gallinas, huevos, gallinero, autosustento
agroecología ECONCIENCIA

Como tener un gallinero casero

La vida de autosustento también puede incluir la cría de gallinas para la producción de huevos. Pero si tienes jardín o huerto, es conveniente tenerlas en un pequeño gallinero, que también pude ser móvil para que no se coman tus plantas.

Construir un pequeño gallinero las mantendrá más controladas y también a resguardo de depredadores. Son unas excelentes aliadas del huerto porque se comen insectos y malezas.

Haz un dibujo en papel del gallinero

gallinas, huevos, gallinero, autosustento

Lo primero que hay que hacer es pensar cómo será el gallinero. El tamaño variará dependiendo del tipo que sea y de la cantidad de animales que quieras tener (o tengas). Por ello, es importante conocer los diferentes tipos que hay, que son:

  • Sin corral: es el más básico. Consiste en una estructura física cerrada. Cada gallina debe disponer de al menos 1,5m2 de superficie por la cual poder moverse.
  • Con corral: es un poco más difícil de construir, pero con él tus gallinas podrán disponer de más espacio por el que moverse. Cada ave debe de tener al menos 60cm2 de superficie en la parte del gallinero, y 1m2 en la parte del corral.
  • De invierno: aunque las gallinas pueden estar en su gallinero habitual en invierno si la temperatura es suave o cálida, si vivimos en una zona donde los inviernos son fríos será importante construirles un gallinero más protegido. En él, cada animal debe de tener al menos 1,5m2 de superficie.

No hay que olvidarse de asignarles un rincón donde anidar, el cual debe medir al menos 2m de largo y estar a 60cm por encima del nivel del suelo.

Elige la ubicación

Una vez decidido cómo será el gallinero, hay que pensar su ubicación. A las gallinas les gusta mucho estar en el sol, de modo que es muy aconsejable colocar lo que será su refugio en una zona donde puedan estar expuestas al astro rey.


Pero, eso sí, también han de poder disponer de sombra para el verano, por lo que construirlo cerca de una serie de árboles grandes es una excelente opción, ya que podrán tomar el sol cada vez que quieran.

Construye el gallinero

Ahora, toca pasar a la parte más interesante: la construcción. Para ello, puedes usar casetas de perro que ya no te sean de utilidad, cobertizos,… En esta ocasión, te vamos a decir cómo construir un gallinero sencillo con corral usando palets.

  1. Desmenuza los palets y saca los clavos: este paso es conveniente hacerlo bien. Con la ayuda de un martillo y unas tenazas, hay que extraer todos los clavos para evitar que, el día de mañana, puedan hacer daño a las gallinas.
  2. Comprueba que tienes todos los tablones necesarios: coloca los tablones en el suelo, juntos, y luego mídelos ver si te falta o te sobra alguno para el suelo. Haz lo mismo para las paredes y para el techo.
  3. Monta la estructura: con la ayuda de un martillo o un taladro y clavos, construye el gallinero. Si es necesario, corta los tablones con una pequeña sierra de mano para que quede bien montado.
    Coloca un tablón largo de madera sobre el techo.
  4. Haz la entrada: con la ayuda de un regla y un lápiz o bolígrafo, haz las líneas del marco de la puerta. Con una sierra eléctrica para madera, corta por las líneas para tener lista la entrada del gallinero.
  5. Haz una ventanita: por ella podrás sacar los huevos sin que tus gallinas se sientan incómodas. Por ella, ha de pasar tu mano sin problemas, pero no ha de ser demasiado grande ya que de lo contrario podrían salir.
  6. Protege las gallinas contra la lluvia: coloca un plástico sobre el tablón del gallinero para evitar que las aves se mojen. Puedes sujetarlo con clavos.
  7. Construye el corral: pon el gallinero en su ubicación definitiva, y termínalo construyendo un bonito corral. Para ello, has de colocar varillas de hierro dejando una distancia de unos 50cm entre ellas. Entiérralas unos 30cm para que queden bien sujetas. Una vez terminado, coloca tela metálica (rejilla) y sujétala a las varillas con bridas de plástico o con alambre. El gallinero ha de quedar dentro.
  8. Termina el gallinero: ahora lo único que queda es colocar paja dentro del gallinero para que estén cómodas, un bebedero y un comedero. Para que quede más original puedes decorarlo con dibujos de gallinas.

Siguiendo estos pasos, te va a algo así:

Cuando se tiene el gallinero terminado, hay que preguntarles a las gallinas qué les parece su nuevo hogar. Para ello, cógelas con cuidado, e instálalas en él. Si ves que continúan con su rutina de siempre, seguro que les encantará; en el caso de que parezca que no les termine de convencer, no te preocupes. Dales unos días y ya verás como terminan gustándole.

Ecoportal.net



Fuente

Compártelo en tus redes
Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Apoya nuestro trabajo