Biocarbón de bambú para tratar agua contaminada con arsénico

Los científicos de FAUBA han creado un dispositivo de filtrado y biocarbón de bambú que puede eliminar hasta el 100% del arsénico del agua contaminada. El proyecto promueve la producción de bambú y biocarbón en Misiones y pretende difundir esta tecnología en las zonas afectadas.

Guaduar, un proyecto incubado en la Facultad de Agricultura (FAUBA) de la UBA, tiene como objetivo filtrar agua contaminada con arsénico. Para lograrlo, trabajamos con la especie nativa de bambú del país, Guadua chacoensis. Producimos biocarbón de bambú a partir de juncos desechados y lo modificamos químicamente para absorber mejor el elemento”, dice Andrea Vega, profesora de botánica general de la FAUBA y directora del proyecto.

Según la docente, se trata de una planta rara que se cultiva en el país. En la edad adulta, el brote alcanza un diámetro de 15 cm y una altura de unos 20 m. Sin embargo, los más valiosos para el proyecto son aquellos que mueren jóvenes, ya que no tienen valor comercial y producen el mejor biocarbón de bambú.

Es un material poroso cuya superficie está impregnada de nanopartículas de hierro que retienen el arsénico. Cuanto más pequeñas son las partículas de biocarbón, más arsénico retienen. Esta propiedad hace que G. chacoensis sea ideal para limpiar agua contaminada”, explica Andrea.

Biocarbón de bambú, del laboratorio al campo

Vega señala que el desarrollo del biocarbón de bambú se realiza en el laboratorio. “Los resultados fueron publicados en las revistas Total Environmental Science y Colloid and Interface Sciences y muestran que de 1 g de biocarbón obtenemos 1 litro de agua segura para el consumo humano. Aunque la OMS estipula un contenido máximo de arsénico de 0,01 mg/litro de agua, podemos eliminar hasta el 100% de este elemento”.

El arsénico (As) contamina las aguas subterráneas y puede causar la enfermedad HACRE. En Argentina, 6,4 millones de personas no tienen acceso a agua potable, y en al menos 18 de 23 provincias, los niveles de agua para consumo humano son muy superiores a las recomendaciones de la OMS.

Nuestro objetivo ahora es iniciar la producción a mayor escala y probar el biocarbón de bambú y el filtro Guaduar resultante en situaciones de la vida real. Firmamos un contrato con un productor de Misiones, quien comenzó a cultivar bambú y producir biocarbón en sus campos. Creemos que la producción de esta especie podría ser importante para la economía de la región. Además de filtrar el agua con arsénico, traerá empleo a muchas personas”, comentó la docente.

Agregó que para probar el sistema en terreno, FAUBA firmó un convenio tripartito con la municpalidad bonaersense de Alberti y el Ministerio de Ambiente de la provincia de Buenos Aires.

El próximo paso será comparar el biocarbón de bambú que obtuvimos en el laboratorio con el que fabrica el empresario misionero. La idea es ver cómo funciona cada uno en las aguas de Alberti, y ver si se lo puede llevar a una escala mucho más grande, comercial”, dijo.

biocarbón de bambú

Emprender desde la universidad pública

Por su parte, Mónica Francés, directora general de IncUBAgro, señaló que “a través de la incubadora de proyectos la FAUBA, impulsamos negocios relacionados con el sector agrícola, acompañando a diferentes grupos en el primer paso es la consultoría, acompañamiento y capacitación. Les ayudamos a desarrollar sus negocios, modelar y encontrar recursos financieros”.

Agregó que tratan especialmente de apoyar a los grupos de startups cuando tienen que cumplir con las condiciones marcadas por organismos como SENASA o ANMAT. Y también es momento de ampliar la escala de desarrollo o producto a escala de comercialización. “En el caso de Guaduar la interacción fue muy positiva”.

Finalmente, Andrea Vega destacó los beneficios de formar un equipo multidisciplinario. “Tenemos diferentes perfiles, tanto en botánica, como en agronomía y ciencias ambientales. Incluso hay un diseñador gráfico y dos ingenieros de producción de la UBA. Estas ricas ideas nos han permitido resolver problemas complejos de descontaminación”.

Ecoportal.net

Con información de: http://sobrelatierra.agro.uba.ar/