Campos Electromagnéticos enferman a los animales domésticos. Cómo protegerlos

El electromagnetismo es una rama de la física que estudia la interacción entre los campos eléctricos y magnéticos. Estos campos están presentes en todo nuestro entorno, tanto de forma natural como artificial. Las fuentes naturales de campos electromagnéticos incluyen la luz solar, la Tierra y las tormentas eléctricas. Las fuentes artificiales incluyen líneas eléctricas, aparatos electrónicos y dispositivos inalámbricos.

Efectos en la salud:

En los últimos años, ha habido una creciente preocupación por los posibles efectos del electromagnetismo en la salud de los animales domésticos. Algunos estudios han demostrado que la exposición a campos electromagnéticos puede causar una variedad de problemas de salud en animales, como:

Cáncer:

  • Un estudio sueco encontró que los perros que vivían cerca de líneas eléctricas de alta tensión tenían un mayor riesgo de desarrollar linfoma.
  • Un estudio de la Universidad de California en Davis encontró que los gatos que vivían en hogares con altos niveles de campos electromagnéticos de baja frecuencia tenían un mayor riesgo de desarrollar leucemia.

Problemas neurológicos:

  • Un estudio de la Universidad de Bristol encontró que los perros que estaban expuestos a campos electromagnéticos de radiofrecuencia tenían más probabilidades de mostrar signos de ansiedad y comportamiento compulsivo.
  • Un estudio del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental encontró que las ratas que estaban expuestas a campos electromagnéticos de baja frecuencia tenían más probabilidades de desarrollar problemas de aprendizaje y memoria.

Problemas reproductivos:

  • Un estudio de la Universidad de Minnesota encontró que las vacas que estaban expuestas a campos electromagnéticos de baja frecuencia tenían más probabilidades de tener abortos espontáneos.
  • Un estudio de la Universidad de Turín encontró que los ratones que estaban expuestos a campos electromagnéticos de radiofrecuencia tenían una menor fertilidad.

Problemas de desarrollo:

  • Un estudio de la Universidad de Washington encontró que las pollitas que estaban expuestas a campos electromagnéticos de baja frecuencia tenían más probabilidades de tener deformidades esqueléticas.
  • Un estudio del Instituto Karolinska encontró que los niños que estaban expuestos a campos electromagnéticos de radiofrecuencia en el útero tenían más probabilidades de tener problemas de desarrollo neurológico.

Es importante tener en cuenta que la investigación sobre los efectos del electromagnetismo en la salud de los animales aún está en curso. No todos los estudios han encontrado un vínculo entre la exposición a campos electromagnéticos y problemas de salud. Se necesitan más investigaciones para determinar si existe un riesgo real para la salud de los animales domésticos.

Consejos para proteger a los animales domésticos de los campos electromagnéticos:

Reducir la exposición:

  • Mantenga a los animales domésticos alejados de las fuentes de CEM fuertes, como las líneas eléctricas, los transformadores y las torres de radiodifusión.
  • Limite el uso de aparatos electrónicos alrededor de los animales domésticos.
  • Use dispositivos inalámbricos con moderación y mantenga a los animales domésticos alejados de ellos cuando estén en uso.
  • Desconecte los aparatos electrónicos cuando no estén en uso.
  • Apague el Wi-Fi por la noche.
  • Use cables Ethernet en lugar de Wi-Fi cuando sea posible.
  • Considere utilizar protectores contra la radiación electromagnética para sus animales domésticos.

Crear un ambiente seguro:

  • Proporcione a su mascota un lugar para dormir alejado de fuentes de CEM.
  • Use materiales de construcción que bloqueen los CEM en su hogar.
  • Plante árboles y arbustos alrededor de su casa para ayudar a bloquear los CEM.

Ejemplos específicos:

  • Un caso bien documentado de daño a la salud por electromagnetismo en animales domésticos es el del perro "Bailey". Bailey era un Golden Retriever que desarrolló un linfoma agresivo después de vivir durante varios años cerca de una línea eléctrica de alta tensión. Los dueños de Bailey demandaron a la compañía eléctrica y ganaron el caso.
  • Otro ejemplo es el de un grupo de gatos que desarrollaron leucemia después de vivir en un hogar con altos niveles de campos electromagnéticos de baja frecuencia. Los gatos fueron reubicados en un hogar con niveles más bajos de campos electromagnéticos y su salud mejoró significativamente.

Conclusión:

Aunque la investigación sobre los efectos del electromagnetismo en la salud de los animales aún está en curso, hay evidencia que sugiere que la exposición a campos electromagnéticos puede causar una variedad de problemas de salud en animales domésticos. Es importante tomar medidas para reducir la exposición de los animales domésticos a los campos electromagnéticos.

Recursos adicionales:

National Institute of Environmental Health Sciences: Electromagnetic Fields and Health