Una buena carcajada y un largo sueño son las mejores curas

Una buena carcajada y un largo sueño son las dos mejores remedios para todo, dice un proverbio irlandés. Y de alguna manera lo cierto es que no le falta razón. ¿Cuántas veces hemos pensado que necesitábamos descansar para encontrarnos mejor y ver las cosas de otra manera? ¿Cuántas veces una gran carcajada nos ha hecho liberar tensiones?

¿Qué pasaría si no hubiera Fiestas de fin de año?

En la medida en que se acerca el mes de diciembre, el mundo occidental, y sus colonias culturales, activan en la humanidad un desenfrenado deseo de compras-regalos-fiestas-estrenos… La TV, las radios, las iglesias, los jefes y empleados se desean mutuamente: “felices fiestas”… Se activa una atmósfera estridente de consumopatía que envuelve e invade a cristianos y no cristianos.