Chile prohíbe el testeo en animales

Chile se convierte en el país número 45 en prohibir el testeo en animales de productos cosméticos, sumándose a países como India, Taiwán, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Colombia, Guatemala, Australia, México y otros.

En particular, la ley prohíbe tanto las pruebas en animales y como también la importación y venta de productos probados en animales para demostrar su seguridad en humanos.

La prohibición de la experimentación con animales en relación con el uso sostenible y éticamente aceptable de animales para investigación y otras actividades, así como el estatus ético de los animales, ha sido objeto de debate en las últimas décadas.

Cada espécimen utilizado en la investigación con fines científicos representa un individuo capaz de sentir dolor, por lo que la integridad científica es de suma importancia para todos los investigadores que deben aplicar principios internacionales diseñados para limitar los impactos adversos en los animales.
.
Si bien los productos cosméticos en Chile no se prueban en animales, la reciente aprobación de una modificación al Código Sanitario prohíbe las pruebas de productos e ingredientes cosméticos en animales, así como su importación y comercialización, resultando un gran logro para el país.

Los consumidores reclaman productos sin testeo en animales

Chile ha adoptado regulaciones en esta dirección, prohibiendo las pruebas de cosméticos en organismos vivos, respetando así el principio de reemplazo. Por otro lado, es consistente con los principios de la OCDE, que desde hace más de 25 años reconoce la importancia de proteger el bienestar de los animales, especialmente aquellos utilizados en experimentos.

En definitiva, al aprobar esta enmienda, el país está respondiendo a las necesidades de nuestra sociedad, ya que la aceptación social del uso de animales en pruebas cosméticas ha cambiado a lo largo de los años y cada vez más personas buscan productos libres de crueldad animal, identificados con un sello.

La capacidad de sustituir el uso de animales demuestra que hoy tenemos la tecnología y la capacidad científica para desarrollar modelos confiables y predictivos que nos permitan generar información similar pero sin la necesidad de utilizar seres vivos.

Esto significa que contamos con herramientas que nos permiten asegurar a los consumidores que los productos que compran son seguros y no suponen un riesgo para su salud, sin tener que realizar pruebas previas en animales. Sin embargo, hay situaciones en las que la inclusión de animales en la investigación es necesaria y, en esos casos, los principios de minimización y selección se vuelven especialmente importantes.

testeo en animales

Desarrollar alternativas al testeo en animales

Para seguir desarrollando alternativas al uso de animales es necesario apoyar el desarrollo científico de un país que no ha visto grandes cambios en los últimos años.

Cómo nos relacionamos los humanos con otros animales, la ética que subyace a estas relaciones y sus consecuencias ahora y en el futuro son aspectos de creciente interés público, muestran una clara preocupación por cómo utilizamos a los animales en todo: comida, ropa, mascotas, entretenimiento y por supuesto investigación.

Por lo tanto, es necesario actualizar nuestro comportamiento hacia ellos y la forma en que los regulamos a través de la ley.
Desde la aprobación de la Ley Sobre Protección de los Animales en 2009, pasando por la Ley Sobre Tenencia Responsable de Animales de Compañía en 2017 y ahora la modificación del Código Sanitario en 2023, vemos que Chile ha intentado demostrar preocupación por los animales y la biodiversidad.

Esperamos que este camino de cambio continúe y que pronto veamos períodos de tiempo más cortos para discusiones legislativas que tomen en cuenta la información científica disponible en el país, especialmente la relacionada con la protección de nuestras especies nativas.

Ecoportal.net

Con información de: https://laderasur.com/

Recibir Notificaciones OK No gracias