Limpia tu hígado graso con avena

Por las funciones que cumple este órgano, cada tanto limpia tu hígado para que se mantenga en óptimo estado.

El hígado se ubica en la parte superior derecha del abdomen, debajo del diafragma y encima del estómago. Según el Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU., el hígado es el órgano más grande y es el encargado de limpiar la sangre y ayuda a la digestión secretando bilis.

Además, el sistema de salud más grande de San Francisco, Stanford Children's Health, ha identificado más de 500 funciones importantes del hígado, pero las más conocidas son:

  • Producción de algunas proteínas para plasma.
  • Producción de colesterol y proteínas especiales que ayudan a transportar la grasa por todo el cuerpo.
  • Convierte el exceso de glucosa en glucógeno almacenado (este glucógeno luego puede convertirse nuevamente en glucosa para producir energía).
  • Equilibrio y producción de glucosa según sea necesario.
  • Regula los niveles de aminoácidos en la sangre (estas son las unidades que forman las proteínas).
  • Procesamiento de la hemoglobina para distribuir el contenido de hierro (el hígado almacena hierro).
  • Convierte el amoníaco tóxico en urea (la urea es uno de los productos finales del metabolismo de las proteínas y se excreta en la orina).
  • Purifica drogas y otras sustancias tóxicas de la sangre.
  • Regula la coagulación sanguínea.
  • Combate las infecciones produciendo factores inmunológicos y eliminando algunas bacterias de la sangre.
  • Eliminación de bilirrubina (la acumulación de bilirrubina hace que la piel y los ojos se pongan amarillos).

Limpia tu hígado con avena

Como vimos este órgano tiene varias funciones relevantes y por eso es importante cuidarlo y una recomendación es beber leche de avena para limpiarlo.

Para preparar la bebida es necesario agregar 20 gramos de avena en una taza con agua y dejarla por unas horas para luego licuar con dos gramos de canela.

En cualquier caso, antes de ingerir cualquier alimento, lo primero que se debe hacer es consultar a un profesional médico para que oriente el proceso y determine qué alimentos son los adecuados para cada individuo, ya que la información aquí proporcionada no es un sustituto. Consulte a su médico, porque la avena puede provocar gases e hinchazón.

Sin embargo, para reducir los efectos secundarios, las personas pueden comenzar con una dosis baja y luego aumentarla gradualmente hasta la cantidad requerida, una vez que el cuerpo se acostumbra al salvado de avena, los efectos secundarios desaparecen, porque el salvado de avena y la avena integral son seguros para la mayoría de la gente cuando se usan en cantidades dietéticas, según Medline Plus, Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU.

Para el cuidado del hígado se debe tener en cuenta:

  • Realizar algo de actividad física, ya que el movimiento y la sudoración ayudan a deshacernos de toxinas.
    La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda al menos entre 150 y 300 minutos de actividad física moderada. O realizar una intensa actividad física aeróbica durante al menos 75 a 150 minutos.
    También es útil realizar una combinación igual de actividad moderada y vigorosa durante la semana.
  • Evitar el alcohol, pero puede beberse con moderación en adultos sanos, eso significa hasta una bebida por día para mujeres de todas las edades y hombres mayores de 65 años, y hasta dos bebidas por día para hombres menores de 65 años.
  • Evite el contacto directo con toxinas de pesticidas, productos de limpieza y otros químicos.
  • Mantener un calendario de vacunación actualizado, incluyendo vacunas contra los diferentes tipos de hepatitis.
  • Comer bien: La dieta debe contener frutas, verduras, grasas, carbohidratos y proteínas.

Otras propiedades de la avena

Según la Fundación Española de Nutrición (FEN), la avena se clasifica como cereal integral (el grano conserva sus tres componentes: germen, endospermo y salvado) y es rica en calcio y proteínas, siendo también rica en fibra.

En cuanto a micronutrientes, la avena es rica en hierro, magnesio, zinc, fósforo, tiamina (vitamina B1), vitamina B6 y folato, y también es fuente de potasio y vitamina E.

Además, puede reducir los niveles de colesterol y azúcar en sangre y ayudar a controlar el apetito haciendo que las personas se sientan saciadas.

También se usa para tratar la presión arterial alta, el cáncer, la piel seca y muchas otras afecciones, pero no existe evidencia científica sólida que respalde estos otros usos.

Respecto a la preparación, FEN destaca que al ser un cereal ofrece diferentes posibilidades de preparación como:

Cocida: Mezcla un tercio de taza de avena con una taza de leche, y puedes agregar azúcar, canela y vainilla al gusto.
Cocina a fuego medio hasta que la mezcla espese y listo. Al servir, puedes agregar frutas y nueces para agregar más proteínas y grasas al plato.

Horneada: Al cocinar avena con otros ingredientes, puedes hacer granola o muesli caseros. Para ello, necesitas mezclar una taza o dos de avena con tus ingredientes favoritos, entre las ideas: almendras en rodajas, nueces, coco rallado, pasas, arándanos secos, chispas de chocolate, semillas de chía y otros. Luego pon la mezcla en un bol y añade una o dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra y dos cucharadas de azúcar o edulcorante al gusto. A continuación hornea a 250°C durante 25 a 30 minutos, esta es una buena opción para complementar un desayuno rápido y fácil de fruta con yogur.

Cruda: Una buena idea es prepararla la noche anterior de la siguiente manera, poner de 3 a 4 cucharadas de copos de avena en un bol, agregar entre media y una taza de leche, tapar y llevar al refrigerador durante toda la noche. A la mañana siguiente, añade algunas frutas y frutos secos.

Leche: Mezcla medio plátano con una taza de leche, tres cucharadas de avena, diez almendras y hielo al gusto y licúa bien. Además, puedes diversificar con frutas, unas buenas opciones son: fresas, moras, duraznos y otras. También si no consumes lácteos es posible preparar una leche de avena vegetal.

Información nutricional por 100 gramos de avena

  • Calorías: 353 kcal.
  • Hidratos de carbono: 55,70 gr.
  • Proteínas: 11,72 gr.
  • Fibra: 9,67 gr.
  • Grasas totales: 7,09 gr.
  • Azúcares: 0 gr.
  • Calcio: 80 mg.
  • Hierro: 5,80 mg.
  • Magnesio: 129 mg.
  • Potasio: 355 mg.
  • Fósforo: 95 mg.
  • Sodio: 8,40 mg.
  • Zinc: 3,2 mg.
  • B1 (Tiamina): 0,67 mg.
  • B2 (Riboflavina): 0,17 mg.
  • B6 (Piridoxina): 0,96 mg.
  • Ácido fólico: 33 µg.

Ecoportal.net

Con información de: https://www.semana.com/

Recibir Notificaciones OK No gracias