Semillas de sésamo negro: 10 beneficios para la salud

Las semillas de sésamo negro son una excelente adición a cualquier dieta saludable. Son una buena fuente de proteínas, fibra, vitaminas y minerales, y tienen una serie de beneficios potenciales para la salud.

1. Son una buena fuente de calcio. Las semillas de sésamo negro son una buena fuente de calcio, un mineral esencial para la salud ósea. Una onza (28 gramos) de semillas de sésamo negro proporciona 120 mg de calcio, que es aproximadamente el 15 % de la ingesta diaria recomendada para adultos. El calcio es importante para la formación y el mantenimiento de huesos y dientes fuertes. También ayuda a prevenir la osteoporosis, una enfermedad en la que los huesos se vuelven frágiles y quebradizos.

2. Ayudan a controlar el colesterol. Las semillas de sésamo negro son ricas en lignanos, compuestos vegetales que tienen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Los lignanos pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol LDL (“malo”) en sangre. El colesterol LDL es un tipo de colesterol que puede acumularse en las arterias y aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas.

3. Mejoran la salud del corazón. Las semillas de sésamo negro son ricas en ácidos grasos insaturados, que son grasas saludables que pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. Los ácidos grasos insaturados pueden ayudar a aumentar los niveles de colesterol HDL (“bueno”), que ayuda a eliminar el colesterol LDL de las arterias. También pueden ayudar a reducir la inflamación, que es un factor de riesgo de enfermedades cardíacas.

4. Protegen contra el cáncer. Los lignanos de las semillas de sésamo negro tienen propiedades anticancerígenas. Los estudios han demostrado que los lignanos pueden ayudar a prevenir el cáncer de mama, el cáncer de colon y otros tipos de cáncer. Los lignanos pueden ayudar a bloquear el crecimiento de las células cancerosas y a promover su muerte.

5. Son una buena fuente de proteínas. Las semillas de sésamo negro son una buena fuente de proteínas vegetales, que son importantes para la salud muscular y el desarrollo. Una onza (28 gramos) de semillas de sésamo negro proporciona 5 gramos de proteínas, lo que equivale a aproximadamente el 10 % de la ingesta diaria recomendada para adultos. Las proteínas son necesarias para la construcción y reparación de los músculos. También son importantes para el funcionamiento de los sistemas nervioso y digestivo.

6. Son una buena fuente de fibra. Las semillas de sésamo negro son una buena fuente de fibra, que es importante para la salud digestiva. La fibra ayuda a mantener el sistema digestivo saludable y puede ayudar a prevenir el estreñimiento y la diarrea. La fibra también puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades crónicas como las enfermedades cardíacas y la diabetes tipo 2.

7. Son una buena fuente de vitaminas y minerales. Las semillas de sésamo negro son una buena fuente de vitaminas y minerales, incluidos el magnesio, el hierro, el fósforo y el zinc. El magnesio es importante para la salud muscular y nerviosa, el hierro es importante para la producción de glóbulos rojos, el fósforo es importante para la salud ósea y el zinc es importante para el sistema inmunológico.

8. Son una buena fuente de antioxidantes. Las semillas de sésamo negro son una buena fuente de antioxidantes, que pueden ayudar a proteger las células del daño causado por los radicales libres. Los radicales libres son moléculas inestables que pueden contribuir al envejecimiento y a enfermedades crónicas. Los antioxidantes pueden ayudar a neutralizar los radicales libres y proteger las células del daño.

9. Son versátiles y fáciles de agregar a la dieta. Las semillas de sésamo negro se pueden agregar fácilmente a una variedad de alimentos, como ensaladas, yogur, avena y cereales. También se pueden usar para hacer tahini, una pasta de sésamo que se puede usar en salsas, aderezos y otros platos.

10. Son asequibles y fáciles de encontrar. Las semillas de sésamo negro son relativamente asequibles y se pueden encontrar en la mayoría de las tiendas de comestibles.

Ejemplos específicos de cómo agregar semillas de sésamo negro a la dieta:

  • Agréguelas a su ensalada favorita para agregar un toque crujiente y nutritivo.
  • Úselas para hacer un aderezo para ensaladas o un dip saludable.
  • Agregue un poco de semillas de sésamo negro a su yogur o avena para un desayuno o refrigerio nutritivo.
  • Úselas para hacer galletas, pan o otros productos horneados.
  • Agregue un poco de semillas de sésamo negro a sus platos de arroz o pasta para agregar un toque de sabor y nutrientes.
Recibir Notificaciones OK No gracias