Los colibríes crean cautivantes melodías con su aleteo para cortejar a la hembra

En la naturaleza encontramos sonidos maravillosos, con tan sólo prestar un poco de atención y hacer silencio, podremos adentrarnos en la música que nos regala. Los científicos han comprobado que estos sonidos son capaces de aquietar nuestra mente y reequilibrarnos. Recientemente han encontrado melodías muy particulares que emiten los colibríes durante el cortejo a las hembras.

Los colibríes son seres únicos pues aunque pertenecen a las familias de aves, son los únicos seres alados que pueden volar en todas direcciones incluyendo movimientos hacia atrás. Gracias al movimiento veloz de sus alas emprenden un vuelo sin igual que ha asombrado a los humanos desde tiempos antiguos, pues más que volar, parece que navegan la atmósfera flotando sin esfuerzo.

El movimiento de sus alas es tan rápido que el ojo humano poco puede captar de tal asombrosa habilidad. Pero también se nos escapan algunos otros detalles debido a la velocidad tan grande de sus alas que llega a alcanzar los 70 aleteos por segundo. Así como si de un insecto se tratase, los colibríes también generan sonidos con sus alas por el desplazamiento veloz del aire y generan sinfonías extraordinarias que usan para enamorar a las hembras.

Melodías de cortejo

colibríes, cortejo, aleteo, melodías, naturaleza

Investigadores de la Universidad de Yale descubrieron que los machos de algunas especies de colibríes generan una ‘sinfonía aerodinámica’ con el movimiento de sus colas que les ayuda a enamorar a las hembras. Para constatarlo, colocaron 31 plumas de cola de 14 especies distintas de colibríes dentro de un túnel de viento. Luego midieron las vibraciones de alta frecuencia producidas por el viento y descubrieron un paisaje sonoro completamente desconocido con anterioridad.

Christopher Clark, principal investigador de la Universidad de Yale, explica que durante el cortejo los colibríes machos utilizan la ‘técnica del buceo’ mediante la que se alzan por los aires para luego descender en picada y antes de colisionar con el suelo, forman una especie de U para elevarse de nuevo. Este comportamiento atrae a las hembras que luego decidirán con qué macho se aparearán. Pero durante desplazamiento en picada, las plumas de su cola generan melodías que funcionan como canciones de amor entre las aves.

Al pasar el viento entre sus plumas de la cola, se generan distintas frecuencias que dependen del tamaño, la forma, la masa y la rigidez de las plumas del colibrí. Por esta razón, ninguna melodía es igual a la otra, incluso se sabe que algunos de ellos son capaces de emitir un coro a dos voces. Gracias a esto se aseguran de que las hembras no los puedan ignorar y sean los elegidos para procrear.

En este video Clark muestra algunos ejemplos de melodías que el viento y las colas de los colibríes producen durante sus buceos de cortejo.

Ecoportal.net

Fuente

Deja un comentario