Contaminación TEMAS

Pilas y productos electrónicos son altamente contaminantes. ¿Qué puedes hacer?

pilas y residos electronicos
Compártelo en tus redes

Las pilas contienen metales pesados que al descomponerse en el ambiente, contaminan la tierra, el agua y casi todo lo que entra en contacto con estos elementos. Su componente más peligroso es el mercurio, que al no ser procesado de manera correcta llega a los océanos, afecta a los peces y luego a los humanos que los consumen.

Por su parte casi todos los productos electrónicos como: celulares, televisores, laptops, cámaras, entre otros, contienen elementos que de no ser tratados de forma adecuada resultan altamente contaminantes para el ambiente. Estos además de mercurio, pueden contener plomo, cadmio, arsénico, aceites y gases que al liberarse de forma no controlada causan graves daños a la flora, fauna y así también a la humanidad.

La mejor opción siempre es reducir el consumo, limitándote a lo mínimo necesario, lo que te sea indispensable. Y la segunda opción es, la hora de reemplazar uno de estos artículos, agotar primero las posibilidades de reparación y por último, si no es posible, averiguar muy bien donde poder desecharlos para no causar problemas al medio ambiente.

Una sola pila común puede contaminar casi 200 mil litros de agua y una pila de reloj puede contaminar unos 600 mil litros.

Cuando se contamina la tierra, se afectan las aguas subterráneas, las plantas que después nos sirven de alimento y que producen oxígeno. Además, la contaminación normalmente llega a los peces, que también son parte de nuestra dieta alimenticia. Por lo que comprenderás que afectar el ambiente es afectar tu propio bienestar.

¿Cómo contribuir con acciones?

  • Consumir lo mínimo e indisponsable
  • Elegir artefactos que tengan recarga eléctrica y no usen pilas desechables.
  • Buscar siempre productos de buena calidad para que su vida útil sea larga y existan menos desechos.
  • Al momento de comprar, averigua si la empresa que ha fabricado el producto se hará cargo de recibirlo cuando ya no sea utilizable (en algunos paises ciertas empresas están obligadas a hacerlo, infórmate)
  • Usa pilas recargables. A la larga, además de cuidar el ambiente, ahorras dinero.
  • Cuando las pilas ya no sirvan, guárdalas en un frasco seco y tapado. Así evitas que se liberen gases tóxicos. Puedes acumularlas máximo por seis meses y luego dejarlas en un punto de acopio apropiado.
  • Lleva los equipos electrónicos y cables sin uso a centros especializados para que se aprovechen todas sus partes y se reciclen de manera adecuada
  • Hay puntos de reciclaje de celulares y otros productos electrónicos. Si no encuentras centros de acopio, debes buscar por internet o preguntar en la municipalidad de tu distrito o a organizaciones ambientales de tu ciudad.

Con información de Eluniverso.com


Compártelo en tus redes
Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Apoya nuestro trabajo

Boletín de noticias

Envío semanal de noticias de EcoPortal por correo electrónico