Contaminación del aire
Imagen de Vicki Nunn en Pixabay
CO2 Contaminación TEMAS

Los combustibles fósiles matan cada año 4 veces más personas que la pandemia

Las personas dañan su salud de varias formas y una de esas formas es seguir utilizando combustibles fósiles. Solo en 2018, más de 8 millones de personas murieron a causa de la contaminación relacionada con los combustibles fósiles, según una nueva investigación.

Investigadores de la Universidad de Harvard en Estados Unidos, en colaboración con colegas de la Universidad de Birmingham, la Universidad de Leicester y la University College London en Estados Unidos, estiman en un nuevo estudio que la exposición a partículas finas en el aire (PM2.5) de fósiles las emisiones de combustible dieron como resultado casi una de cada cinco muertes entre los adultos ese año en todo el mundo.

Al mismo tiempo, la mortalidad causada por infecciones de las vías respiratorias inferiores entre los niños menores de cinco años en las Américas y Europa debido a la exposición a PM2.5 también fue marcadamente alta, dicen los expertos.

“Estimamos un total mundial de 10,2 (IC del 95%: -47,1 a 17,0) millones de muertes prematuras anualmente atribuibles al componente de combustible fósil de PM2,5”, escriben. “El mayor impacto en la mortalidad se estima en regiones con importantes PM2.5 relacionados con los combustibles fósiles: en particular, China (3,9 millones), India (2,5 millones) y partes del este de EE. UU., Europa y el sudeste de Asia”.

Nuevo estudio centrado en la quema de combustibles fósiles

Se sabe desde hace mucho tiempo que la exposición prolongada a altos niveles de contaminación del aire puede causar o empeorar una amplia variedad de afecciones a menudo crónicas, desde enfermedades pulmonares hasta enfermedades cardíacas, demencia en adultos y trastorno por déficit de atención en niños. Estudios anteriores han demostrado que incluso en algunas de las naciones más ricas del mundo, como Estados Unidos , mueren hasta 30.000 personas por causas directamente relacionadas con los contaminantes del aire.

Sin embargo, el nuevo estudio se centró en los contaminantes dañinos en el aire que resultan específicamente de la quema de combustibles fósiles en diversas formas.

“La investigación anterior se basó en observaciones satelitales y de superficie para estimar las concentraciones anuales promedio globales de material particulado en el aire, conocido como PM2.5. El problema es que las observaciones de satélite y de la superficie no pueden diferenciar entre las partículas de las emisiones de combustibles fósiles y las del polvo, el humo de los incendios forestales u otras fuentes”, explican los científicos en un comunicado publicado por la Universidad de Harvard.

Los investigadores de este estudio decidieron emplear un modelo 3-D de química atmosférica de vanguardia para estudios globales llamado GEOS-Chem, que tiene una alta resolución espacial que permite a los científicos dividir el planeta en una cuadrícula con recuadros tan pequeños como 50 km por 60 km. con los niveles de contaminación local resaltados en cada uno.

“En lugar de depender de promedios distribuidos en grandes regiones, queríamos trazar un mapa de dónde está la contaminación y dónde vive la gente, para poder saber más exactamente qué respira la gente”, explica Karn Vohra, estudiante de posgrado de la Universidad de Birmingham que trabajó en el estudio.

Sus hallazgos demuestran una vez más cómo la quema continua de combustibles fósiles impacta la salud de millones y millones de personas en todo el mundo, especialmente en países en desarrollo como China e India, con niveles constantemente altos de contaminación y enormes densidades de población.

El caso de China

China logró reducir los niveles de contaminación del aire a través de una variedad de medidas, pero varios de los peores contaminadores no han seguido su ejemplo.

“Si bien las tasas de emisión son dinámicas, aumentan con el desarrollo industrial o disminuyen con las políticas de calidad del aire exitosas, los cambios en la calidad del aire de China de 2012 a 2018 son los más dramáticos porque la población y la contaminación del aire son grandes”, dice Eloise Marais, profesora asociada de University College London, quien es otro autor del estudio.

“Recortes similares en otros países durante ese período de tiempo no habrían tenido un impacto tan grande en el número de mortalidad global”, agrega el científico.

Por Tiempos de Sostenibilidad. Artículo en inglés

Acerca del Autor

Ricardo Natalichio

Nació en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina (1969). Estudios sobre Desarrollo Sustentable, Marketing, Liderazgo de ONGs de Desarrollo, Derechos Humanos, Ciencias Económicas, Literatura, Counseling, y Apoyo a grupos en Situación de Vulnerabilidad.
Desde fines de 1999 se desempeña como Director del Portal de ecología social EcoPortal.net www.ecoportal.net

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

About Author

Ricardo Natalichio

Nació en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina (1969). Estudios sobre Desarrollo Sustentable...