Contaminación Temas-Especiales

La contaminación lumínica modifica la polinización de las plantas

Las lámparas LED son las que más contaminación lumínica producen, el estudio determinó que los polinizadores nocturnos no visitan las plantas cerca de una fuente de luz artificial. La noche en todo el mundo ha dejado de ser oscura.

Las noches dejaron de ser oscuras en muchos lugares de la Tierra. Las imágenes satelitales muestran que en las regiones en el mundo en donde es de noche, la luz artificial es cada vez más fuerte. Industrias, políticas de seguridad y la presencia humana en urbanizaciones cada vez más invasivas crean una contaminación lumínica que altera los procesos naturales de las plantas, como la polinización.

Investigadores de la Universidad de Berna (Suiza) han detectado que la contaminación lumínica afecta a la polinización nocturna lo que conlleva a una reducción en los frutos, que por ejemplo, pueda dar una planta. El estudio detectó que esta disminución no puede ser equilibrada por los polinizadores diurnos. El hecho de que las noches ya no sean tan oscuras modifica la naturaleza.

contaminación, polinización, LED, ciudad, polinizadores

En los últimos veinte años han aumentado un 70% en todo el mundo las emisiones lumínicas. Este hecho ha impactado en forma directa en el medio ambiente. El estudio realizado Eva Knop del Instituto de Ecología y Evolución de la Universidad de Berna demuestra por primera vez que la contaminación lumínica afecta a los polinizadores nocturnos, lo que limita el servicio natural que ofrecen. Demostraron que los polinizadores visitan más a las plantas que están en la oscuridad que aquellas que están iluminadas con luz artificial, siendo que cada vez son mayores las áreas con luz en la noche, el problema no es menor.

Las lámparas LED son las que más afectan a los polinizadores nocturnos, y son estas las que se están usando en todo el mundo debido al bajo consumo de energía, aunque esta reducción de costos trae como consecuencia una alternación del ciclo natural en la noche. La investigación comparó las visitas que tenían plantas que estaban en ambientes naturales oscuros y aquellas adentro de urbanizaciones, y determinó que los polinizadores nocturnos visitan un 62% menos a las plantas con luz artificial.

El dato no es menor porque al desequilibrio nocturno hay que sumar el diurno, insectos como las abejas, que son los polinizadores que se desarrollan con luz solar están muriendo por la presencia de agrotóxicos en las plantas y por la contaminación ambiental que existe en el aire. “Debe hacerse algo urgente con las emisiones de luz artificial en horas de la noche porque las consecuencias negativas son cada vez mayores para el medio ambiente”, advirtió Knop.

Ecoportal.net

http://www.elfederal.com.ar/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

Posts más compartidos