11 maneras de promover una alimentación saludable en los niños

No es ningún secreto que lograr una alimentación saludable en los niños, a veces presenta algunas dificultades. La negación ante una comida equilibrada puede deberse a problemas gastrointestinales, preferencias sensoriales y una aversión general a la rutina. 

Es posible que los quisquillosos no consuman suficientes verduras y frutas, proteínas y, en su lugar, dependan de las grasas trans y los alimentos y bebidas azucarados. 

Estos hábitos pueden continuar hasta la edad adulta y conducir a una calidad de desarrollo, un nivel de actividad física y una salud en general más deficientes. Afortunadamente, existen varias prácticas de alimentación que los padres pueden usar para promover una alimentación saludable en los niños e inculcar hábitos positivos a largo plazo.

Preparar los alimentos de manera diferente para ofrecer un alimentación saludable en niños

Las verduras pueden ser frescas, hervidas, al vapor, asadas, fritas al aire, en puré, en escabeche, salteadas y más. ¡La lista continua! Pruebe diferentes condimentos, como agregar ajo, cebolla, jengibre o salsas. Puede mezclar ingredientes saludables en sus platos favoritos, como pasta y pizza, para ayudar a los niños a acostumbrarse a nuevos sabores. Mezclar a la hora de la comida diferentes platos proporciona una dieta más completa y también permite que los niños prueben nuevos alimentos de forma rutinaria.

Recompense los hábitos alimenticios positivos

A los niños les encantan las recompensas, y los padres pueden usar esto a su favor para fomentar una alimentación saludable en los niños. Recompensarlos por comer alimentos saludables, como verduras y frutas, puede ser una excelente manera de fomentar mejores hábitos alimenticios. 

Las recompensas pueden venir en forma de elogios, calcomanías o incluso un pequeño obsequio. Es importante asegurarse de que las recompensas no sean demasiado poco saludables, como bocadillos azucarados o dulces, ya que esto puede conducir a malos hábitos alimenticios. 

Las recompensas también se pueden utilizar para fomentar la variedad en su dieta. Al recompensar a los niños por probar nuevos alimentos, estarán más abiertos a probar diferentes comidas y sabores. Esto puede ayudar a expandir sus paladares y ayudarlos a disfrutar de una dieta balanceada.

Emplatar los alimentos de manera diferente

La apariencia de los alimentos puede marcar la diferencia. Intente poner su comida en un plato diferente u organizar su comida en diferentes orientaciones, como monedas o tiras. Los niños más pequeños pueden encontrar consuelo al explorar nuevos alimentos a través del juego, como aplastar, oler o apilar. 

Proporcionar estructura

Los niños pueden tener dificultades con la estructura y la consistencia. Proporcionar una estructura y una rutina a la hora de las comidas puede ayudar a los niños a desarrollar mejores hábitos alimenticios. Establecer horarios regulares para las comidas y proporcionar meriendas saludables entre ellas puede ayudar a los niños a comprender cuándo se supone que deben comer y qué se considera una merienda saludable.

Los padres también deben limitar las distracciones durante las comidas. Ver televisión, jugar videojuegos o usar teléfonos puede quitarle el enfoque en comer. Crear un ambiente agradable y tranquilo puede alentar a los niños a ser más conscientes de sus comidas y concentrarse en sus alimentos.

Modelos a seguir de hábitos y opciones de alimentación saludable en los niños

Los niños siempre están observando y aprendiendo de sus padres, por lo que es importante que los padres modelen hábitos alimenticios saludables. Es más probable que los niños coman alimentos saludables si ven que sus padres también los comen. 

Esto también puede ayudar a mostrar a los niños que los alimentos saludables pueden ser agradables. Los padres también deben ser conscientes de sus propios hábitos de merienda. Comer refrigerios poco saludables frente a los niños puede enviar el mensaje de que esos tipos de alimentos son aceptables. En cambio, los padres deben optar por refrigerios más saludables, como frutas y verduras, cuando estén en presencia de sus hijos. 

Evite castigar o sobornar a su hijo para que coma de manera más saludable, lo que puede ser contraproducente y desarrollar un sistema de valores distorsionado en los alimentos. En cambio, si muestra su disfrute personal al comer alimentos saludables, su hijo estará más dispuesto a probarlos.

