • Los ungüentos de cannabis también pueden ser útiles para problemas de la piel como quemaduras, picaduras de insectos o irritación leve de la piel. Sus propiedades calmantes y regeneradoras pueden ayudar a acelerar el proceso de curación y reducir las molestias.

Primer paso. Toma extracto de cáñamo

Dado que el CBD puro es muy caro, se puede extraer sus principios activos directamente de la planta de cáñamo macerándola en aceite vegetal. Elige una variedad de cáñamo con una alta concentración de CBD, como por ejemplo Pure CBD Tatanka, Futura 75, etc.
.
El aceite vegetal extraerá el CBD de la planta, que es lo que más nos importa. Podemos utilizar aceites de cocina que son más económicos que el aceite de cáñamo, como el aceite de oliva o el de girasol. Aunque es ideal para una mejor sensación en la piel, utilizar aceite de almendras o de coco de grado cosmético.

Segundo paso. Elige aceites esenciales con terpenos

Hemos observado que los terpenos que se encuentran en el aceite esencial de cáñamo tienen potentes propiedades relajantes musculares, calmantes del sistema nervioso y antiinflamatorias. El aceite esencial de cannabis se puede añadir a los ungüentos, pero para obtener efectos rápidos y duraderos, la dosis de este ungüento debe ser alta. La desventaja es que también es caro, pero sabemos que estos terpenos se encuentran en otros aceites esenciales.

Los terpenos más comunes que se encuentran en el aceite esencial de cáñamo son:

  • Mirceno 38,2%
  • Alfa terpinol 22,2%
  • Transocimen 20,4%

Son los principales responsables de las propiedades del aceite esencial de cáñamo, pero también se encuentran en otros aceites esenciales.

Mirceno

Este ingrediente activo representa hasta el 50% del total de terpenos que se encuentran en algunas variedades de cannabis. Se ha demostrado que relaja los músculos y alivia el dolor crónico y la artritis. Se puede obtener a partir de los aceites esenciales de enebro (7-20%), lemon grass (15%) u orégano (14%).

Alfa-terpineol

El alfa-terpineol es un monoterpeno que se encuentra en los aceites esenciales de lavanda, enebro, mejorana, niaouli y romero. Relaja los espasmos musculares y tiene un efecto relajante general.
Algunos aceites esenciales ricos en alfa-terpineol: Pino 26%, Árbol de té 3-5%, Niaouli: 3 a 8%, Eucalipto: 4 a 14%, Café: 7 a 18%

Transocimen

Es un terpeno con propiedades analgésicas y antiinflamatorias, que calma las molestias en las articulaciones. Algunos aceites esenciales contienen grandes cantidades de esta sustancia, como el orégano y el tomillo. Puedes elegir estos aceites esenciales para obtener una buena dosis de terpenos calmantes y antiinflamatorios en la pomada.

Tercer paso. Preparar la pomada cannábica

Una de las características de los ungüentos es que son productos de lenta absorción. Esto es una ventaja porque si aplicas una capa sobre la piel, el CBD y los terpenos se absorberán continuamente durante varias horas, creando un efecto duradero.

Los ungüentos se componen principalmente por un aceite y un espesante graso.

Podemos espesar el oleato de cáñamo con cualquier ingrediente que utilicemos en cosmética, como cera (cera de abejas, carnauba, candelilla, soja…), alcohol cetílico o ácido esteárico. Cuanto mayor es su punto de fusión, más espesos se vuelven.
Normalmente se agregan a la fórmula entre un 15 y un 25%, dependiendo de la consistencia que quieras darle a la pomada cannábica.

La dosis de aceite esencial será elevada, mucho mayor que la utilizada en cosmética, para lograr calmar los músculos y reducir la inflamación. Puedes agregar aproximadamente un 10% de aceite esencial. Para evitar que el oleato se ponga rancio añadiremos vitamina E como antioxidante.

Consideremos una fórmula simple pero efectiva:

Pomada cannábica para enfermedades musculares y articulares

FASE A

Cera de abejas 20%
Oleato de cannabis 69%

FASE B

Aceite esencial de orégano 3%
Aceite esencial de pino 2%
Aceite esencial de eucalipto 2%
Aceite esencial de gaulteria 3%
Vitamina E 1%

PREPARACIÓN

Al baño María poner la FASE A (cera y el oleato) en un vaso o frasco de vidrio resistente al calor y calentar a 80°C hasta que la cera se derrita.

En otro vaso, mezcla los aceites esenciales y la vitamina E.

Después de que la cera se derrita, retira el vaso del baño María y espera hasta que la temperatura baje a 60°C para no afectar a los aceites esenciales y a la vitamina.

Agregue la taza B a la taza A, revuelva suavemente. Espera hasta que espese un poco y luego guarde en un frasco.

NOTAS:

Si no cuentas con todos estos aceites esenciales puede reemplazarlos con otros de los enumerados anteriormente o puedes prescindir de algunos corrigiendo el porcentaje de la fórmula. La idea es mantener su dosis total cerca del 10%.

También puedes variar el porcentaje de cera. Añade un poco más si la quieres más espesa o más oleato si la quieres más fluida.

Ten en cuenta que si el oleato lo preparaste con aceite de coco, este variará su consistencia con la temperatura e influirá en la textura final de la pomada cannábica.

Recuerda que cada persona es única y los resultados pueden variar. Antes de usar la pomada de cannabis para tratar cualquier afección, debes consultar a tu médico para obtener asesoramiento personal y asegurarte de que sea seguro y apropiado para tu situación específica.

Ecoportal.net

Con información de: https://cannamedicol.com/ https://www.institutodermocosmetica.com/

Recibir Notificaciones OK No gracias