Haz que comer sea divertido

Hacer que comer sea divertido puede ser una excelente manera de alentar a los niños a comer alimentos saludables. Esto se puede hacer dejando que los niños ayuden a preparar las comidas, permitiéndoles elegir qué frutas y verduras quieren comer, o presentando su comida de manera creativa. 

Hacer esto puede hacer que las comidas sean más agradables y es más probable que los niños coman su comida si participan en su preparación. Los padres también pueden usar esto como una oportunidad para enseñar a sus hijos sobre nutrición. Explicar los beneficios de los diferentes grupos de alimentos y cómo contribuyen a su salud puede ayudar a alentar a los niños a comer de manera más saludable.

Involucrarlos en las compras de comestibles para fomentar una alimentación saludable en niños

Invitar a los niños a ayudar con las compras de comestibles puede ser una excelente manera de promover una alimentación saludable. Esto se puede hacer permitiendo que los niños escojan sus propias frutas y verduras, o discutiendo el valor nutricional de diferentes alimentos. Hacer esto puede ayudar a los niños a comprender por qué los alimentos saludables son importantes y darles un papel activo en su dieta. Los padres también deben tener en cuenta la comida que compran para sus hijos. 

Optar por bocadillos y comidas saludables en lugar de alimentos procesados ​​y azucarados puede ayudar a fomentar mejores hábitos alimenticios. También puede ser beneficioso leer las etiquetas de información nutricional cuando vaya de compras al supermercado para asegurarse de que los alimentos que compra sean saludables.

Involucra a tu hijo en la preparación de la comida 

¡Cocinar con su hijo es una actividad de unión divertida! Un niño que participa en la selección y preparación de sus alimentos disfrutará comiendo más. Permitir que su hijo elija lo que le gustaría comer de una lista de opciones saludables fomenta la toma de decisiones saludables. Tómese el tiempo para enseñarles acerca de cada alimento. Fomentar el amor por la comida saludable comienza con fomentar una relación saludable con su hijo.

Oferta/Variedad para lograr una alimentación saludable en los niños

Ofrecer a los niños una variedad de alimentos puede ayudar a fomentar una alimentación saludable. Esto se puede hacer proporcionando una variedad de frutas y verduras, así como diferentes proteínas y granos. Al presentarles a los niños diferentes sabores y texturas, es más probable que encuentren alimentos que disfruten y estén más dispuestos a probar cosas nuevas. También debe tener en cuenta que los niños pueden necesitar probar un alimento varias veces antes de que les guste. Puede ser útil servir un alimento varias veces, o de diferentes maneras, antes de renunciar a él.

No te rindas

¡La repetición es clave! La mayoría de los niños resolverán su comportamiento con el tiempo a medida que estén expuestos a una gama más amplia de alimentos mediante el aumento de las interacciones sociales, la independencia y la autonomía.

Practica la paciencia

¡Lo entendemos! Los comedores quisquillosos son desafiantes. Solo recuerde que los niños pequeños están aprendiendo algo nuevo todos los días. La niñez es un tiempo precioso y necesita ser nutrido. Los caprichos para comer son una etapa común del desarrollo. Obligar a un niño a comer nuevos alimentos es contraproducente y, de hecho, puede aumentar la probabilidad de que sea quisquilloso al comer. Es importante que los padres faciliten prácticas de alimentación saludables de una manera sana y feliz para evitar que se desarrollen trastornos alimentarios más graves en sus hijos.

Los hábitos alimenticios saludables son importantes para que los niños se desarrollen, y los padres pueden usar estas siete prácticas de alimentación para promover una alimentación saludable en sus hijos. Al recompensar los hábitos alimenticios positivos, proporcionar estructura, hacer que comer sea divertido, modelar hábitos saludables, involucrar a los niños en las compras de comestibles, ofrecer variedad y evitar la presión, los padres pueden ayudar a sus hijos a desarrollar hábitos alimenticios positivos a largo plazo. 

Recuerde, los niños no entienden la importancia de comer de manera saludable, por lo que es imperativo que los padres y cuidadores alienten a los niños a seguir pautas dietéticas nutritivas. Cuando la comida chatarra está causando déficit de nutrición o problemas excesivos, lo mejor es llevar al niño al pediatra para que diagnostique y alivie los síntomas.

Ecoportal.net

Fuente

Recibir Notificaciones OK No gracias